jueves, 5 de marzo de 2015

Si hubiese jugado ajedrez… Aldous Huxley




La totalidad está presente incluso en las piezas rotas.

Aldous Huxley es originario de Londres, su abuelo y su padre fueron biólogos. Su madre también fue una intelectual, de las primeras mujeres en estudiar en Oxford. Huxley es el tercero de cuatro hermanos, uno de ellos Julián, de profesión Biólogo.


Relata que su padre, tiempo despué de la muerte de su madre, contrajo nupcias con Rosalind, con quien procreo dos hijos, unode ellos el premio Nobel de Medicina Andrew Huxley.

De Huxley se dice que es dueño de una inteligencia maravillosa, con una enorme imaginación, posee un estilo poético y humorístico. Con cualidades que rara vez se ofrecen juntas; vivacidad imaginativa, rigor lógico, intuición poética, con una capacidad admirable para la comunicación espiritual. La contradicción, la erudición científica, literaria y humorística, se entrecruzan. Huxley es uno de los personajes más inquietantes, contradictorios y audaces de la historia de la literatura. Escritor brillante, cultivador de la llamada novela intelectual.

Su libro: “Un mundo feliz”, lo proyectó como el primer gran profeta de la era tecnológica por su cuestionamiento de los efectos del desarrollo científico. Aunque su fuente de inspiración fueron los cambios productivos y técnicos. Logró una impactante metáfora de un futuro posible en el que los humanos se fabrican en masa y las emociones son controladas por drogas.

Eterno viajero, ha vivido en: Italia, India, España, Francia Estados Unidos. El infante terrible de las letras inglesas, es autor de numerosas novelas, más de treinta libros, ha impulsado entre otras cosas: La filosofía Perenne; que es un compendio de tradiciones espirituales orientales que apuntan hacia el reencuentro del alma humana en contraposición a la amenaza de alienación que ofrece la técnica.

La vivencia directa de la trascendencia ha desaparecido de nuestra desalmada sociedad mecánica, y Huxley se pregunta si el olvido de esta experiencia no habrá sido una pérdida inestimable para el ser humano. Cuenta: en mi novela Ciego en Gaza intente resolver el conflicto entre lo intelectual y lo sexual, me pareció encontrar la respuesta en el misticismo. El arte, la ciencia, la literatura, los placeres del pensamiento y de las sensaciones: terminaron por parecerme insuficientes.

Responsable de la revisión de la decimocuarta edición de la Enciclopedia Británica. Articulista de la revista "Vedanta and the West", publicación que tenia colaboradores de gran jerarquía, como el Primer Ministro de la India Jawaharlal Nehru, el rabino Asher Block, el filósofo de la historia Arnold Toynbee; el poeta Rabindranath Tagore, el filósofo orientalista Alan Watts, etc. 


La Academia Americana de las Artes y las Letras le concedió a Huxley el Premio al Mérito Novelístico, un premio que se da cada cinco años. Otorgado anteriormente a autores como Ernest Hemingway, Thomas Mann, y Theodore Dreiser. Su novela Contrapunto, está considerada su obra maestra; la novela es un lúcido y profundo examen sobre la condición humana y sobre el destino del hombre, a la vez que un análisis inteligente de una sociedad en crisis.

Aldous Huxley formó parte de la junta directiva de la Asociación Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, que estaba compuesta, además, por Thomas Mann, y su hermano Heinrich, Romain Rolland, André Gide, Forster, Bernard Shaw, Valle-Inclán, Ricardo Baeza, José Bergamín, Máximo Gorki, Sinclair Lewis y Selma Lagerloff.

Huxley ha expresado: quizá la más grande lección de la historia es que nadie aprendió las lecciones de la historia.

Se le explica a este Señor, que rechazo el título de Caballero de la Corona Británica; al anarquista, vegetariano, pacifista, novelista, ensayista, crítico, poeta, guionista de cine; periodista, crítico de arte, al célebre autor de un “Mundo Feliz” que al nombrarle la preguntas, deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente.

A continuación la transcripción de sus repuestas:

El ajedrez.

La disciplina no es el único instrumento formativo del carácter. Uno de los descubrimientos psicológicos más importantes de los tiempos modernos, fue el descubrimiento de que los juegos no sólo de los niños, sino también (lo que es más significativo) de los adolescentes y de los adultos, podían aprovecharse con propósitos educativos.

Los niños.

