viernes, 20 de febrero de 2015

La partida de ajedrez de Alexander Alekhine contra Carl Gustav Jung

El rostro de aquel tiempo
Foto © Sergey Larenko

El rostro de aquel tiempo


Fue una sorpresa verlos sentados, como a cualquier parroquiano dentro del café, jugando una partida de ajedrez. Me acerque silenciosamente a mirar los acontecimientos del juego.

La partida había avanzado hasta el medio juego. Cuando me aproximaba, a mis oídos llegaron las palabras de Alekinne dirigidas a Jung: …al jugador que más admiró es a Capablanca porque destronó a un judío de su título mundial.

Jung le señala: ¡Me gusta su estilo de jugar! –refiriéndose al de Alekinne-. Su ataque es soberbio, acorde al espíritu de estos tiempos, el de un líder. ¡Usted se deja tocar por su inconsciente!

En cambio la concepción semita admite la idea de la defensa pura, -le respondió Alex- y prosiguió: cuando juego al ajedrez, dentro de mí se libra una extraña batalla entre la fantasía y por un lado la sensatez. En mi el exceso de imaginación o del pensamiento racional puede ser igualmente peligroso. Esas dos fuerzas tiran hacia lados opuestos y sin embargo, hay que mantenerlas en armonía, trato de hacerlo siempre que puedo. No obstante predomina en mí la fantasía, actúa dentro de mí con mayor intensidad.
.
A lo que Jung respondió: son individuales, los diversos caminos a las fantasías. Muchos tienen mayor facilidad para escribirlas, otros las visualizan, y aún otros las dibujan o las pintan. Usted lo hace en el tablero de ajedrez. Sé que usted pasara a la historia del ajedrez como un gran artista, un creador de lienzos ajedrecísticos dignos de memoria. Usted le ofrece al mundo creaciones llenas de ideas audaces, originales, repletas de fantasía. Usted lucha por la belleza y la profundidad.

Pensando en su próxima jugada, Aljechin le revela: el ajedrez no es para mí un juego, sino un arte. Toda mi vida he fantaseado con nunca perder y morir siendo el campeón. Yo no juego al ajedrez, yo lucho durante la partida, trato de combinar la táctica con la estrategia, lo fantástico con lo científico, el juego de combinaciones. Examino con atención las ventajas e inconvenientes de cada posición. El tablero de ajedrez debe vibrar, como si una horda de elefantes irrumpieran sobre el.

Alex se enroca y asegura: Estaría feliz de crear solo, sin la necesidad de un oponente considerando solo mi propio plan, para producir algo bello, de valor.

Carl Jung asiente y le comenta: usted es un ser de inagotable fantasía, un maestro que despliega una gran profundidad en sus planes. Usted puede imaginar combinaciones, donde otros jamás la sospecharían. Posee un intelecto muy desarrollado, que es una fuente inagotable de ideas, de planes de juego y combinaciones, que surgen de su inconsciente; además tiene usted una sólida instrucción. Le aseguro que no me equivoco, las generaciones por venir admiraran nuestra obra, la fuerza de nuestro genio.

Jung le clarifica: El arte es una especie de innata unidad que se apodera de un ser humano y lo convierte en su instrumento. El artista no es una persona dotada de libre albedrío que busca su propio beneficio, sino un arte que permite hacer realidad su propósito a través de él. La lucha es; el de la luz contra las tinieblas, el saber contra la ignorancia, el bien contra el mal, donde el simbolismo del blanco y el negro adquiere todo su valor.

Sonriente Jung le explica: Las fantasías se cumplen, el ajedrez es vanidad.

Asiente Alekinne. ¡Es sorprendente que lo mencione, siempre lo he pensado así!

Jung se alarga: La fantasía no es igual a nada. Por supuesto no es un objeto tangible, pero no deja de ser un hecho. Es una forma de energía aunque no podamos medirla. La fantasía es tanto pensamiento como sentimiento, es tanto intuición como sensación. La fantasía aparece unas veces como algo primordial y otras veces aparece como un producto último y audaz de la síntesis de todas las facultades.

Por ello a mí la fantasía me aparece como la expresión más clara de la actividad psíquica específica. La fantasía es, ante todo, la actividad creativa de la que brotan las respuestas a todas las preguntas que pueden contestarse, es la madre de todas las posibilidades. Sin jugar con la fantasía nunca a nacido ningún trabajo creativo. La deuda que tenemos a la obra de la imaginación es incalculable.

Existen en la humanidad grandes individuos, usted es uno de ellos. Las diferencias que hay entre los individuos están basadas en el conocimiento de ellos mismos, en las cosas que ocurren en ellos mismos. Pero ni siquiera personas, como usted son capaces de saber lo que sucede en sus propias consciencias. Porque no son conscientes del hecho de que mientras viven una vida consciente, todo el tiempo un mito actúa en su inconsciente.


¿Un mito? -pregunta extrañado Alexander-

-Sí, un mito que se extiende a lo largo de los siglos, de ideas arquetípicas que fluyen por un individuo a través de los siglos. Es como un fluir continúo. Y eso sale a la luz en los grandes movimientos. Movimientos espirituales o políticos como el vivimos hoy con el Fuhrer. Predije el surgimiento del nazismo en Alemania a través de la observación de mis pacientes alemanes. Tuvieron sueños en los que se preveían los hechos, y en gran detalle.


Alexander, señala ¿Lo que usted llama el inconsciente colectivo? -al parecer se refiere a alguna cuestión que el psicoanalista le comentó a Alex antes de mi llegada-

-Le contaré algo: en octubre de 1913, encontrándome en el tren que le llevaba de Zurich a Schaffhausen, me sucedió este extraño hecho; una vez en el túnel, perdí la conciencia de tiempo y de lugar. Me desperté al cabo de una hora oyendo anunciar al conductor la llegada a Schaffhausen. Durante todo ese tiempo fue víctima de una alucinación, de un sueño de vigilia: veía el mapa de Europa y veía cómo el mar la iba cubriendo país por país empezando por Francia y Alemania. Poco tiempo después, todo el continente se encontraba bajo el agua, a excepción de Suiza, que era como una montaña muy alta, a la cual las olas no podían sumergir. Me vi sentado sobre la montaña. Y al mirar a mí alrededor; me di cuenta de que el mar era sangre, y comencé a distinguir sobre las olas los cadáveres, los tejados de las casas, vigas medio quemadas. Poco después la primera guerra estallo. Por fin comprendía que mis sueños y visiones procedían del subsuelo del inconsciente colectivo.

Entonces los sueños son la vía regia…

Molesto Jung no deja que Alekine termine la frase, alzando la voz, le dice: la vía regia al inconsciente... no es el sueño, como pensó Freud, sino el complejo, arquitecto de los sueños y los síntomas. Esta vía tampoco es tan "real", ya que el camino señalado por el complejo es más bien un sendero escabroso y extremadamente tortuoso. Los sueños reflejan «arquetipos: huellas de memoria heredadas de nuestro pasado evolutivo. Los sueños de volar y de caer, por ejemplo, son recuerdos genéticos de antepasados que saltaban por las ramas de los árboles y de vez en cuando se caían al suelo.

Tisha se sirvió de la botella de vino de "Lafite" una generosa cantidad, y alzando su vaso, dijo: ¡Salud por el ajedrez ario! ¡Alguna vez los hombres tuvieron que ser semidioses; si no, no habrían inventado el ajedrez! ¡Salud por Philidor, Labourdonnais, Anderssen, Morphy, Tchigorin, Pillsbury, Marshall, Capablanca, Bogoljubov, Euwe, Eliskases y Keres!

Jung pronuncia: el filósofo Friedrich Nietzsche dijo: "El hombre trabaja y conoce, los dioses juegan". A propósito tiene usted que defender al ajedrez ario frente a Fine, un oponente que aspira a disputarle el título.

Tisha frunce el seño y exclama: ¡Eso no sucederá nunca! Su concepción del juego es puramente tradicional; no arriesga nada. Pero busca aplicar esta vieja política a través de caminos relativamente nuevos, y nunca a través de jugadas de espera o con tácticas defensivas. Se dedica a mejorar el estudio de líneas secundarias en las aperturas; por ejemplo: para mejorar sus posibilidades prácticas emprendió la tarea de modernizar el antiguo manual inglés de griffith & white, a consecuencia del cual tuvo que estudiar miles y miles de variantes. Con estos amplios conocimientos de la moderna teoría logró alcanzar un éxito parcial en el torneo A.V.R.O. en medio de la sorpresa general; éxito, por otra parte, que jamás se volverá a repetir." Me parece que Fine han contaminado la pureza del juego

¿Cuál es la idea de la defensa? -se pregunta Alex en voz alta-

Jung no lo deja terminar y locuaz responde: Es la de parar un golpe.

Sí - complementa Alex- se espera el golpe que se debe detener. En otras palabras ¡el temor a la lucha! Imagen muy triste de la actividad intelectual. En el ajedrez hay dos tipos de profesionales, en primer lugar, los que aportan su trabajo y sacrifican muchas cosas, sólo para poder dedicarse al objeto de su pasión. Estas "víctimas de arte “como las llamo, no puede ser culpados por el hecho, de que para ganarse el pan diario, den a la gente, una cantidad enorme de disfrute estético y espiritual. ¡Qué enorme diferencia del profesional del ajedrez judío, que se refugia en la seguridad; como Steintz, Lasker o Schlechter que representa el ajedrez, carente de la voluntad de ganar, sin ambición, siempre dispuesto a adoptar el empate. El mismo Lasker, dijo de Schlechter, “su ajedrez es un ajedrez sin estilo". Un maestro de ajedrez debería ser un monje sobrio y un depredador. Un depredador en relación con el adversario y un asceta en la vida cotidiana.

A continuación, pensativo Carl movió su caballo y después menciono: ¿A qué se debió entonces el triunfo de Keres y de Fine?

Los maestros de ajedrez, los veteranos, hubimos de actuar en un ambiente poco adecuado y de ningún modo en armonía con el espíritu elevado que reclama el arte del ajedrez; a pesar de ello, se consiguieron excelentes resultados individuales. Déjeme decirle que los jugadores fueron llevados, de aquí, para allá, con el inevitable cansancio físico. Alex alza la voz ¡Fuimos llevados a ciudades, a pueblos holandeses, como si fuésemos objetos de exhibición!

Oyendo la charla y mirando el tablero, me quede cavilando que Rubén Fine fue el único jugador que le ganó a alekhine ambas partidas. Alekinne mueve un alfil, pero estoy más interesado en la charla, que en la partida de ajedrez, que por adelantado sé quien la ganara. Me interesa más la charla de estos egos.

Alexander a continuación le dice a Jung: Freud no compartía su interés por la parapsicología.