La antigua tradición patriarcal coexiste en nuestras inteligencias con cierto anhelo de libertad y de democracia más reciente, pero incompatible con ella. En nuestro entusiasmo por lo segundo, educamos a los niños más pequeños como para que resulten seres libres, que se gobierne cada cual por sí mismo.

Y una vez que lo hemos hecho nos asustamos, y recordamos que nuestra sociedad sigue siendo jerárquica, sigue siendo altamente autoritaria, y consagramos todas nuestras energías a educarlos con el fin de que puedan ser por una parte dirigentes y por la otra subordinados obedientes.

Educamos a los niños menores como si quisiéramos que fuesen seres libres, inteligentes, responsables y que cooperen por propia voluntad; educamos a los niños mayores como para que acepten pasivamente la tradición y para que dominen a los demás o sean dominados.

Enigmas.

Resolver enigmas es ocupación que nos tienta a muchos. Toda poesía consiste, en mayor o menor grado, en enigmas, la repuesta a los cuales es, como en el caso de Dante, científica o metafísica.

El mundo.

El tablero es el mundo, las piezas son los fenómenos del Universo, las reglas del juego son lo que llamamos las leyes de la Naturaleza y el jugador en el otro lado se esconde de nosotros.

Silencio.

Después del silencio, lo que más se acerca a expresar lo inexpresable es la música. El bien de la humanidad debe consistir en que cada uno goce al máximo de la felicidad que pueda, sin disminuir la felicidad de los demás.


Arte.

En arte, la sinceridad depende del talento. Un hombre sin talento es incapaz de expresar 'honestamente' sus sentires ni sus pensamientos. En el arte existen sencilleces más difíciles que las complejidades más enrevesadas.

Experiencia.

La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede. Saber es relativamente fácil. Querer y obrar de acuerdo a lo que uno quisiera, es siempre más duro.

El Dr. Bates.

A los 17 años contraje una enfermedad de los ojos: queratitis punctata, opacidad en las córneas y me mantuvo prácticamente ciego durante 18 meses. En este lapso aprendí a leer y a tocar el piano con el sistema Braille. Fue el método del Dr. Bates, sus teorías sobre la reeducación visual efectuaron una mejora notable en mi capacidad visual. Por ello escribí “el Arte de ver” una historia de cómo recupere mi visión.
Tramposos.

Lo que pensamos determina lo que somos y lo que hacemos, y recíprocamente, lo que hacemos y lo que somos determina lo que pensamos. Las ideas falsas tienen por consecuencia malas acciones; y el hombre que se acostumbra a obrar mal, limita con ello mismo el campo de su conciencia y hasta llega a hacerle imposible pensar determinados pensamientos. En la vida, la ética y la metafísica son inter dependientes.

Inteligencia.

Las personas totalmente inteligentes son inteligentes tanto en relación a su mismo ser, como en relación al mundo exterior. Me explico: Hay una inteligencia que consiste en la captación e interpretación de las cosas y de los acontecimientos del mundo exterior, y en la habilidad especial para tratarlos; y hay esa otra inteligencia, que consiste en la captación e interpretación de los fenómenos del mundo interior, y en la habilidad para tratarlos. En otras palabras, hay una inteligencia que se refiere al 'no yo' y otra que se relaciona con el 'yo'.

Nuestra educación.

Toda nuestra educación es predominantemente verbal y, en consecuencia, no cumple la función que teóricamente se le asigna. En lugar de transformar a los niños en adultos plenamente desarrollados, produce estudiantes de ciencias naturales que nada saben de la Naturaleza como hecho primordial de la experiencia e impone al mundo estudiantes de Humanidades que nada saben de humanidad, ni de la suya ni de la ajena.

Propaganda.

Hay dos clases de propaganda: la propaganda racional a favor de la acción que está de acuerdo con el ilustrado interés propio de quienes la hacen y de aquellos a quienes está dirigida, y la propaganda no racional que no está de acuerdo con el interés propio de nadie, sino que está dictada, y excitada, por pasiones, ciegos impulsos e inconscientes ansias y temores.

La propaganda en favor de la acción que está de acuerdo con el propio interés ilustrado apela a la razón mediante argumentos lógicos basados en las mejores probanzas disponibles, con honradez.

La propaganda en favor de la acción dictada por impulsos que están por debajo del propio interés ofrece pruebas falsas, amañadas o incompletas, elude el argumento lógico y trata de influir en sus víctimas mediante la mera repetición de consignas, la furiosa denuncia contra víctimas propiciatorias extranjeras o nacionales y la astuta asociación de las más bajas pasiones con los más altos ideales.

Político.

Cuanto más siniestros son los deseos de un político, más pomposa, en general, se vuelve la nobleza de su lenguaje.

Filosofía y propaganda.

La filosofía nos enseña a sentir incertidumbre ante las cosas que nos parecen evidentes. La propaganda, en cambio, nos enseña a aceptar como evidentes cosas sobre las cuales sería razonable suspender nuestro juicio o sentir dudas.

Dijo Hitler: "el propagandista debe adoptar una actitud sistemáticamente unilateral frente a cualquier problema que aborde’. Nunca debe admitir que tal vez esté equivocado o que las personas con una opinión distinta tal vez tengan parcialmente razón. No se debe discutir con los adversarios: hay que atacarlos, callarlos a gritos o, si molestan demasiado, liquidarlos.

Los dictadores de hoy confían principalmente en la repetición, la supresión y la racionalización: la repetición de las consignas que desean que sean aceptadas como verdades, la supresión de hechos que desean que sean ignorados. Las masas siempre están convencidas de que "el derecho está de parte del agresor activo.

Ignorancia.

La mayoría de la ignorancia es ignorancia vencible. No sabemos porque no queremos saber. Es nuestra voluntad la que decide cómo y sobre qué materias usaremos nuestra inteligencia. Quienes detectan carencia de significado en el mundo generalmente lo hacen porque, por una u otra razón, cuadra bien con sus libros que el mundo debe ser sin sentido.

Publicidad.

A cargo de la publicidad, vemos al antidemocrático, por anti racional, doctor en psicología y tiene también un título universitario en ciencias sociales. Es un analista de motivaciones, y su misión es estudiar las debilidades y flaquezas humanas, investigar esos deseos y miedos inconscientes que determinan parte tan importante del pensar consciente y el obrar abierto de los hombres. Y hace esto, no con el espíritu moralista que trata de hacer mejor a la gente, o del médico que desearía mejorar la salud del paciente, sino simplemente con objeto de abusar de la ignorancia de los demás y explotar su falta de racionalidad en beneficio de quienes lo han contratado.

Violencia.

Como siempre, el principal resultado de la violencia es la necesidad de emplear mayor violencia.

Guerra.

La guerra no es una ley natural, ni siquiera una ley de la naturaleza humana. Existe porque los hombres así lo desean; y sabemos, así nos lo enseña la historia, que la intensidad de ese deseo ha variado desde el cero absoluto hasta el máximo frenesí.

La guerra moderna destruye con el máximo de eficiencia y el máximo de indiscriminación, y en consecuencia, implica injusticias mucho más numerosas y mucho más graves que las que se pretendan enmendar. Las guerras no concluyen con las guerras; las más de las veces terminan por una paz injusta, que hace inevitable otra guerra de venganza.

Existen hoy algunas sociedades humanas primitivas -la de los esquimales, por ejemplo-, para las cuales la guerra es algo desconocido y hasta inconcebible.

¿De qué modo comunicar la lección?

La idea de que la guerra entre naciones es justa, adecuada e inevitable continúa siendo una especie de axioma y, por así decirlo, una necesidad del pensamiento. Las espantosas experiencias de los últimos treinta años no le han enseñado a la humanidad colectiva precisamente nada. Las naciones del mundo continúan pensando, sintiendo y obrando según los antiguos modos - los modos que son positiva garantía de una caída en la catástrofe. Si los aglomerados sociales son incapaces de aprender aun con la más amarga clase de experiencia, ¿de qué modo comunicar la lección indispensable?

Pacifismo.

En India se han registrado muchos éxitos importantes, y se ha demostrado que es posible preparar cantidades enormes de hombres y mujeres, para que respondan al trato más brutal con valor sereno y con una ecuanimidad que impresiona profundamente a los perseguidores, a los espectadores más próximos y, mediante la prensa, a la opinión pública del mundo entero. El empleo de la violencia siempre va acompañado por la cólera, el odio y el temor, o por el regocijo malicioso o la crueldad consciente.

Los que quieren practicar la no violencia tienen que aprender a adquirir el dominio de sí mismos; tienen que aprender a tener tanto valor moral como valor físico; deben oponer a la cólera y la malicia una firme buena voluntad y una determinación paciente de comprender y de simpatizar.