Jung frunce el seño y le explica: ¡Como yo no creía en sus teorías sexuales! Freud no se preguntó nunca por qué debía hablar constantemente sobre el sexo, ¡por qué este pensamiento le poseía, fue un prisionero de un punto de vista!. ¡Las obras de Sigmund han sido quemadas públicamente! ¡El inconsciente ario encierra mayor potencial que el judío! El Führer es un espejo de todo el inconsciente germano. El judío, como “nómada”, no puede crear jamás una cultura propia; para desarrollar sus instintos y talentos tiene que apoyarse en un pueblo anfitrión más o menos civilizado. A mi juicio la psicología de Freud ha cometido un grave error al aplicar indiscriminadamente categorías, que ni siquiera son válidas para todos los judíos, a los germanos cristianos o eslavos. Esta psicología ha sostenido que el secreto más precioso de los germanos, el fondo de su alma creadora y llena de fantasía, solo es un pantano infantil y banal.

Quiero revelar la imposibilidad del psicoanálisis judío de explicar el surgimiento del nacionalsocialismo, y lo acertado y útil que resultaba su propia psicología en este sentido. ¿Ha podido el psicoanálisis de Freud esclarecer la grandiosa aparición del nacionalsocialismo al que todo el mundo observa con los ojos llenos de sorpresa? ¿Dónde se encontraba el ímpetu silencioso y la fuerza cuando todavía no había nacionalsocialismo? Ella se encontraba escondida en el alma germana, en aquel profundo fondo, el cual es todo lo contrario a la cloaca de los deseos infantiles insatisfechos y de los resentimientos familiares latentes. La concepción de Freud sobre la neurosis es solo una sucia fantasía de adolescente tenida por su autor. Debe ser prohibido el psicoanálisis judío, como es conocido, contra la necedad no se puede hacer nada, pero en este caso los arios pueden señalar que con Freud y Adler se están predicando públicamente puntos de vista específicamente judíos. Puntos de vista que, por cierto, tienen un carácter esencialmente destructor.

El campeón del ajedrez sentencia: se recompensa mal a un maestro, si se permanece siempre siendo su discípulo.

Radiante Jung dice: es una excelente frase de Nietzsche. Lo leí con frenesí en mi juventud, a él, tanto como a Goethe.

Alenxander inquiere a Jung: existen rumores, que hablan de que su abuelo, fue hijo natural de Goethe.

Responde Jung: Esta enojosa historia me afectó hasta el punto de parecerme que explicaba y fortalecía al mismo tiempo mis extrañas reacciones acerca de su obra “Fausto”. No pensaba en una reencarnación, pero creía instintivamente en el concepto de lo que los indios denominan karma. Puesto que en ese entonces desconocía por completo la existencia de lo inconsciente, me resultaba imposible una comprensión psicológica de mis reacciones.

Ignoraba en ese entonces que el futuro se prefigura a largo plazo en el inconsciente y hasta qué punto pueden errar sobre ello los clarividentes. Así, por ejemplo Jakob Burckhardt grita: "Esto es el fin de Alemania" al conocer la noticia de la coronación del Káiser en Versalles. Los arquetipos de Wagner llamaban ya a las puertas y con ellos llegó la vivencia dionisíaca de Nietzche, que se adecua mejor al dios de la embriaguez Wotan. La altivez de la era guillermina enajenaba a Europa y preparaba la catástrofe de 1914.

Carl le pregunta a Alekinne ¿conoce usted a Goring, tengo una excelente amistad con su primo?

¡No, no! le responde Aljechin. Y cuestiona al psicólogo: ¿y usted conoce a Has Frank, quien es un excelente ajedrecista? Le ha brindado un incondicional apoyo al ajedrez alemán. Tengo la suerte de contar con su amistad.

No lo conozco, pero sé que durante la ocupación alemana de Polonia, se le nombro gobernador- afirma Jung-

Jung se acerca a Alekinne, sonríe y le cuenta: He tenido noticia de la anécdota ocurrida con motivo de la simultáneas a ciegas que usted desarrolló en Praga en contra 32 oficiales alemanes. Se cuenta que una vez que el General alemán anunció que inclinaba su rey, entonces usted se acercó al tablero y le sugirió cambiar los colores, continuando la partida a partir de esa posición de abandono. El militar aceptó el envite y tras realizar usted su jugada, el General realizó la suya… poco después y tras una serie de jugadas posteriores se relata que el militar alemán volvió a rendirse de nuevo. Pero usted una vez más, le propuso volver a cambiar los colores y continuar a partir de la nueva posición de abandono, por segunda vez el oficial alemán aceptó su reto y tras una serie de jugadas posteriores, usted le dio finalmente jaque mate.

Envanecido Alex asiente con la cabeza y ríe a carcajadas.

Me asombra su capacidad para jugar a ciegas le confiesa Jung al Campeón.

A lo que Alex responde: Yo creo que el secreto está en la agudeza innata de la memoria para desarrollar un adecuado y profundo conocimiento del tablero de ajedrez y una profunda penetración en la esencia del juego de ajedrez. Nada sobrenatural.


Alekine prosigue; tanto Steinitz como Lasker fueron tácticos, aunque ambos trataron de persuadir a todo el mundo de que en realidad eran estrategas.


Pero Carl Jung ya no está interesado en el tema y no le responde, toca una pieza y exclama ¡compongo!


Alekine dice: a mí se me critica por gustarme las mujeres de más edad que yo. Le aseguro que no tengo ningún complejo de Edipo. Con mi última mujer es con la que más he durado, no la puedo dejar.


Jung se cita: el Animus de la mujer se parece más a una mente inconsciente. Se manifiesta negativamente en ideas fijas, opiniones colectivas e inconscientes suposiciones a priori que reclaman ser verdades absolutas. -el psicólogo sonríe y le revela a Alex- Cuando alguien dice no puedo dejar a esa mujer aunque lo quiera hacer, eso es el Ánima.


Carl mira la oportunidad de una ventaja y le pregunta ¿qué edad tiene su mujer? Y agrega ¿fue su madre quien le enseño el ajedrez o alguna figura materna? a la vez que le cambia las damas.


Alekinne enrojece, no responde, concentrándose en su juego.


Jung sigue hablando: infiero que el arquetipo de su mujer (un arquetipo representa modelos de ser y actuar que reconocemos a partir del inconsciente colectivo) es el maternal, la mágica autoridad de lo femenino; la sabiduría y la altura espiritual más allá del intelecto; lo bondadoso, protector, sustentador, lo que da crecimiento, fertilidad y alimento. La que puede trabajar cómodamente como compañera, colega o confidente. Es paciente, leal una perfecta secretaria ejecutiva.


Jung le cuenta a Alexander, durante mi descripción, he fantaseado por un momento que usted ha tenido cinco mujeres y mire su nombre envuelto en un escándalo, sobre una partida, cuyo nombre será el de cinco damas.


Increíble, ¿cómo ha intuido, el número de mis mujeres?


A continuación Alex le contó a Carl una ensoñación recurrente, en sus sueños diurnos se le aparece en forma repetida, una figura sombría, cuyo nombre es Germán. Esta figura corresponde a un hombre esquizofrénico, altamente inteligente, completamente cínico y amoral, que le reclamaba su alcoholismo. En el sueño Alex trata de alcanzar la cúspide de una alta montaña, y unas mujeres que lo acompañan intentan traerlo a las profundidades.


Jung le explica: Con usted tendría que usar, una forma de meditar imaginativamente, con la cual podemos entrar de forma deliberada en contacto con su inconsciente, hacer una conexión consciente, de sus fenómenos psíquicos y poner fin al asunto con este Germán interior, en una conversación franca. Dejando que las cosas sucedan; la acción a través de la no-acción, dejarse ir uno mismo, dejar que las cosas pasen en la psique. La consciencia está eternamente interfiriendo, ayudando, corrigiendo y negando, y nunca deja el desarrollo simple de los procesos psíquicos en paz. En fin es una técnica, que he nombrado: Fantasía Activa.


Jung diagnostica y le dice al ajedrecista: su recuperación del alcoholismo sería prácticamente imposible, a no ser que lo enfocara desde un punto de vista centrado en la espiritualidad y la experiencia mística, y hacer consciente que su madre bebía.


Alex le dice: No puedo imaginar que después de la muerte no haya nada. No asisto a la iglesia, pero creo en la inmortalidad del alma. -y de inmediato cambia de tema- preguntando a Carl: ¿le gustan los gatos?
Jung le expresa: ¡El gato es un arquetipo! En Egipto la muerte del gato constituía una auténtica tragedia, para la familia que se ponía de luto y se afeitaba la cabeza y las cejas. El animal era embalsamado y enterrado en importantes necrópolis gatunas como la descubierta en 1888 en la ciudad de Beni Hasan en la que se hallaron cerca de 300.000 momias de gato embalsamadas, algunas de ellas metidas en sus pequeños sarcófagos de forma gatuna. El gato egipcio, precioso y divinizado, estaba extremadamente protegido por las leyes y era considerado patrimonio nacional. Las leyes penaban con la muerte a los contrabandistas que osaran sacarlo de las fronteras de Egipto. Bajo el cristianismo, el gato dejó de ser venerado como el símbolo positivo de la fertilidad y maternidad que había sido para los antiguos egipcios.
En Grecia se los consideraba atributo de la diosa Diana. En la mitología nórdica, el carro de la diosa Freya estaba tirado por felinos. Durante la Edad Media fue asociado a lo satánico y a la brujería, por lo que fue perseguido y se le mataba cruelmente. La afinidad entre las mujeres y los gatos ha sido un arquetipo a través de la historia, y en la literatura. Ciertos rasgos considerados como felinos se traspasan con frecuencia a las mujeres. Independencia, lubricidad, hermetismo y capacidad de traicionar son cualidades que Lope de Vega asigna a las gatas en La Gatomaquia. El gato es un arquetipo erótico femenino

Por escuchar las explicaciones del psicoanalista, retire mi atención de lo que sucedía en el tablero, perdiéndome de un par de movimientos rápidos de ambas partes.

Alzando su dedo índice y diciendo sí con la cabeza Alex comento: lo entiendo. Yo no podría vivir sin mi gato “Chess” replica el Campeón. Mi mujer Grace es aficionada también a los gatos. A veces juego en la cama al ajedrez con ella.

A Alex le brillan los ojos, sus pupilas que se llenan de picarda y le cuestiona a Jung: ¿supongo que usted tiene más de una amante? y desplaza con fineza su torre.

Jung enmudece y dedica un largo tiempo al análisis de la posición compleja, en la que lo ha dejado Alex, sin encontrar una continuación que le guste, se da cuenta, que ha consumido mucho tiempo, rápidamente hace un movimiento espantoso, que lo conduce a la derrota; en el preciso momento en que un gato se sube a la mesa. El mesero del café interviene y quiere desalojar al felino y se desvive en disculpas, pero Tischa no lo permite, apresa al gato dulcemente, le habla suave y lo acaricia. El gato mansamente ronronea.