Gandi.

De él algunavez dije: Ese asceta con taparrabo, que hace creer a los estúpidos en la mortificación de la carne, no me interesa para nada. Hoy adolorido digo: ¡Cómo pude…!

Cambiar de ideas.

En efecto, es privilegio del artista evolucionar y cambiar.

Miedo.

El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma.

Papeleta.

La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede.

Nunca es igual saber la verdad por uno mismo que tener que escucharla por otro.

Genio.

El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo.

Evolución.


Existe al menos un rincón del universo que con toda seguridad puedes mejorar, y eres tú mismo.

Entrenamiento.

Por muy lentamente que te parezca que pasan las horas, te parecerán cortas si piensas que nunca más han de volver a pasar.

¿Los ajedrecistas se hacen solos?

Los buenos fines no pueden realizarse por medios inadecuados. Los medios por los cuales tratamos de realizar una cosa tienen por lo menos tanta importancia como los mismos fines que tratamos de lograr.

Aprender.

Las palabras están ahí para explicar el significado de las cosas, de manera que el que las escucha, entienda dicho significado. En la mayoría de los casos la ignorancia es algo superable...

Innovación.

Donde el libre ejercicio de la inteligencia se permite, siempre hay personas que están dispuestas a emplear su ingenio para juzgar los fines que tradicionalmente se persiguen y también para inventar procedimientos efectivos para lograrlos. Es gracias a estos individuos, que la esencia misma de la idea de las transformaciones necesarias germina.

Entrenador sangre sudor y lágrimas.

La repugnancia a aceptar ideas preconcebidas y convertir la opinión de uno mismo en tesis antes que en hipótesis de trabajo es precisamente lo que constituye la marca de calidad, lo que constituye la naturaleza ética esencial de la actividad científica.

En las actuales circunstancias, el sistema educacional está concebido como para que produzca el mayor número posible de tontos inteligentes. No se puede proceder inteligente respecto de aquello que se ignora.

Para que uno pueda proceder inteligentemente consigo mismo, uno debe estar advertido de los verdaderos móviles que lo animan, de las fuentes secretas de su pensamiento, de sus experimentaciones y de sus acciones, de la naturaleza de sus propios sentimientos, impulsos y sensaciones, y de las circunstancias en que uno es responsable de su buen o mal comportamiento.

Saber.

La persona inteligente busca la experiencia que desea realizar.

¡No la vi!

Una verdad sin interés puede ser eclipsada por una falsedad emocionante. Los hechos no dejan de existir aunque se los ignore.

Transhumanismo.

El termino no es mío, es de mi hermano Julian, él escribió: "La especie humana puede, si así quiere, transcenderse a sí misma, no sólo enteramente, un individuo aquí de una manera, otro individuo allá de otra manera, sino también en su integridad, como humanidad. Necesitamos un nombre para esa nueva creencia. Quizás transhumanismo puede sirvir: el hombre sigue siendo hombre, pero trascendiéndose a sí mismo, realizando nuevas posibilidades de, y para, su naturaleza humana".

Agnosticismo.

Mi abuelo Thomas Henry Huxley, naturalista y fisiólogo, discípulo de Darwin, acuñó el término agnosticismo. Mi abuelo escribió al respecto: "Cuando alcancé la madurez intelectual, y comencé a preguntarme si era un ateo, teísta o panteísta, materialista o idealista, cristiano o librepensador, me encontré con que mientras más aprendía y reflexionaba, menos cerca estaba la respuesta, hasta que llegué a la conclusión que no tenía arte ni parte en ninguna de estas denominaciones excepto la última.

La única cosa en la cual esta buena gente estaba de acuerdo era en la que yo difería de ellos. Estaban bastante seguros de que habían alcanzado una cierta "gnosis", de que habían solucionado más o menos el problema de la existencia; mientras que yo estaba seguro de que no lo había hecho, y tenía una convicción bastante fuerte de que el problema era irresoluble. Y, con Hume y Kant de mi lado, no podía pensar de mí como presuntuoso por aferrarme a esa opinión.

Así que me puse a pensar, e inventé lo que concebí como el titulo apropiado de "agnóstico". Vino a mi mente como la sugestiva antítesis del "gnóstico" de la historia de la iglesia, que profesaba saber tanto de las cosas que yo ignoraba; y aproveché la primera oportunidad de hacerla desfilar en nuestra Sociedad, para demostrar que yo también tenía cola, como los otros zorros.

Es erróneo que una persona diga que está seguro de la verdad objetiva de una proposición a menos que pueda dar evidencia que justifique lógicamente esa certeza. Esto es lo que el agnosticismo, y en mi opinión, todo lo que es esencial para el agnosticismo".

Burgués.

Es el perfecto animal humano domesticado.

GM.

Las personas debemos el progreso a los insatisfechos.


Sicodelia

Es la adaptación al castellano del inglés psychedelia, un neologismo formado a partir de las palabras griegas ψυχή, "alma", y δήλομαι, "manifestar". La palabra psicodélico fue inventada por el psicólogo británico Humphry Osmond y significa "que manifiesta el alma"

El uso de las drogas psicodélicas.

Algunos científicos y humanistas, convencidos de las posibilidades benéficas de las drogas psicodélicas para los humanos, han investigado y promocionado su uso responsable, entre ellos se cuentan Albert Hofmann, , Humphry Osmond y Timothy Leary, yo mismo. El uso medicinal de estos fármacos constituye la psicoterapia psicodélica.

Albert Hofmann.

Hofmann fue doctor Honoris Causa en Harvard, Zurich, Estocolmo y Berlín y fue también eterno candidato al Nobel de Química. Durante la investigación de los alcaloides del cornezuelo del centeno -un hongo parásito de las gramináceas-, que Albert absorbió 'accidentalmente' una pequeña cantidad de LSD-25, el compuesto visionario más potente descubierto hasta el momento.

En la historia del LSD Hofmann relata las primeras investigaciones que se llevaron a cabo con la LSD, sobretodo en el campo de la psiquiatría, por el potencial de esta sustancia de desvelar lo oculto que hay en la mente humana (el inconsciente).

Jünger.

Jünger tuvo siempre la opinión de que el uso de estos fármacos debería mantenerse en una esfera restringida de intelectuales, poetas y filósofos, mientras que yo, mantengo la expectativa de que un uso más amplio de estas herramientas pudiera ofrecer una oportunidad de 'iluminación' a amplias capas de la sociedad.

Leary

Él optó por la popularización sin restricciones de estas sustancias, situándolas en la base de lo que pretendía que fuera una revolución cultural, con mayúsculas, en la sociedad occidental.

Las puertas de la percepción la escribió usted bajo el influjo de la Mezcalina

Sí, y a continuación recita los versos de " en los versos de William Blake:

Si las puertas de la percepción se abrieran todo aparecería al ser humano tal y como es: infinito. Dado que el hombre se ha limitado a sí mismo, divisando las cosas a través de las estrechas rendijas de su propia caverna"

Cito a Husley el Haiku de Shiki:

Rosas:
Las flores son fáciles de pintar;
Difíciles las hojas.

Expresa, de manera indirecta, exactamente lo que yo entonces sentía: la excesiva y demasiado evidente gloria de las flores, en contraste con el milagro más sutil de su follaje.

John C. Lilly

Biólogo, Medico psicoanalista, inventor Fue también un pionero en el intento de la comunicación -interespecies- entre los seres humanos y los delfines

Lilly poseia conocimientos de neuroanatomía, neuropsicología, electrónica, biofísica y teoría de la informática- contribuyó a descifrar los circuitos cerebrales del placer y del dolor

Lilly se pregunto alguna vez ¿Qué le pasaría al cerebro si se le privara de toda información sensorial? La mayoría de los científicos pensaron que sin estimulación quedaría inconsciente, pero nadie hasta el memento lo había intentado. Lilly construyó el primer tanque de aislamiento - un tanque oscuro, insonorizado, con vacío ultrasalino, cuya primera versión requería unas gafas de buceo- y se sumergió en él.

En vez de quedar adormecido en semejante mar artificial, el cerebro de Lilly provocó su sorpresa al experimentar sueños, ilusiones, trances, apariciones místicas y viajes extracorpóreos. "Estás inmerso en un silencio embrionario a doscientos kilómetros en el espacio profundo -escribía en The deep self, un libro que cuenta sus vivencias en el interior del tanque -, y de repente el conocimiento, la vibración universal, empieza a impregnar la conciencia, precipitándose en todas direcciones.