Jung sonríe y exclama ¡Kotov! en ruso, la lengua materna de Alex.


Charla con Carl.

Al irse Alekinne, Jung me invita a sentarme. El azul del cielo, inicia a combinarse con amenazadores tonos de gris. Aprovecho su invitación y le digo: Usted y Alekinne tienen ciertas similitudes: son bien parecidos, hablan varios idiomas, son cultos; admiradores del nacional socialismo, en su infancia fueron solitarios, apegados a los abuelos. Usted lo fue a su abuelo y Alex de la abuela. Ambos pertenecen a la logia masónica. Los dos están casados con mujeres adineradas y ambos son unos trotamundos.
En su niñez Alekinne según sus palabras supo de su talento y desde entonces sintió una profunda y urgente pasión por jugar ajedrez, asegurando: Lo que me hizo convertir en Gran Maestro fue, primero, la búsqueda de la verdad y segundo, la necesidad de luchar. Y usted desde su niñez ha buscado la verdad y ha librado varias batallas. Usted ha tenido brotes psicóticos, se dice que Alekinne también. Y es sabido que ustedes han tenido amoríos fuera del matrimonio.

Jung se aclara la voz y exclama: efectivamente tenemos algunas afinidades.


Se habla de su amorío con una rusa compatriota de Alekinne, Sabina Spielrein a quien usted trato y curó con el método de Freud. ¿Podría explicarme, decirme como lo hizo?

-Preferiría hablarle de un reciente caso, de una pintora inglesa, donde use mis propias técnicas.
Ella sufrió tratamientos de shock por medio de la insulina y de electricidad. Fue internada contra su voluntad, esta terapia le produjo, lo que ella recuerda como un terremoto mental, que la separó violentamente de sus sentimientos de invulnerabilidad, para ella significo una muerte psíquica y un renacimiento.

Desde muy joven, a ella le atraía el escribir y el pintar, inclinaciones que chocaban con los planes que para ella tenía su padre. Se concilio que acudiera a clases de pintura en la escuela de arte de Amédée Ozentant. Ella me relató que fue odioso: "Dibujé una manzana durante seis meses, la misma manzana que ya parecía una momia"

Durante ese tiempo curioseando en las tiendas de libros usados de West Kensington, camino a sus clases, esta joven descubrió algunos libros sobre alquimia y lo esotérico, así como las obras de Alexandra David-Neel y de Sir James Frazer. With Mystics and Magicians in Tibet e Initations and Initiates in Tibet que describen detalladamente los recorridos de una mujer independiente durante un viaje de iluminación en los Himalayas. Así como La rama dorada publicada en 1890 de Frazer, libro en el que se exploran los orígenes paganos del dogma cristiano y se demuestra la influencia de la agricultura en la religión.

Fue una feliz coincidencia, aquellas lecturas, porque cuando ella me visito, yo ya tenía en mente ideas y trabajos, que darían forma a mi libro: “Psicología y alquimia”. En las sesiones hablamos de estos intereses comunes. Trabajamos sus sombras, sus encuentros con poderosas imágenes femeninas: Isabel I y la Mujer como Sol, Luna y Trinidad.

Supongo que la artista lo impresionó, por la forma en que brillan sus ojos.

-Solo la vi un par de veces. La causa de su colapso nervioso se debió a la separación forzada que sufrió de su amante, un pintor casado, de origen alemán, a quien apresaron, al poco de iniciar ellos su vida como pareja. Después de la invasión alemana en París, él fue declarado enemigo del régimen de Vichy. El encierro de su amante en un campo de concentración y el miedo al encontrase sola, o ser perseguida, detono su colapso nervioso.

Mi cura utilizó de su inconsciente: sus imágenes, sus sueños, sus fantasías y visiones, no sólo consistió en amplificarlos transportándolos a los grandes escenarios míticos y legendarios, sino también en lo que podríamos llamar "densificación", es decir, convertía los espectros en seres, las apariciones fantasmales en personajes concretos.


Logré que expresara los contenidos de su inconsciente, que irrumpen en el campo de acción de su yo, los que ella estructuraba; dibujándolos, esculpiendo, escribiendo poemas o en otras expresiones literarias, desde luego también hablándolas. Así, por ejemplo, ella podía soñar con una imagen y luego la volcaba en un dibujo otorgándole color, rasgos y características concretas que quizás, no correspondían plenamente con la imagen onírica, pero que, no obstante, tenían su nacimiento y foco de atracción en ella. Al surgir una fantasía activa, ambos intentábamos comprender. Ella se dio cuenta que no decidió ser pintora, que la pintura lo decidió por ella.


Dejé que surgieran todas sus emociones, sus sentimientos, sus ideas obsesivas, utilizando las imágenes oníricas, abordando las imágenes interiores como si se tratara de presencias objetivas. Ayudando a comprendiera que toda fantasía constituye un auténtico proceso psíquico, que nos asalta. Ante tal escenificación, no hay que ser un simple observador, sino que hay que actuar, pero no como si eso fuera únicamente "pura fantasía", sino como si fuese real.

No basta con "comprender", sino que hay que enlazarlo con un compromiso ético, moral, y de esta forma la corriente de las imágenes interiores comienza a servir para la construcción de la totalidad de la personalidad, es decir, para la "individuación" y para establecer una seguridad íntima capaz de resistir el asalto de los problemas exteriores e interiores.

Por un momento me quede pensando en las palabras del psicólogo y le respondí: Según entendí a través de este ejercicio se puede ver, interpretar, y entender la revelación del inconsciente personal y del colectivo, permitir que el individuo tome contacto con la fuente creativa de su propio mundo interior, pero tengo una pregunta: ¿La fantasía activa es un estado psíquico de disociación?

-Más bien de una participación positiva de la conciencia. En ella confluye la personalidad consciente e inconsciente del sujeto, unificando la personalidad. Mediante la Imaginación Activa nos hallamos en situación de poder descubrir y manejar los arquetipos.

Cuestiono a Jung: ¿Opina usted como Freud que mientras más se hacen asequibles al ser humano los frutos del conocimiento, más se echan abajo las creencias religiosas y que las religiones son un fenómeno de "desplazamiento" relacionado con una concepción mitológica de la vida propia de los pueblos primitivos?. Un mecanismo inconsciente que proyecta en el mundo externo, el deseo de eternidad y trascendencia, frente a la finitud y los temores que esta falta genera en todos nosotros.

-Carl Jung responde: ¡Sí lo sabré lo discutimos muchas veces. Freud desde el punto de vista antropológico define a la religión como un mecanismo de defensa infantil frente a los albures de la condición humana. El piensa que el ser humano personificó las fuerzas naturales y las elevó a la categoría de fuerzas protectoras que le ayudan a sobrellevar su sentimiento de impotencia. Según él, este modelo de comportamiento subyacente está ligado a la percepción que el niño tiene durante su primera infancia de sus padres y sobre todo de su padre, en tanto que personaje protector.

El futuro de la religión, afirma Sigmund, es ser superada por una concepción no mitológica de la vida, como las ciencias y el psicoanálisis.

-Pero difiero de él, que consideraba la religión como una gran neurosis obsesiva, como un falso sentimiento de seguridad. Para mí la experiencia religiosa, deriva de la experiencia del inconsciente colectivo, y por lo tanto responde a una necesidad universal de toda la humanidad, una necesidad de dar sentido a la vida, de trascendencia. El hombre debe ser libre de encontrar una religión como expresión de su propia peculiaridad y no le debe imponer una moral y una tradición religiosa, ya que se tornaría en una fuente de conflictos neuróticos.


¿Qué piensa usted de los fenómenos ocultos?

- Déjeme contarle un suceso, estando yo en la casa de Freud, en su biblioteca le hice la misma pregunta a Sigmund: ¿Qué piensa, profesor, de los fenómenos ocultos? Freud reacciono de forma violenta. Percibió mi pregunta cómo impetuosa, ambiciosa y provocadora. Siempre me había aconsejado que mis estudios debieran regirse por la más estricta y rigurosa razón científica.

Mientras aplastaba su cigarro, en el cenicero, me acusó de haber emprendido una cruzada sin su autorización, propagando factores místicos que según él, no me dejaban mantener una mente fría. Fue entonces que se acaloró mi diafragma, sentí que estaba hecho de hierro y que ardía, el calor aumentaba, abrasando mi bóveda. Pensé que mi pecho era un disco solar, que vibraba por la incandescencia. Me encontré con la mirada de Freud y en ese justo momento hubo un estruendo explosivo en la biblioteca. Ambos nos sobresaltamos, alarmados temimos que todo se nos caería encima. Reaccione y dije: Profesor, ¡Lo ve, la realidad es un misterio más grande de lo que imaginamos! Lo que ha sucedido es un ejemplo de fenómeno de exteriorización catalítica. Freud lo rechazo y me dijo: lo que usted dice, son puras estupideces. La madera cruje por la dilatación

Le respondí: se equivoca y para probar lo que afirmo ¡predigo que ahora habrá otro estruendo! Tan pronto como termine de pronunciar mis palabras, se produjo efectivamente una detonación idéntica que alteró toda la habitación. El ajedrez que estaba sobre el escritorio tembló y algunas piezas fueron a dar al suelo.

¿Como lo supo?

-No lo sé, no sé, que me impulso a decir eso; quizá fue mi magnifico inconsciente.


Vivir.

Antes de que usted llegara, Alex me dijo que el propósito de la vida humana y el significado de la felicidad, es dar el máximo que una persona puede dar. Me parece que él inconscientemente sintió que los mayores logros de su vida se darían en el ajedrez y no en las leyes. Pasó algún tiempo en la cárcel Ludwigshafen después en la cárcel Rashtatskuyu, donde se encontraban también los ajedrecistas: Bogolyubov , Rabinovichem y Weinstein. Como de esperarse, en ese tiempo de la primera guerra, dentro de una prisión, no se contaba ni con libros, ni con los periódicos, su distracción fue jugar a ciegas con Bogolyubov. Fue un aficionado del cine trabajo en un estudio, por poco se convierte en un actor. Aunque Alekhine para ganarse la vida, no dejó la ciencia jurídica. Entre los torneos de ajedrez, escribió varias obras científicas más importantes sobre las leyes por lo que en 1925 la Universidad de la Sorbona le otorgó el título de Doctor en Derecho, después de defender su tesis sobre el sistema de prisión en China.


Buda...


-Es la comprensión racional.


Cristo.

-Es víctima del destino.

El pasado.

-El pasado es un cubo lleno de cenizas,

El futuro.

-Es algo increíble, que espera en un sitio ser descubierto.

Combinación

-También pienso como aleksandrovich que la combinación es el alma del ajedrez


Jung ríe y divertido dice: ¡No me ha tomado el tiempo entre pregunta y respuesta!


También rió y le pregunto: ¿Usted piensa que los ajedrecistas se hacen solos?

-Uno recuerda con aprecio a sus maestros brillantes, pero con gratitud a aquellos que tocaron nuestros sentimientos. Quienes no encuentran deleite en aprender, quienes no pueden sentirse atraídos por nuevas ideas o experiencias, no podrán desarrollarse más allá del punto, donde descansan ahora. Si hay una sola fuerza que alimente la raíz del dolor, es el rehusarse a aprender más allá del momento presente. El conocimiento descansa no solo sobre la verdad sino también sobre el error.

El entrenador de ajedrez: sangre sudor y lágrimas.

-Antes de querer cambiar al niño, tendríamos que querer cambiar nosotros.


Cuando usted me ha contado sobre la pintora, le he mirado emocionado.

-Bien pude enamorarme de esta pintora Leonora Carrington, como lo hice de Toni Wolff, de Sabina Spielrein, o como de Ema. Leo es un personaje delirante, maravilloso, una felina, un poema que camina, que sonríe, que de repente abre una sombrilla, que se convierte en un pájaro, que se convierte después en pescado y desaparece.

Sobre la tarde se descolgó un fuerte viento, una luz surco el cielo, escuchamos el atronador ruido de un rayo, después el estallido de la fabulosa lluvia. El gato que aún permanecía cerca de nosotros, huyó despavorido.

miércoles, 11 de febrero de 2015

Paul Keres el "Guapo" Campeón del mundo Por Gabriel Capó Vidal




Paúl Keres nació en Narva un 7 de enero de 1916. Su padre, Pedro, fue el hijo de un campesino de Viljandi, un hombre sociable, con sentido del humor y que disfrutaba enormemente de los juegos. La madre de Paúl Marie Lämmergas, provenía de una familia de herreros.

La familia Keres estableció una sastrería en Pärnu, su clientela fue siempre de la clase acomodada. En 1915, debido a la guerra la familia se trasladó a Narva con Harald su primer hijo. Peter Keres abrió una tienda de cachivaches y Marie continuó ejerciendo de modista.

Paul creció, retozando detrás de la tienda, en la vieja casa de madera. Un apartamento de tres habitaciones, ahí aprendió a jugar al ajedrez con su padre. Su hermano mayor también colaboro en su enseñanza ajedrecística. Su educación secundaria se desarrolló en una escuela de Pärnu. En este tiempo Paul inicio a jugar por correspondencia. A los19 años Keres ganó el campeonato internacional de ajedrez por correspondencia ("Internationaler Fernschachbund ")


1903 Los padres de Keres, de ellos heredó la elegancia 


Desde los trece años Paúl ha sido el campeón de varios eventos, incluso de torneos de ajedrez rápido. Estudió en la Universidad de Tartu matemáticas. Ha sido editor de una revista de ajedrez. Le gusta elaborar estudios repletos de lucidez e imaginación sobre el ajedrez.

En el torneo por equipos de Varsovia de 1935, el descubrimiento más sorprendente fue un escuálido y tímido joven de 19 años de edad, originario de Estonia. Algunos nunca habían oído hablar de su país. Nadie había escuchado hablar sobre Keres.



Los presentes en la justa disfrutaron de la maravilla de ver a jugar a este joven. Un asistente al evento contó: fue prodigioso mirar a Keres en el primer tablero y observar no solo su juvenil arrojo, sino su originalidad, su arrebato y la brillantez con que jugó. Sedujo y asombró a todos los presentes. Fue muy grato verle desplegar en cada partida su genio, con atrevimiento y gran desenvoltura.


Este nuevo ajedrecista ganó su primer torneo internacional en Bad Nauheim en 1936 . Keres fue el campeón indiscutible del torneo AVRO donde participaron ocho ajedrecistas, los más fuertes del mundo: Alekinne, Reuben Fine, Mikhail Botvinniku, Max Euwe, Samuel, Reshecsk, José Raúl Capablanca, Flohri Salo y el propio Keres.

Este excelente ajedrecista ha sido integrante de la selección de Estonia, y ha competido cuatro veces en los Juegos Olímpicos. Paúl consiguió la medalla de bronce en la final de Buenos Aires. Participó en el "Campeonato Absoluto de la URSS", quedando en segundo lugar, por debajo de Botvinnik.

En el momento en que escribo esta crónica Paúl acaba de conseguir su mayor triunfo ¡Paul es el nuevo Campeón del Mundo!, al vencer a Alekinne. A su lado felicitándolo se encuentran amigos y familiares, entre otros; su hermano el Matemático Harald Keres, también Valter Heuery, así como Boris Meissner su entrañable amigo desde la infancia, a quien como a Paúl, le encanta jugar al tenis y desde luego su bella novia, Maria Viire que no deja abrazarlo y de besarle.

Harold y Paul Keres

La determinación de Keres en su intento por destronar a Alekhine ha dado hoy sus frutos, tras derrotar a Alekinne (7'5-5'5) Sobre todo después de las reiteradas negativas de Alexander para acordar este encuentro. Paúl Keres no ha querido decir ni media palabra sobre cómo y quién lo ha preparado, para este tan pretendido match.

Tartakower y Keres


De todo es sabida la anécdota de que durante la guerra, Keres se encontraba entrenando en Tallin, cuando de pronto inicio el sonar de las sirenas que avisaban de un bombardeo nazi. Todo el mundo corrió hacia el sótano, menos él, que permaneció imperturbable ante el estruendo de las bombas, repasando líneas y estratagemas.

Sus mejores amigos han querido distraerlo, durante el mencionado y estresante entrenamiento por el titulo y lo han invitado a salir con unas amigas, pero él se ha negado, como un buen deportista y el jugador increíble, que hoy todos aclaman como un conquistador. El Paganini del ajedrez, es conocido hoy por su ingente profesionalismo.

Paúl es galante y encantador; de buen porte, viste elegantemente, como un aristócrata.

Hoy sus penetrantes ojos azules brillan.

Antes de que la multitud lo cerque, le felicito y le pregunto a Keres:

¿Qué es para usted la disciplina, la responsabilidad?

-Libertad e independencia.

¿Por qué le atrajo el ajedrez?

-La belleza del ajedrez consiste en una lucha elemental entre tendencias absolutamente diferentes, es la multiplicidad de los diversos estilos de las personalidades que lo juegan, lo que confiere al ajedrez una atracción… casi mágica

¿Qué significa para usted ser Campeón?

-Un magnifico logro en mi vida.

¿Ha cambiado su suerte?

-Mucho, quizá cambie también la de mi país.

¿Quién o quienes influyeron para que Alekinne aceptara este encuentro?

-Fueron arduas y difíciles negociaciones y por medio una gran cantidad de dinero, que un mecenas ofreció.

¿El nombre de este bienhechor?

-Me es vedado revelarlo, lo que puedo decir es que fue una mujer.

¿Por qué no se refugió durante aquel bombardeo?

-Aceraba mis nervios. Necesitaba de toda mi sangre fría para mi match con Alekhine.

¿De quién heredó la disciplina de su padre o de su madre?

-De mi madre, de ella aprendí, el sentido de responsabilidad, autodisciplina y determinación. Y antes de que me lo pregunte, le respondo que de mi padre adquirí; el buen humor, el amor por el ajedrez, y el gusto por la música.

Se cuentan por cientos los fanáticos, que se arremolinan ante usted solicitándole un autógrafo. ¿Le es agradable ser asediado de esta forma?

-¡Sí,sí es increíble. Es fantástica esta experiencia!

¿Cuál fueron sus pensamientos durante su encuentro con Alekinne?

-Esencialmente asumir los riesgos que fuesen necesarios. ¡Quien tiene miedo no puede progresar! Esto parece que desconcertó a Alekinne. Por otra parte siempre estuve atento, esperando algún error de su parte, como sucedió en la tercera partida. Siempre en mi mente rondo un proverbio de mi amada Estonia "La mañana es más inteligente que la noche"

¿Le gusta la fama?

Con una amplia sonrisa, su rostro responde sí.

¿Es usted un optimista?

-Siempre lo he sido.

¿Qué hará con su premio?

-Compraré un auto deportivo y alguna bella antigüedad para mi novia, y es probable que me case.



Una turba de mujeres adolescentes irrumpe y rodea a Keres. Apremian al Campeón en busca de su sonrisa y de un autógrafo. La entrevista se interrumpe ante este remolino jovencitas.

La mirada de María, es una mirada, donde los celos se asoman.

Paul Keres el "Guapo" Campeón del mundo (bien pudo ocurrir)


Interdatos















1903

Los padres de Keres, de ellos heredo la elegancia






El padre de Keres, Paúl








Harold y Paul Keres.

















Keres, derrotó a nueve campeones del mundo en torneos.

Keres frente a Capablanca: 1-0 = 5

Keres frente a Capablanca, 1938 (C09) Francés, Tarrasch, Variante Abierta, línea principal, 38 movimientos, 1-0

Keres vs Alekhine: 5-1 = 8

Keres vs Alekhine, 1937 (C71) Ruy Lopez, 23 jugadas, 1-0


Keres contra Euwe: 11-7 = 9

Keres vs Euwe, 1938 (A09) Reti Opening, 41 movimientos, 1-0


Keres vs Botvinnik: 3-9 = 9

Keres vs Botvinnik, 1948 (C15) Francés, Winawer, se mueve 39, 1-0

Keres vs Smyslov: 9-9 = 22

Keres vs Smyslov, 1939 (D55) Gambito de Dama Rehusado, 33 movimientos, 1-0


Keres vs Tal: 8-4 = 19

Tal vs Keres, 1954 (E92) India de Rey, 43 movimientos, 0-1


Keres vs Petrosian: (!) 3-3 = 30

Keres vs Petrosian, 1949 (E60) Defensa India de Rey, 39 movimientos, 1-0


Keres vs Spassky: 3-5 = 19

Keres vs Spassky, 1955 (E14) India de Dama, 30 jugadas, 1-0


Keres vs Fischer: 3-4 = 3

Fischer vs Keres, 1959 (B11) Caro-Kann, Dos Caballeros, 3 ... Ag4, 55 movimientos, 0-1






Keres llevaba algún tipo de carga pesada a lo largo de su vida. Ahora entiendo que esta carga era el infinito amor por la tierra de sus antepasados, un intento de soportar todas las pruebas, tener toda la responsabilidad de cada uno de sus pasos. Nunca he conocido a una persona con un sentido de responsabilidad igual. Este hombre con carácter internamente libre e independiente era al mismo tiempo una persona muy disciplinada. Entonces no me di cuenta de que esta disciplina determina en gran medida la libertad interna. -Boris Spassky-



Libros de Paul Keres 
http://www.buscalibre.com/c/libros/99/autor/paul-keres

Su hermano fue un matemático que se graduó en 1938,  en 1942. presento su tesis titulada "El espacio y el tiempo en la teoría de la relatividad general." en 1947 otra tesis doctoral "La teoría relativista del espacio y del tiempo" Fue elegido miembro de la Academia de Ciencias de la física teórica.



Keres y Botvinnik



 De lo mejor Bronstein (izquierda), Keres y Botvinnik.






Marie la viuda de Keres



"He tenido una buena vida, porque Keres era un buen hombre."



Marie viuda de Keres y su hija.
Foto: Jukko Noni







Noviembre del 2007 Harold Keres de 95 años



























Paul Keres Bobby Fischer jugando en el torneo de Candidatos 1959. 

Bobby ganó un juego maravilloso y está incluido en la recopilación de sus juegos

en la foto Fischer acaba de jugar su novena jugada 



Una leyenda. Keres fue el mejor jugador de su generación y muchos expertos creen que también fue el jugador más fuerte que nunca han ganado el título de campeón del mundo. Se le ha llamado el Príncipe de la Corona de ajedrez por haber estuvo a punto de jugar un partido por el campeonato del mundo de 5 veces. Keres ganó el torneo AVRO 1938, que condujo a las negociaciones para un duelo por el título mundial contra Alexander Alekhine, pero el partido nunca se llevó a cabo debido a la Guerra Mundial, después de la guerra fue finalista en el Torneo de Candidatos en cuatro ocasiones consecutivas.

Su lista de victorias en torneos internacionales y los éxitos de partido es largo. Keres ganó el campeonato soviético 3 veces y fue miembro del equipo del gigante soviético no Olimpiada menos de 7 veces. Paul Keres era un héroe en su país natal, Estonia. Cuando murió prematuramente a la edad de 59 años, regresaba a casa de una visita a Canadá, unas 100.000 personas asistieron a su funeral, incluyendo dignatarios internacionales.

"Me encantó Pablo Petrovitch con una especie de sentimiento especial, filial. Honestidad, corrección, disciplina, diligencia, modestia sorprendente? Estas son las características que llamaron la atención de las personas que estuvieron en contacto con Keres durante su vida. Pero también había algo misterioso en él. Tenía un agudo sentimiento que Keres llevaba algún tipo de carga pesada a lo largo de su vida. Ahora entiendo que esta carga era el infinito amor por la tierra de sus antepasados, un intento de soportar todas las pruebas, tener toda la responsabilidad de cada uno de sus pasos. Nunca he conocido a una persona con un sentido de responsabilidad igual. Este hombre con carácter internamente libre e independiente era al mismo tiempo una persona muy disciplinada. Entonces no me di cuenta de que es disciplina que determina en gran medida la libertad interna. Para mí, Paul Keres fue el último mohicano, el portador de las mejores tradiciones del ajedrez clásico y? ¿Por qué no convertirse en el campeón? sé por experiencia personal que para llegar a la cima, una persona está pensando solamente en la meta, tiene que olvidarse de todo lo demás en este mundo, echar a un lado todo lo innecesario? o de lo contrario están condenados. ¿Cómo podría olvidar Keres todo lo demás? "




Tumba de Keres

Mejores juegos de Keres '1932-1936 por F. Reinfeld (Nueva York, 1937)
Mejor Keres 'Games Parte II -1937 por F. Reinfeld (Nueva York, 1937)
Mejores Keres 'Juegos de Ajedrez 1931-1940 por F. Reinfeld (Londres, 1941 y Filadelfia, 1942)
Keres 'Bedste Skakpartier 1931-1937 por F. Reinfeld (Copenhague, 1947)
Mejores Keres 'Juegos de Ajedrez 1931-1948 por F. Reinfeld (Nueva York, 1949 y 1960)
50 Paul Keresin loistopeliä por E. Ridala (Mikkeli, 1957), además de las traducciones al alemán y sueco
Weltgeschiche des Schachs: Keres por E. Wildhagen (Hamburgo, 1960)
Keres Siegt (Hamburgo, circa 1960)
Meie Keres por V. Heuer (Tallin, 1977)
Paul Keres por P. Bagnoli (Santa Maria Capua Vetere, 1978) *
Paul Keres por D. Marović (Zagreb, 1979)
Paul Keres 50 partidos (1916 a 1939) por J.-A. Le Monnier (Besançon, 1979)
Shahmatnyy universitet Paulja Keresa por I. Neishtadt (Moscú, 1982), además de las traducciones en Inglés, alemán y húngaro
Paul Keres Ausgewählte Partien 1958-1975 por H. Postma (Hengelo, 1982)
Paul Keres por E. Carl (Hollfeld / Of., 1983)
Mälestusi Paul Keresest por M. Rótova (Tallinn, 1983)
Paul Keres Inter Pares por P. Kivine y Remmel M. (Tallin, 1985)
Mejores juegos de Paul Keres " , volúmenes 1 y 2 de E. Varnusz (Oxford, 1987 y 1990)
Das Schachgenie Paul Keres por A. Suetin (East Berlin, 1987)
Keres 222 partidas (Madrid, 1989)
Paul Keres fotografías y juegos de H. Olde (Tallin, 1995)
Keres Biografía 53 partidas magistrales por J. Chiappini (Rosario, 2001)
Klassiki shakhmatnogo mira: Paul Keres por V. Heuer (Moscú, 2004) *
Sigrai kak Keres por NG Yakovlev (San Petersburgo, 2005) *
Le di partito por corrispondenza Paul Keres por CA Pagni (Venecia, 2008).



hl=es&sl=et&u=http://www.ohtuleht.ee/151214&prev=/search%3Fq%3DPaul%2BKerese%2BPerekond%26hl%3Des%26tbo%3Dd%26biw%3D1024%26bih%3D562&sa=X&ei=wKuyUKehEMj7qgHhlIHICA&ved=0CEYQ7gEwAg









lunes, 2 de febrero de 2015

Reuben Fine "Chico peligroso"



Reuben Fine es Doctor en psicología. Fine nació en Nueva York en el seno de una familia pobre de origen rusa judía. Aprendió a jugar ajedrez a los 8 años, es su tío quien le enseña y pronto fue uno de los jugadores más temidos en el famoso Marshall Chess Club en Nueva York. A los 18 años consiguió un empate con Alehkine en un torneo en Pasadena California.

Durante la charla rememora sus años mozos. Mis ídolos fueron Steinitz y Lasker. Steinitz era el maestro de la coherencia y Lasker un genio táctico. De Capablanca intentaba aprender la virtud de la simplicidad, de Alehkine la forma rápida de ganar, de Rubinstein el arte de los finales. Cuenta que su primera aparición internacional se dio en Inglaterra en el Torneo de Hastings, obteniendo el primer lugar, sin perder un juego. En total llegue a ser primer lugar en 8 de las 13 competiciones internacionales en la que participe. Me clasifique dentro de los seis jugadores más fuertes del mundo.

Representó a los Estados Unidos en numerosas olimpíadas de ajedrez donde el equipo de su país terminó invariablemente en el primer lugar. Ganó cinco medallas (cuatro de oro) en tres olimpiadas de ajedrez. Ganó en EE.UU. el Campeonato Abierto las siete veces que participó.

Es sabido que Reuben jamás conquisto el campeonato de Estados Unidos quedando en segundo lugar, tras perder partidas cruciales. No me atrevo a cuestionarle si ello tiene un significado psicológico.

Formulo la siguiente pregunta. ¿Samuel Reshevsky fue uno de los contrincantes mas fuertes a los que se enfrento en su juventud? _varias veces Fine quedo detrás de Samuel_

-Sí, lo fue. Existía entre nosotros una repulsa por vencernos.

De Reuben se ha dicho que tiene una capacidad magistral para la solución de problemas técnicos, que es muy hábil para entrar en posiciones arriesgadas. Que le gusta enfrentar a sus oponentes con problemas difíciles desde el primer movimiento y puede explotar las mínimas ventajas con eficiencia, pudiendo crear posiciones de ataque.

El torneo de AVRO (siglas de la estación de radio neerlandesa patrocinadora del evento) le abrió a Fine la oportunidad para competir por el centro mundial. Esta justa se creó con la finalidad de obtener un retador que disputara el trono al Maestro Alehkine.

Fine empató el primer lugar con Paúl Keres , finalizó delante de Mikhail Botvinnik, del campeón Alekhine y de los campeones anteriores; Max Euwe y Capablanca, así como de los grandes maestros Samuel Reshevsky y Salomón Flohr. Reuben ganó sus juegos contra Alekhine. Esta justa se considero la más fuerte que se haya hecho jamás, por la calidad y profesionalismo de los ajedrecistas que participaron. A fine le sonreía el mundo.

La segunda Guerra Mundial interrumpió los planes de realizar el campeonato mundial. Pasado el tiempo y tras la muerte de Alexander Alehkine. Fine recibió la invitación para participar en la justa con el fin de determinar al nuevo campeón del orbe. Pero Reuben no acepto la propuesta

Se arguyen varias causas para su desistimiento, desde el mito que la armada de EE.UU se lo prohibió, o de que sería inútil su participación, ya que sería entre los rusos donde se quedaría el trono. Le preguntó la razón al Maestro de su no asistencia a dicha disputa por el campeonato. Fine sonríe, después con seño serio comenta: Eran tiempos difíciles yo tenía familia que alimentar y varios gastos. Participar en el torneo, significaba viajar a los Países Bajos y a la Unión Soviética y financiar de mi bolsillo los costos del viaje. En ese tiempo no había dinero en el ajedrez. Era una vida precaria: dando simultaneas, escribiendo libros de ajedrez, notas para revistas. Existe mucha presión en jugar por todo el mundo por unos pocos dólares. Además trabaja en mi tesis doctoral, otra circunstancia fue que las negociaciones sobre el torneo se habían prolongado demasiado tiempo. Corría el riesgo que después de varios meses invertidos en mi preparación, finalmente el encuentro por cualquier motivo se cancelara.

 En su apogeo, la habilidad combinatoria de Fine fue de las más peligrosas del mundo. Cuando tenía ganas de presumir, podía jugar tres o cuatro juegos de blits (simultáneas) con los ojos vendados. De ahí su sobrenombre de “Chico peligroso”. Su habilidad en el ajedrez rápido ha deslumbrado incluso jugadores de clase mundial. Por sí solo, contribuyó más a la ciencia del ajedrez que ningún otro autor.

Reuben Fine se ha casado cuatro veces y divorciado otras tantas Actualmente vive con su quinta esposa Marcia. Le preguntamos al Gran maestro con un Elo de 2.762


¿Que hizo durante los años de la guerra?

Trabaje para la marina de los Estados Unidos y escribí textos sobre ajedrez y también trabaje como traductor, además de participar y ganar algunos abiertos, con premios exiguos.

Fine es actualmente un prestigiado psicoanalista, ha escrito tantos libros sobre ajedrez como sobre psicoanálisis. Uno de sus libros sobre el ajedrez se llama “the World's Greatest Chess Games” -Las mejores partidas de ajedrez del mundo- esta obra de Rubén Fine contiene innumerables partidas de los mejores ajedrecistas. El primer capítulo es una introducción histórica, el segundo es dedicado a jugadores previos a Pául Morphy, y los siete restantes a las distintas eras de cada uno de los campeones asignándoles a todos y cada uno el título de: La edad de Morphy, de Lasker, de Capablanca, de Botvinnik. Ha escrito otro libro que es un clásico “Finales básicos del ajedrez”, otro más es: “Detrás de las aperturas en el ajedrez”

En el campo del psicoanálisis es autor de innumerables obras entre ellas: La historia del psicoanálisis, Freud una revaluación crítica de sus teorías, El narcisismo, la persona y la sociedad, El desarrollo del pensamiento de Freud, Comprensión de la psique humana. El significado del amor en la experiencia humana, Amor y trabajo: el sistema de valores de Psicoanálisis, etc.

Se le explica al Doctor en Psicología, Gran Maestro y prolífico autor de libros de ajedrez y psicoanálisis que al nombrársele una palabra, deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente. Rubén arquea las cejas y en su rostro se dibuja una sonrisa cómplice.

A continuación la transcripción de sus respuestas:

¿Cuando escribirá su biografía?

Mire estoy recopilando mis partidas será un libro sobre mí carrera Me ronda por la cabeza nombrarlo: Lecciones de mis juegos Pasión por el ajedrez.

Usted fue un serio aspirante al título mundial participando en las justas más fuertes Uste inicio en el ajedrez a los 18 años y se retiro prácticamente a los 24 años.

-Rie- Sé a dónde se dirige. Sí igual que Morphy y Carlos Torre, pero le aseguro que mi retiro fue por otras causas. A propósito de Carlos Torre lo conocí en la Cudad de Monterey, México, vivía con un hermano, charlamos y jugué una partida con él.

Gilbert Cant

Un periodista que en en un artículo "Por qué juegan. La Psicología del Ajedrez" de Time, el 4 de setiembre de 1972, escribióo: "Cuando Fine cambió su interés principal del ajedrez al psicoanálisis, el resultado fue una pérdida para el ajedrez, y unas tablas, como mucho, para el psicoanálisis".

Entonces hablemos de Freud.

Un neurólogo que se intereso por descifrar los padecimientos en ese entonces llamados histéricos con su mejor amigo y mentor el Dr. Joseph Breuer Ambos trataron a la paciente Anna O.

¿Quien fue Ana O?

Anna O. fue paciente del Dr. Breuer desde 1880 hasta 1882. Con 21 años de edad. Anna invirtió la mayoría de su tiempo cuidando de su padre enfermo, desarrollando una tos importante que no tenía una explicación física, así como dificultades para hablar, que finalizaron en un mutismo completo, seguido de expresiones solo en inglés, en vez de su lengua natal, el alemán.

Cuando su padre falleció, la paciente empezó a rechazar la comida y desarrolló una serie inusual y extraña de síntomas. Perdió la sensibilidad en las manos y pies, parálisis parciales y espasmos involuntarios. También presentaba alucinaciones visuales y visión de túnel. Toda vez que los médicos examinaban a Anna para estudiar estos síntomas que parecían físicos, no encontraban ninguna causa física demostrable.

Además de estos síntomas, por si no fuera poco, presentaba fantasías infantiloides, cambios dramáticos de humor y varios intentos de suicidio. El diagnóstico de Breuer fue de lo que se llamaba en aquel momento histeria (hoy, trastorno de conversión), lo que significaba que tenía síntomas que parecían físicos, pero no lo eran.

En las noches, Anna se sumía en unos estados de “hipnosis espontánea”, tal y como Breuer les llamó, a los que la propia paciente designó “nubes”. Anna tenía una formación intelectual alta y era una mujer muy preparada; así que no es de extrañar que ella utilizase términos muy precisos, incluso técnicos para designar algunos de sus estados, como en el caso de los estados hipnoides. Breuer se dio cuenta de que, a pesar de estos estados de trance, la paciente podía hablar de sus fantasías diurnas y de otras experiencias, sintiéndose mejor posteriormente. Anna llamó a estos episodios “limpieza de chimenea” y “la cura por la palabra”.

En algunas ocasiones, durante la “limpieza de chimenea”, Anna proporcionaba algunos datos que daban comprensión particular a algunos de sus síntomas. El primer dato sobrevino justo después de negarse a ingerir agua durante un tiempo: recordaba ver a una mujer bebiendo agua de un vaso que un perro había lamido antes. Cuando recordaba esta imagen, se disgustaba y le sobrevenía una sensación intensa de asco… solo para inmediatamente después ¡beberse el vaso de agua! En otras palabras, su síntoma (la hidrofobia) desaparecía tan pronto se verbalizaba y se sentía la sensación particular de asco; es decir, la base del síntoma. Breuer llamó catarsis, del griego referido a “limpieza”, a estos estados de recuperación espontánea.

11 años más tarde, Breuer y su asistente, Sigmund Freud, escribieron un libro sobre la histeria, donde explicaban su teoría. Toda histeria es el resultado de una experiencia traumática que no puede aceptarse en los valores y comprensión del mundo de una persona. Las emociones asociadas al trauma no se expresan de manera directa, simplemente se evaporan: se expresan a través de la conducta de forma vaga, imprecisa. Por decirlo de otra manera, estos síntomas tienen significado. Cuando el paciente puede llegar a comprender el origen de sus síntomas entonces se liberan las emociones reprimidas por lo que no necesitan expresarse a través de ellos. Es similar a drenar una infección local.

De esta manera, Anna fue poco a poco mejorando de sus síntomas. Pero, es importante señalar que ella no podía hacerlo sin Breuer: mientras se encontraba en sus estados hipnóticos, necesitaba tener las manos de Breuer con ella, y desafortunadamente, surgieron nuevos problemas.

De acuerdo con Freud, Breuer reconoció que la paciente se había enamorado de él y además él también se sentía atraído por ella. Además, la paciente le comentaba a todo el mundo que estaba embarazada de Breuer. Se podría decir que ella le deseaba tanto que su mente le dijo a su cuerpo que esto era cierto, desarrollando un embarazo histérico (pseudociesis o embarazo psicológico). Breuer, un hombre casado en la época victoriana, abandonó abruptamente las sesiones y perdió todo interés en la histeria.

Fue Freud quien posteriormente retomó lo que Breuer no había reconocido abiertamente; es decir, en el fondo de todas estas neurosis histéricas yacía un deseo sexual.

¿Que paso con Ana?

Con respecto a la evolución de Anna, ésta pasó gran parte del tiempo restante en un sanatorio. Más tarde, se convirtió en una figura muy respetada y activa (la primera mujer asistente social de Alemania) bajo su nombre propio: Bertha Pappenheim. Murió en 1936. Anna será siempre recordada, no solo por sus propios logros, sino como la inspiración de la teoría de la personalidad más influyente que hayamos conocido. Freud al separarse de Breur continúo con sus pacientes, llegando a formular una teoría completa de la personalidad, de la interpretación de los sueños y un tratamiento que hoy todos conocemos el denominado Psicoanálisis.

¿Le apasiona el psicoanálisis?

Sí, porque el psicoanálisis tiene el poder de cambiar el destino. He escrito un libro que he dedicado a mis nietos. "La historia del Psicoanalisis" El psicoanálisis puede integrar todo lo que se sabe acerca de la humanidad en una ciencia unificada. El libro es un tour de force.

Carlos Jung.

Fue discípulo de Freud, concibió la teoría del inconsciente colectivo. Si hay una persona que tenga un sentido del inconsciente y sus hábitos y expresarse de forma simbólica, éste es Carl Jung. Freud canceló todas sus citas del día, para continuar una conversación con Jung que duraría 13 horas continuas. ¡Tal fue el impacto de este encuentro entre estas dos mentes privilegiadas! Eventualmente, Freud consideró a Jung como el Benjamin, el heredero del psicoanálisis y su mano derecha. Por desgracia Jung inicio un descenso al misticismo oscurantista que terminaría por llevarlo a la astrología y los platillos voladores, cuyo carácter absurdo era evidente para todos salvo para sus más ardientes seguidores.

Salud mental

Indica Freud que la capacidad "de amar y trabajar" es el mejor indicador de la salud mental en sus primeros años, Freud llegó a sugerir la creación de una Academia de amor. El psicoanalista puede definirse como una persona que enseña a otros cómo amar Mejor dicho a comprender aquello que interfiere y corrompe su capacidad de amar. El amor, dice Freud, "consiste en las nuevas ediciones de rasgos antiguos y repite reacciones infantiles." Es decir, todo el amor se basa en experiencias infantiles, fundamentalmente una fijación con los padres. Lo que Freud llama el amor de transferencia. Yo pienso que el amor de transferencia y el amor ordinario sólo se diferencian en términos de grado. La cuestión es reencontrar aquello que es "malo" de nuestras experiencias de la infancia, que por lo general conduce a empobrece nuestras relaciones o conducirnos a relaciones íntimas destructivas. El truco entonces, es reencontrar en la pareja elegida lo que es consciente e inconscientemente "bueno" de nuestros cuidadores infantiles –padres-, para que nosotros y nuestra pareja tengamos una mejor oportunidad de ser felices en nuestra relación de amor

Pero esto requiere en mayor grado resolver la integración de nuestra personalidad.

Sí, por lo menos en tres aspectos del amor: dejar el amor narcisista frente objeto; dejar atrás el amor infantil frente al amor maduro y no ejercer el odio contra el amor. Le explico en el primer caso el amor está dominado por un excesivo y patológico narcisismo - el otro existe principalmente para satisfacer mis necesidades- El caso de el amor infantil se explica por sí solo predomina la dependencia, En el caso del odio contra el amor -predomina la ambivalencia- esta relación está condenada al fracaso

¿Cuál es el amor maduro?

El que entiende las necesidades y deseos del otro Este amor esta denominado por preocupaciones altruistas un amor cariñoso exento de agresiones, una relación estable, sana, madura de amor donde los sentimientos afectuosos son recíprocos El amor era tal vez la forma más importante de obtener felicidad.

¿El amor es como la apertura de una fabrica?

Sí, es doblar la inversión del capital para genera un beneficio. Uno no invierte su libido a menos que uno se sienta bastante seguro de que uno va a obtener al menos lo que uno da. La felicidad de la persona mentalmente sana consiste en el bienestar que viene con ciertas formas de sublimación: amar y ser amado, el trabajo creativo, la búsqueda del conocimiento, la libertad y la apreciación estética. Esto es la felicidad El Amor maduro, a diferencia de infantil, es el amor que satisface necesidades, el amor que reconoce la realidad del otro, es decir, su otredad, una persona independiente con las necesidades y los deseos que requieren y merecen una gratificación.

El amor es crucial, dice Freud, porque apuntala otros aspectos muy importantes de la vida y de la civilización. Por ejemplo, libidinalmente une y anima lazos unos con la familia, los amigos, la comunidad y para el mundo en general. Sin la fuerza de Eros, la civilización está condenada a ser abrumada por la agresividad la destructividad que constituye Tánatos, la pulsión de muerte.

El amor a los perros

Fine sonríe y me dice: Cito a Freud posiblemente es la más pura de todas las relaciones de amor podemos amar a un animal. . . con una intensidad extraordinaria, con afecto sin ambivalencia, en la sencillez de una vida libre de conflicto

"Observaciones psicoanalíticas respecto al ajedrez y los maestros ajedrecistas"

Es un trabajo que he publicado en un diario y que pronto ampliaré y tomara la forma de libro, parto de un ensayo de Ernest Jones "El problema de Paul Morphy" Ernest es: un buen amigo Psicoanalista como yo, y buen ajedrecista, biógrafo de Sigmund Freud.

¿Que titulo tiene pensado?

"Psicología del jugador de ajedrez"


Ernest Jones.


Un buen psicoanalista y un buen amigo. En una reciente carta Jones me escribe: “Mi propio interés por el ajedrez ha seguido un rumbo curioso Mi padre me enseño a mover las piezas cuando yo tenía 10 años, la eterna historia. Después durante mi vida como psicoanalista se pueden contar las veces que he practicado el ajedrez. Tras el bombardeo de Londres me vine a vivir a una casita de campo y como tenía pocos pacientes he practicado el ajedrez de nueva cuenta. A la edad de sesenta y tres años descubrí lo serio que el ajedrez puede llegar a ser”


Antes me réferi al escrito: "El problema de Paúl Morphy" que es un penetrante documento y habla sobre la patología de Morphy. Sobre la psicología del ajedrez Jones establece “que el juego del ajedrez es un sucedáneo de arte de la guerra y que el motivo subconsciente es simple afán de agresividad característico de todo los deportes de competición, sino el más avieso el parricidio”.

Sublimación.

La sublimación es un mecanismo de defensa. El yo dirige de forma inconsciente la energía psíquica asociada a un deseo inaceptable para su conciencia moral, hacia actividades no censurables. Así estos impulsos pueden canalizarse en actividades socialmente productivas, acéptales como: la ciencia, el arte, etc. Pongamos un ejemplo una personalidad con impulsos sádicos puede sublimar estos deseos, convirtiéndose en un cirujano. Otra forma de sublimar es por medio del arte, de la creación. En su caso el ajedrez sublima la combinación de impulsos hostiles y homosexuales. La cultura está basada en la sublimación.


Muchos pondrán el grito en el cielo al leer su texto.

Sí, he escuchado por ahí que mis ideas no aportan nada al ajedrez, en mi texto no encontraran formas o métodos para ganar en el ajedrez. Efectivamente en ese sentido es inútil leerlo. Para ello soy autor de otros libros de ajedrez. Mi libro profundiza en las motivaciones inconscientes del jugador del ajedrez. Es un estudio de las pulsiones del ajedrecista implicadas en el juego; como el tabú del tocamiento, de la regla pieza tocada, pieza jugada. Si un jugador toca una pieza es obligado a moverla. Si accidentalmente la toca debe decir jadoube en francés (compongo) Existe un simbolismo fálico del juego. El tabú del tocamiento tiene dos significados subconscientes, el ego rechaza dos amenazas. Una es la masturbación - no toque las piezas, no te toques el pene y si lo haces apresúrate a pedir disculpas-

La otra es la homosexualidad, o contacto corporal entre los hombres. Al jugador de ajedrez solo se le permite tocar las piezas de su oponente con fines de captura, y la pieza ha de retirarse del tablero. En una situación en la que dos hombres permanecen juntos por propia voluntad, durante horas sin que haya ninguna mujer presente, no queda más remedio que tener en cuenta las implicaciones homosexuales. Por otro lado entre los maestros de este siglo solo conozco un caso de homosexualidad. El abundante simbolismo fálico del ajedrez proporciona cierta satisfacción fantasiosa del deseo homosexual, particularmente del deseo de masturbación mutua.

En el jugador de ajedrez el ego es fuerte capaz de resistir gran cantidad de estimulo libidinal, puede renunciar a la satisfacción primitiva con objetos y puede neutralizar en alto grado las energías propulsoras.

La sensación arrolladora de superioridad por parte de uno de los jugadores se complementa con la fatal impotencia de parte del otro. Este rasgo sádico anal permite al ajedrez acomodarse para satisfacer al mismo tiempo los aspectos homosexuales y antagónicos de la rivalidad padre hijo. El ajedrez sublima la combinación de impulsos hostiles y homosexuales.


Ajedrez.

Es uno de los juegos más antiguos sin embargo en los últimos cien años ha alcanzado el ajedrez carácter de juego popularizado a escala universal. La literatura referente al ajedrez es superior a la literatura relativa a todos los demás juegos juntos. El ajedrez en esencialmente un juego masculino por cada cien hombres que lo juegan una mujer lo practica. En Rusia Vera Menchic ha progresado hasta el punto de poder competir con hombres en torneos de maestros y ganarles. El ajedrez es una agresión intelectualizada, una feliz sublimación. La agresividad se mantiene en los límites normales. Las victorias no se convierten en conquistas megalómanas, ni las derrotas acaban en exterminio. Y si bien nos va se mira arte en el tablero.


Padre de ajedrecista.

Es el padre o el substituto del padre quien enseña al niño a jugar ajedrez el juego se convierte en medio resolutivo de la rivalidad padre hijo. He observado que son muy pocos los ajedrecistas expertos cuyos hijos destaquen por su destreza en el juego; subconscientemente, el padre no permite que se cumpla la identificación.

El ajedrez es una competición entre dos personas, que se adapta de modo particularmente apropiado a los conflictos que enmarcan la agresividad. Otros impulsos libidinales datan principalmente de los niveles del desarrollo anal-falico esta pugna dentro del tablero intervienen gran numero de factores relacionados con el ego. Roza los conflictos circundantes de la agresión, homosexualidad, masturbación y narcisismo. El ajedrez forma parte de los esfuerzos del hijo para igualar y sobrepasar al padre.

Unamuno.

Dueño de la frase que el ajedrez es demasiado difícil para un juego y demasiado poco para ser una ciencia Pero a mí me parece que el ajedrez se halla más cerca tanto del arte como de la ciencia.
.
Simbolismo.

El símbolo es una palabra o una imagen cuando representa algo más que su significado inmediato y obvio. En el ajedrez la figura central es el rey de un gran simbolismo y desempeña un papel decisivo, es la pieza que da el nombre al juego. El termino ajedrez es la versión castellana de la voz chess que se deriva de la palabra persa sha, rey y que es la misma mas o menos en todos los idiomas Las tres palabras universales del juego son: chess –ajedrez, check –jaque- y king –rey- derivadas todas de sha el rey se convierte en la figura central del juego. El rey es de importancia absoluta, insustituible y sin embargo débil y necesitado de protección su significado simbólico es primordialmente el pene del muchacho en la etapa fálica


Rey.

El rey descubre varios rasgos característicos del jugador de ajedrez. El rey es indispensable y de suprema importancia También es irreemplazable porque solo se puede tener un rey.

A diferencia de los reyes reales. El rey del tablero, como pieza es muy débil. El rey es un poco más fuerte que un peón. El rey debe mantenerse protegido por el enroque durante la mayor parte de la partida. Las otras piezas han de proteger al rey y no el rey a ellas.

El rey se convierte en figura central del simbolismo del juego. En primer lugar representa el pene del muchacho en la etapa fálica, por lo tanto vuelve a estimular el complejo de castración característico de este periodo. Segundo describe ciertas peculiaridades esenciales de la imagen propia, en consecuencia resulta atractivo a quienes tienen un concepto de sí mismos que le permita considerarse indispensables importantes e insustituibles. Así concede al ajedrecista una oportunidad para resolver conflictos centrados en torno al narcisismo. Tercero el rey es el padre disminuido ante la talla del chico.

Subconscientemente, proporciona al hijo la ocasión de decir al padre: para el mundo exterior es posible que seas grande y fuerte, pero si llegamos al fondo de la cuestión, resulta que eres tan débil como yo y necesitas tanta protección como yo. El ajedrez propicia una vigorosa afirmación de la personalidad.

Es de suponerse que entonces los peones son los niños.

Efectivamente y niños pequeños. Pueden crecer-transformarse- cuando alcanzan la octava fila, pero no deja de resultar significativo que les está vedado la categoría de "rey" Esta restricción aplicada a la coronación de los peones significa que se subraya el aspecto destructivo de la rivalidad con el padre. En el ajedrecista anticiparíamos, de un lado una crítica hacia la autoridad y de otro, una ineptitud o apatía para avanzar en la misma dirección del padre. El contraste entre el poderoso rey y el humilde peón simboliza la ambivalencia inherente al concepto de si mismo que tiene el jugador de ajedrez.

Agresividad.

La mayoría de los jugadores se sorprenden al enterarse de que el ajedrez es una válvula de escape para los sentimientos hostiles. La naturaleza del juego se encarga de disimularlo. El objetivo de capturar las piezas del adversario, se trasforma en el más sutil de dar jaque mate. Eso significa que el rey debe estar amenazado directamente y no poder realizar ningún movimiento legal. Ha de estar sometido a un ataque y sin embargo no se le puede capturar. Si adaptamos los tres significados simbólicos del rey, jaque mate significaría: primero castración, segundo exposición de la debilidad oculta y tercero destrucción. Por una parte, el ego del jugador reprime e intelectualiza su agresividad, por otra, la satisface en cierta medida a través del propio juego.

Milton Gurvitz

Milton efectúo un interesante experimento con reclusos, el es un psicólogo penal. Demostró de los presos que aprendieron ajedrez durante su periodo de encarcelamiento se manifestaron después menos inclinados a la reincidencia. Desarrollando medios mejores para gobernar sus instintos agresivos.


Pero muchos jugadores reclinan a su rey y el mate nunca se da.

Así sucede la mayoría de las veces. Los tres significados simbólicos que anteriormente cite deben apartarse de la conciencia, por lo tanto, el ajedrecista no puede admitirlo ante sus deseos antagónicos. Por eso el doloroso golpe del jaque mate se va diluyendo en el fondo de la cuestión a medida que los jugadores ganan experiencia, así los jugadores ceden o abandonan mucho antes de que se anuncie el jaque mate, al mirar la contundente fuerza material o una serie de ventajas imposibles de vencer.


Así se mitiga la agresividad directa.

Sí, quien descubre el juego por primera vez, su mayor placer se lo da sus intentos de ataque directo al rey a medida que se hace experto, empieza apreciar los matices sutiles, Como el juego posicional, las maniobras del peón, la estrategia abierta etc. Así también la agresión directa se desvanece paulatinamente.

Entonces el ego del ajedrecista, reprime e intelectualiza.

Efectivamente, pero por otra la satisface en cierta medida a través del propio juego. Diversos rasgos del juego sacan a relucir el narcisismo. El ajedrez es una batalla individual una partida ganada permite exponer a la luz los elementos grandiosos de la imagen propia. Este narcisismo es el de la etapa fálica.
.
Existe un estilo para jugar ajedrez influye el subconsciente?

Es amplia y extensa la literatura psicoanalítica que pinta la intima relación existente entre las obras de los artistas y sus conflictos neuróticos. Las mismas fuerzas inconscientes intervienen en el ajedrez, tanto en lo que se refiere al modo en que el juego se entrelaza con la estructura del carácter, como en lo que concierne al estilo que el jugador adopta. Habitualmente los maestros se adhieren a determinadas aperturas que encajan con su temperamento. El hombre pacífico y pasivo puede jugar un ajedrez brillante, así desarrolla su agresividad sobre el tablero, en cambio el hombre agresivo puede compensar su acometividad jugando un ajedrez tranquilo.

Einstein creador de la teoría de la relatividad fue amigo de Lasker. Emanuel le decía al genio que era su amigo, que aseverar que la velocidad de la luz en el vacío era infinita, estaba por demostrase. Einstein ante la resistencia de Lasker para llegar a una conclusión, aseguraba que debido a su temperamento de ajedrecista, no requería que algo se estableciese categóricamente, puesto que después de todo el ajedrez no era más que un juego. Lasker no se comprometía con ningún punto de vista doctrinario. Steinitz se manifestaba frecuentemente mas ávido de demostrar sus teorías que de ganar, Capablanca deseaba simplificar y Alehkine atacar.

Ricardo Reti.

A primera vista, no parece tener importancia la forma en que uno gana la partida de ajedrez, sin embargo, la experiencia enseña que incluso dentro del mismo nivel de potencialidad, un análisis minucioso pone al descubierto grandes similitudes en la manera de abordar el juego. Fue Reti en su libro “Maestros del Tablero”, quien señaló esto por primera vez y lo documento con gran cantidad de detalles. Cualquier experto distingue una pintura de Degas o de Leonardo, así los estilos de los maestros del ajedrez asumen una fisonomía distintiva identificable por los expertos. Algunos ajedrecistas saben atacar y defenderse con idéntica destreza, Otros dominan el ataque, pero se defienden mal, otros se defienden bien, pero atacan de modo deficiente.

¿Usted trato a Boby Fischer?

Su madre Regina llevo a consulta a Boby, después de que él ganó el campeonato juvenil en 1956 de los EE.UU. a la edad de 13 años. Vino a verme, una media docena de veces. Cada vez que jugaba al ajedrez con Fischer lo hacía durante una hora o dos. Con el fin de mantener esta relación con él, tenía que ganarle, y lo hice. Fischer reaccionaba violentamente, se ponía furioso después de cada encuentro, murmurando que era 'solo suerte' que yo le ganase

Tenía la esperanza de ayudarle a desarrollarse en otras direcciones. Comencé una conversación preguntándole que es lo que estaba haciendo en la escuela. Tan pronto como mencione la escuela, se puso furioso y gritó: "Tú me has engañado" y acto seguido se marchó. Años después, cuando me encontraba con él, en los clubes o en los torneos, me miraba con enojo, como si yo le hubiera hecho algún daño inconmensurable. La madre de Fischer ya había consultado a otros profesionales de la psicología como a Ariel Mengarini, un psiquiatra de Nueva York y Maestro de ajedrez y a Harold Kline, quien vio a su hijo en la división de psiquiatría infantil del Hospital de Brooklyn A pesar de su genio, era socialmente torpe, provocativo e infeliz.

Muchos ajedrecistas han sido tratados como verdaderos héroes.

El rey descubre otros rasgos característicos del jugador de ajedrez. El culto al héroe a héroes legendarios. Varios de los campeones dentro del ajedrez han recibido adjetivos descomunales: a Morphy se le conocía como el mejor jugador de todos los tiempos, otro ejemplo fue Steinitz se le nombro el padre del ajedrez moderno. Se le llamaba a Capablanca “La máquina de ajedrez”, de Alekhine se dijo: es el más formidable jugador de ataque de todos los tiempos.

Esto se deriva del la necesidad del ajedrecista de descubrir un héroe al que rendir culto. Así mismo los propios campeones hacen el juego a sus admiradores y obtienen profundad satisfacciones subconscientes de los grupos que los idolatran.

Las estructuras de la personalidad de algunos de los campeones del mundo muestran señaladas semejanzas a los que llamo héroes, en este grupo considero a Morphy, Steinitz, Capablanca y Alekhine. Ellos se entregaron al ajedrez casi en exclusiva. Todos estos hombres manifestaron considerable alteración emocional. La de Morphy fue la más profunda. Los cuatro presentaron en alto grado los rasgos del carácter agresivo y narcisista. Todos albergaban subterráneas fantasías de omnipotencia, en mayor o menor medida, se identificaban así mismos como reyes del tablero.

La función que desempeño el ajedrez en sus vidas es clara, sirvió de vehículo para la satisfacción de sus manías de omnipotencia. Estos delirios gobernados por el ego, se fueron libidizando poco a poco e inundando una parte cada vez mayor de la personalidad.

En sus notas usted distingue otro grupo, habla de los no héroes.

Distingo a los no héroes porque manifiestan tendencias exactamente contrarias. Carecían del mito levantado a su alrededor por ello adoptan al ajedrez, como una más de sus actividades intelectuales, manifiestan capacidad para triunfar también en otras zonas. Psicológicamente son sanos. Diré que el ajedrez difiere de otras actividades en que procura más satisfacción libidinal que las actividades corrientes del intelectual.

¿Fischer se clasifica como fue héroe?

Es el ejemplo perfecto de los jugadores héroe " que utilizan ajedrez para satisfacer sus fantasías de omnipotencia.

¿Spassky?

Ejemplo del no héroe Spassky representa la calma, un competidor eficiente que capaz de hacer bien las cosas y destacar en otros campos Fine señala también que Spassky es tolerante.

Obviamente usted es un No héroe, después de haber rechazado competir por el campeonato del mundo.

Fine sonríe, me extiende la mano y da por terminada la entrevista.












Leer Psicología del jugador de ajedrez:


http://www.ecdotica.com/biblioteca/La%20psicolog%C3%ADa%20del%20jugador%20de%20ajedrez.pdf


http://www.chessgames.com/perl/chessgame?gid=1071864


Reuben Fine vs Paul Keres

http://www.chessgames.com/perl/chessgame?gid=1071864

.

Libros de Reuben Fine


Basic Chess Endings , by Reuben Fine, 1941, McKay. Finales de ajedrez de base, por Reuben Fine, 1941, McKay. Revised in 2003 by Pal Benko . ISBN 0-8129-3493-8 . Revisada en 2003 por Pal Benko. ISBN 0-8129-3493-8.

The Ideas Behind the Chess Openings , by Reuben Fine, 1943. Las ideas detrás de las aperturas de ajedrez, de Reuben Fine, 1943. Revised in 1989. Revisada en 1989. McKay, ISBN 0-8129-1756-1 . McKay, ISBN 0-8129-1756-1.

Practical Chess Openings , by Reuben Fine. Práctica Aperturas, por Reuben Fine.

The Middlegame in Chess , by Reuben Fine. ISBN 0-8129-3484-9 . El medio juego en el ajedrez, de Reuben Fine. ISBN 0-8129-3484-9.

Modern Chess Openings, sixth Edition , by Reuben Fine. Aperturas Modernas de Ajedrez, sexta edición, por Reuben Fine.

Chess the Easy Way , by Reuben Fine, 1942. Ajedrez el camino fácil, por Reuben Fine, 1942. 1986 Paperback re-issue. ISBN 0-6716-2427-X 1986 re-edición rústica. ISBN 0-6716-2427-X

Chess Marches On , by Reuben Fine, 1946. De ajedrez en las marchas, por Reuben Fine, 1946.

Dr. Lasker's Chess Career , by Reuben Fine and Fred Reinfeld, 1935. Ajedrez Lasker en la carrera, por Reuben Fine y Fred Reinfeld, 1935.

Lessons From My Games , by Reuben Fine, 1958. Lecciones de Mis juegos, por Reuben Fine, 1958.

The Psychology of the Chess Player , by Reuben Fine, 1967. La Psicología del jugador de ajedrez, de Reuben Fine, 1967.

Bobby Fischer's Conquest of the World's Chess Championship: The Psychology and Tactics of the Title Match , by Reuben Fine, 1973. ISBN 0923891471 La conquista de Bobby Fischer de Ajedrez Campeonato del Mundo: La psicología y tácticas de la lucha por el título, por Reuben Fine, 1973. ISBN 0923891471

The World's Great Chess Games , by Reuben Fine; Dover; 1983. ISBN 0-486-24512-8 . Más grandes del mundo de ajedrez Juegos, por Reuben Fine, Dover, 1983. ISBN 0-486-24512-8.

[ edit ] On psychology psicología

Freud: a Critical Re-evaluation of his Theories , by Reuben Fine (1962). Freud: una re-evaluación crítica de sus teorías, por Reuben Fine (1962).

The Healing of the Mind , by Reuben Fine (1971). La curación de la mente, por Reuben Fine (1971).

The Development of Freud's Thought , by Reuben Fine (1973). El desarrollo del pensamiento de Freud, por Reuben Fine (1973).

Psychoanalytic Psychology , by Reuben Fine (1975). La psicología psicoanalítica, por Reuben Fine (1975).

The History of Psychoanalysis , by Reuben Fine (1979). La historia del psicoanálisis, por Reuben Fine (1979).

The Psychoanalytic Vision , by Reuben Fine (1981). La visión psicoanalítica, por Reuben Fine (1981).

The Logic of Psychology , by Reuben Fine (1985). La lógica de la Psicología, por Reuben Fine (1985).

The Meaning of Love in Human Experience , by Reuben Fine (1985). El significado del amor en la experiencia humana, por Reuben Fine (1985).

Narcissism, the Self, and Society , by Reuben Fine (1986). El narcisismo, el Yo, y la sociedad, por Reuben Fine (1986).

The Forgotten Man: Understanding the Male Psyche , by Reuben Fine (1987). The Forgotten Man: Comprensión de la psique masculina, por Reuben Fine (1987).



http://www.chessmaniac.com/Games/MyChessViewer/fine.htm