Utopías químicas.

una "pildora para la verdad y la belleza". Sería algo como la psilocibina pero no tóxica. Además el hombre podria activar o desactivar sus efectos a voluntad. Debemos reconocer que la gente ya selecciona productos quimicos que alteran su conciencia. No se contentan con dos semanas de "vacaciones al año"

E2-E4

Manuel Göttsching produce en su casa esta cinra. Surge como una improvisada pieza de casi una hora de duración dividida en nueve pistas ininterrumpidas. Un intenso viaje cuyos primeros compases parten del más absoluto silencio. Poco a poco la música alza el vuelo y en apenas unos minutos ya bate sus alas hacia un mar de repeticiones, ecos infinitos y ritmos que cabalgan y se reciclan una y otra vez hasta perderse en las profundidades. Aparecen entonces las primeras melodías y comienza la descarga de endorfinas.

El track sigue fluyendo, como una nana electrónica que te abraza y te mece, te agita y te arroja a un anestesiante letargo. Parece que el ritmo cesa, pero entonces surge la guitarra de Göttsching, primero tímida, después inspirada y brillante. Y cuando uno cree que ya lo ha escuchado todo, siempre descubre algo nuevo, como que a lo largo de todo el corte el bombo ha estado golpeando tres veces y no cuatro. El viaje continúa, y así hasta que guitarra y sintetizadores se funden en una apoteosis que se extiende hasta las últimas notas. Por fin se hace la calma, y la música cesa.

Un mundo feliz.

El Mundo Feliz de mi fábula, la conducta socialmente deseable queda asegurada por un doble tratamiento de manipulación genética y acondicionamiento postnatal. Las criaturas se gestaban en botellas y se obtenía un alto grado de uniformidad en el producto humano mediante la utilización de huevos de un limitado número de madres y tratando cada huevo de modo que se dividiera una y otra vez, produciendo gemelos en hornadas de cien o más. Era posible así producir uniformes mentalidades maquinales para máquinas uniformes. Y la uniformidad de estas mentalidades maquinales quedaba perfeccionada después del nacimiento con el acondicionamiento infantil, la hipnopedia y una euforia química el "Soma"

Las gentes son felices; tienen cuanto desean, y no desean nunca lo que no pueden tener. Están a gusto; están seguras; nunca están enfermas; no tienen miedo de la muerte; viven en una bendita ignorancia de la pasión y la vejez ¡no están cargados de padres ni madres; no tienen esposas, ni amantes que les causen emociones violentas; están acondicionados de tal suerte que, prácticamente, no pueden dejar de comportarse como deben. Y si cualquier cosa no anda bien, ahí está el soma.

Televisión.

Sentados ante sus televisores es donde cualquier historia o noticia, por dramática que sea, se "ablanda", se "trivializa", sentados cómodamente ante su televisor, y con garantía de pan suficiente a la hora de comer, ¿quién tiene interés en gobernarse o confrontarse a sí mismo?

¿Quién, ya ahí, quiere ser libre? Diremos hágannos sus esclavos pero aliméntennos, aliméntennos con pan y /o con televisión.

Hombre.

Tal vez, sólo los genios son verdaderos hombres.

Mirones.

Los vecinos que uno nunca ve de cerca son los vecinos ideales y perfectos.

Concentración.

El hombre silencioso no presta testimonio contra sí mismo.

Nuestro sistema educativo.

En un mundo donde la educación es predominantemente verbal, las personas muy cultas hallan punto menos que imposible dedicar una seria atención a lo que no sea palabras y nociones. Siempre hay dinero y doctorados para la culta necedad de lo que constituye entre los eruditos el problemas más importante: ¿Quién influyó en quien para decir tal o cual cosa en tal o cual ocasión. En cambio, apenas se hace el menor caso a las humanidades no verbales, a las artes de percibir directamente los hechos concretos de nuestra existencia.

La palabra.

Cuanto más pienso en ello, más me convenzo de que hay algo inútil, mediocre y hasta -siento la tentación de decirlo - afectado en la palabra- En cambio, ¡cómo impresiona la gravedad y el silencio de la Naturaleza, cuando se está cara a cara con ella, sin nada que nos distraiga.


¿El colofón a  esta entrevista?

Es bastante vergonzoso haber estado ocupado durante toda la vida por el problema del ser humano y haber descubierto que uno no tiene mucho más que ofrecer. A modo de consejo, el consabido: intenta ser un poco más amable.

Idea y recopilación.

Dr. Gabriel Capó Vidal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada