viernes, 10 de abril de 2015

Aarón Nimzowitch


Aarón Nimzowitch en su juventud


Aarón Nimzowitch en su juventud 




Si no hubiera una manera difícil de jugar una partida de ajedrez, Nimzovich lo encontraría.

Aarón Nimzowitch nació dentro de una familia judia en Letonia. Sam Nimzowitsch, su padre fue una persona de carácter fuerte, amante de la disciplina; un rico industrial de la madera, que poseía una vasta cultura, además fue un buen ajedrecista, respetado por sus conocimientos dentro del círculo del café que visitaba.

Aarón aprendió el ajedrez a través de su progenitor. Su padre le dio a conocer la inmortal de Anderssen. Partida de la cual se enamoró a los 8 años. Desde ese momento, afirma el ajedrecista, me sedujo el ajedrez.

Aarón es originario de Riga, menciona que esta ciudad fue la capital del gobierno de Livonia y el segundo puerto del imperio ruso en el Báltico. Ciudad cuya reputación se debe también al ajedrez. Este lugar fue escenario de sus primeras escaramuzas. Combinó el estudio del Talmud con el aprendizaje del ajedrez.

Al cumplir los 10 años ya se hablaba del niño Aarón en la revista "Deutsches Wochenschach" se lee distinguía como un talento.

Al mudarse a Alemania donde inició sus estudios de filosofía, Aarón acudía al Café Kaiserhof en Berlín. Observó el juego de Schlechter, Maroczy, Tchigorin, Marshall y Janowski y jugando con otros jóvenes como: Spielmann, Vidmar, Duras, Bernstein, Tartakover y Rubinstein obtuvo, la experiencia que todo ajedrecista joven anhela. El padre de Aarón desesperado y disgustado, se opuso a que su hijo dedicase su vida al ajedrez.

Café Kaiserhof, ubicado en Zietenplatz und Wilhelmplatz
en el Hotel Kaiserhof -Postal de 1900-

En Ostend quedo medio punto por detrás de los ganadores Rubinstein y Bernstein. En ese encuentro participaron más de 29 ajedrecistas. Sobre esto, Aarón explica: Tarrasch fingió no verme durante el torneo, solo después de mi excelente actuación me dijo: ¡Le felicito por tu éxito! Me di cuenta de su oportunismo, de su naturaleza mediocre.

También fue excelente su desempeño en Carlsbad. Después concurrió a San Sebastián - el mismo Torneo en el que Capablanca hizo su debut, ganando la justa- Por cierto, Aarón intento que el cubano no lo jugase. Nimzowitch empató por el quinto, sexto y séptimo con los veteranos Schlechter y Tarrasch. Al siguiente año empató con Marshall y Spielman. Los finalistas en la última ronda fueron él y Rubinstein.

"Nimzowitch me cuenta: debido a mi nerviosismo, perdí el partido decisivo. Rubinstein y yo compartimos segundo puesto. Tarrasch no dejó pasar la oportunidad de divertirse a mi costa.

Sobre este resultado, sobre la derrota de Aarón ante Rubinstein, Tarrasch escribió: "Nimzowitch tiene una preferencia absoluta para jugadas feas de apertura, suerte que Rubinstein, que siempre juega con buen gusto, le rebatió concienzudamente, porque hubiera sido realmente un escándalo si el juego antiestético hubiera sido coronado con el primer premio".

A lo que Aarón respondió en la columna de ajedrez del diario berlinés: "El Dr. Tarrasch publicó mi partida contra Rubinstein, acompañándola con glosas encaminadas a despreciar mi manera de jugar ante el público. No hace falta que se esté de acuerdo con mi interpretación del juego de ajedrez, pero una crítica tan exagerada y transfigurada del mismo debe provocar una respuesta enérgica.

Expresiones como una 'fea' y 'asquerosa' manera de jugar y consideraciones similares, es una muestra del ataque de rabia furibundo de un glosador que se pretende ejemplar, son indignas. Además parece como si el Dr. Tarrasch quisiera vengarse de mí de esta forma por su fiasco teórico en la variante 3. e5. Mi partida contra Rubinstein decidía el honor del primer puesto y un premio de 2.500 Fancos.

Por estar comprensiblemente nervioso, jugué bastante por debajo de mi nivel. El Dr. Tarrasch calla esta circunstancia y construye de esta manera una falsa valoración de mi juego, que debe indignar por su injusticia a los expertos".

Y así fue, ambos jugadores estaban tan nerviosos que primero Nimzowitch y después Rubinstein, no vieron un mate en dos jugadas.


Tarrasch ha llamado Nimzowitch un jugador de gambito, también ha comentado: "Aunque el señor Nimzovich sigue sus propios caminos en las aperturas, esto no es un ejemplo conveniente para el público".

En 1922 se trasladó a Dinamarca, debido a la revolución rusa. Pronto, su padre, se encontró en la ruina, debido a este conflicto social. Es en este País es donde Aarón manifiesta los rasgos de una manía persecutoria que persistió durante tres años. En este Lugar triunfó dos veces, obteniendo el Campeonato Nórdico en 1924 y en 1934.

Fue en esta nación que su teoría fue adoptada por los maestros de suiza. Referente a la publicación de su libro "Mi sistema" en la lengua alemana y en la inglesa. Aarón agradece la gran popularidad que el contenido de la obra ha tenido y el interés que ha suscitado.

Cuando Nimzovich introdujo su Defensa Nimzoindia, Tarrasch afirmó que ésta era "horrible" a lo que Nimzovich le respondió: "La belleza de las jugadas no reside en la apariencia sino en los pensamientos que se encuentran tras ellas". De su imaginación son: la Defensa Nimzovich , la Defensa Nimzoindia , la Apertura Nimzovich.

Sus teorías, sus innovaciones y sus líneas de juego como: en la Defensa Nimzoindia, en el ataque francés, en la defensa siciliana, en la defensa Caro-Kann, en la defensa Nimzowitch, en el ataque Nimzowitch, en la defensa Danés y en otras aperturas, han enriquecido el juego. Aarón menciona: rescaté al ajedrez de la soberbia de Tarrasch . ¡Devolví el encanto y el placer al ajedrez!


Libro de Nimzowitch traducido al ruso

Dentro del restaurante donde se realiza esta conversación Aarón se queja de que la vajilla y así como los cubiertos se encuentran sucios. El mesero se los lleva con el fin de cambiarlos. Entonces Nimzowitch limpia sus lentes, y con parsimonia me cuenta, que los primeros artículos de su sistema, publicados en un diario, solo dieron pie a la ironía, se decía que yo había inventado un sistema, con el fin de ocultar mi ignorancia en la teoría del Ajedrez.

Nimzowitsch muestra una mente abierta e inquieta. Es egocéntrico. Ha sido acusado de misántropo, misógino, megalómano y narcisista.

Desconfiado, difícil, con mal genio, no pretende agradar a nadie, en realidad su personalidad es huraña. Su rostro trasluce aflicción, su apariencia es de un hombre preocupado.

Aarón ha sido renuente a entablar amistad con sus colegas. Nimzowitsch y David Przepiorka un hombre educado y amable, judío como Aarón, participó en numerosos torneos junto a Ninzo y pesar de ello nunca se hablaban.

Llegaron a saludarse cuando Przepiorka gana un premio de belleza en agosto d 1930 y Aarón le felicita. Esta actitud amable, por parte del ruso le extraña al jugador polaco y a bocajarro le pregunta a Aarón, el por qué durante años, no le ha dirigido la palabra, a lo cual nuestro entrevistado responde; "Siempre pensé que eras parte de la escuela de Tarrasch"

Se percibe en su desarrollada y habitual descortesía para con Przepiorka, la ofuscación de Aarón, porque sin ninguna evidencia desconfía de la lealtad de su colega.

Su capacidad de raciocinio no está afectada directamente, pero si distorsionada. El humor irónico y la necesidad de un contrincante forman parte de los rasgos de su crisis. Aarón confía en un reducido entorno y en la rutina de su vida.

El espíritu de Ninzo revela apetitos y temores que duermen dentro de él y cuya existencia apenas sospecha. En el existe la dualidad, por un lado su honestidad y agilidad intelectual, su cultura, su educación y la otra, es la que se siente desdeñada, y por ello su acritud.

Aarón se aísla de lo demás, con un talante defensivo y mira a todos con recelo. Esta muralla alrededor suyo, lo incomunica por su comportamiento irritable. Su reflexión de que se le intenta hacer daño, lo hace impopular, lo aleja de la gente y retroalimenta su desconfianza.

Aarón ha perdido la ironía agresiva de su juventud, pero su nerviosismo se ha ido acrecentando.

Los consejos razonables tienen poca influencia en Aarón, él es el primero en sorprenderse de que lo quieran perjudicar, y de que no es respetado. "No he hecho daño a nadie -exclama- no me pueden reprochar nada; no he tenido ni discusiones ni peleas; no sé de ningún agravio por el que alguien quiera desquitarse.

Arón se queja ahora con el camarero, de lo poco de la ración que le sirvió. Después de cambiar nuestros platos, le explico al teórico que al nombrársele una palabra deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente.

Aarón aún contempla los platos, comparando cuál de ellos tiene más cantidad del guiso, pero un sí seco, me da pie a preguntar.

A continuación la transcripción de las palabras y reguntas, así como sus respuestas:

Riga 1900

Riga.

-¡Vaya manera de iniciar! Me ha traído los más bellos recuerdos, al mencionar a mi tierra. Evocaciones de mis padres, de aquella atmosfera de inteligencia, poesía y de amor por el ajedrez.

El sistema educativo que le toco vivir

-La educación se basaba en que los niños debían que estar siempre trabajando, en diversas ocupaciones aburridas y tediosas. Debí aprender textos religiosos, caligrafía, latín, matemáticas, etc.

El ajedrez en el hogar.

-Mi padre fue un aficionado al ajedrez, y nos hablaba de la increíble belleza del juego. Sus charla despertaron en mi un vivo interés por aprender a jugar Desde temprana edad le solicité a mi padre que me enseñase.

El retraso ese momento hasta cuando yo cumplí los 8 años. Sus enseñanzas fueron una decepción, usted sabe los conocimientos básicos sobre los movimientos de la Torre, del Alfil, del caballo, etc.

Si se quiere enseñar el ajedrez a un niño debe ser sin una actitud negrera. Olvidarse del entrenador sudor y lágrimas. ¡Tratar de hacer el conocimiento interesante, animado y atractivo! El aburrimiento debe ser desterrado. La base del proceso del aprendizaje es la fantasía.

Las posteriores instrucciones de mi padre no estuvieron exentas de errores. Vivian en mis interminables impulsos por combinar. Al tiempo compruebe que esos ímpetus, los rompía el juego posicional rudo de cualquier experto.

Atacaba mucho, avanzado mis peones, intentando establecer trampas que me otorgaran la posibilidad de hacer combinaciones. La sabiduría posicional la fui descubriendo con el tiempo.

Psicología

Los factores psicológicos desempeñan un papel importante en cualquier desarrollo personal.

Su padre

-Mi padre fue fruto de su época, con su rigidez en los preceptos educativos, exigiendo que un niño no debe perder ni un minuto de su tiempo, por lo tanto debe estar siempre aprendiendo cosas nuevas… e inútiles.

El ajedrez que le enseñó su padre.

-A un niño que no sabe nada sobre el ajedrez, no se le debe aturdir de inmediato con la indicaciones de que la torre se mueve así, el alfil de tal manera o el peón sólo se arrastra hacia adelante al ritmo de un caracol, y el caballo salta violentamente en todas direcciones, y la reina se mueve por todas partes.

Lecciones tediosas y aburridas por el gran volumen de información. Los fundamentos del ajedrez deben enseñarse de otra manera, menos formal. Los niños deben sentir que el ajedrez es un juego.

Un enfoque formalista puede matar la fantasía del niño y su interés por el ajedrez..

Un maestro de ajedrez debe determinar la naturaleza del la forma de jugar de su pupilo. Saber si a su alumno le gustan las combinaciones o si su tendencia es por un juego posicional, porque en función de esta predisposición, los métodos de enseñanza son distintos.

Puedo decirle que mi desarrollo dentro del ajedrez habría sido más armonioso y sin quejas, sí lo hubiese aprendido en mi adolescencia.

¿Qué tipos de conflictos se dieron en su infancia con su amado padre, y una pregunta más el juego posicional de su padre se parecía al de Tarrasch?

Si uno desea obtener resultados, debe uno elegir a un enemigo mortal y tratar de destronarlo. ¡Yo no podía soportar el hecho de que el líder de una escuela dentro del ajedrez, fuese un hombre mediocre!

Nervios.

En mis tiempos de juventud, mis constantes viajes para jugar en los cafés aunado a mi estilo de vida irregular, y la ausencia total de un trabajo perjudicaron mi sistema nervioso, esta alteración se tradujo en jugara de manera impulsiva, con un estilo de ataques rápidos.

En agosto de 1905, jugué en el torneo de Barmen y ... fracasé miserablemente. En ese entonces, pensé en esta debacle como un desastre horrible, pero ahora estoy seguro de que esta desgracia me salvó de una "situación casi completamente sin esperanza". Sin esta "jugada salvadora" hecha por el destino, me habría enfrentado a una catástrofe.

Fue así que la indignación por mi fracaso, más mi aversión por Tarrasch me motivaron a recapitular. Un análisis somero de mis juegos en Barmen, me demostró mis debilidades.

Desarrollé un estilo de juego cauteloso lento ¿cómo podría yo hacer sacrificios sin un cálculo preciso?, el análisis de algunos juegos me hicieron entender la estrategia de los juegos cerrados. Tuve que descubrir los principios posicionales por mí mismo.

La mejor es cuando uno deja de perseguir fantasmas, soñando con ataques de mate atrevidos lo mejor es mirar la realidad de ajedrez, tomarla en serio.

“Cualquier jugador con predisposición por combinar, con una preparación adecuada, puede convertirse en un maestro de primer grado “

-Esta sentencia profética la dijo Schlechter, en 1905, cuando la pedagogía de ajedrez estaba en su infancia. Hoy en el apogeo de la pedagogía de ajedrez, el talento combinatorio, además de un buen aprendizaje, y una preparación psicológica le da fuerza al maestro.

A Carl lo conocí en a principios de ese año en que participé en un torneo round-robin en Viena con Schlechter, Wolf, Forgacs, Vidmar, Perlis y otros.


Piezas negras.

¡Vaya me gusta la ironía! He obtenido muchas victorias con las figuras negras sobre los mejores jugadores.

¿A qué edad pensó seriamente dedicarse al ajedrez?

-A los 17, dentro del ajedrez aprendí las combinaciones. A los 20 años ya me sentía un maestro En Ostend, en un Torneo donde participaron más de 25 ajedrecistas empate el tercer lugar con Mieses, a solo medio punto detrás de los ganadores Rubinstein y Bernstein..

Los jugadores de Carlsbad.

-Tengo agradables recuerdos de ese torneo, donde vencí Alekine no lo jugó, el fue como corresponsal del New York Times. Al final de la justa Alexander escribió: "El torneo de ajedrez en Carlsbad tuvo un emocionante final, siendo Aarón Nimzowitsch el hombre del día. El primer éxito de su carrera de ajedrez, fue la única sorpresa desde el punto de vista deportivo. Uno sólo es capaz de formar una opinión correcta de de este filosofo y artista del ajedrez, si uno está familiarizado con sus libros. Su último libro es especialmente interesante. Se ilustran numerosos juegos con su estrategia. El libro se llama "Mi sistema", y lo redacta de una manera original. El lector es llevado a un nuevo tipo de reflexión sobre el ajedrez sin darse cuenta"

- En este torneo contendieron: Yates, Tartakower Marshall Treybal, Canal Becker Colle, Johner, Grünfeld, Euwe, Mattison, Sir George Thomas, Brinckmann, Sami, Gilg,, Vera Menchik, Spielmann, Vidmar, Capablanca, Tietz, Bogoljubow, Rubinstein, Maroczy.

Le menciono a Aarón lo dicho por el Maestro Alapin sobre su juego: "Esta nueva forma de jugar escapa a mí entender" Como respuesta solamente sonríe.

Imaginación.

-La atmósfera de la ciencia especializada y concentrada, dicen los modernos, no favorece en absoluto el desarrollo de la imaginación innata. Pero mantener flexible esta imaginación innata, es de gran importancia, incluso de un significado vital para el conjunto de nuestro desarrollo espiritual. Por este motivo, debemos proceder de acuerdo con el siguiente principio: Una vez realizado todo el esfuerzo científico, debemos dejar de lado el conocimiento especializado para devenir nuevamente como "un niño dentro de su naturaleza.

Niños.

-¡Mantengámonos plenos de alegría y libres de preocupaciones como un niño; olvidemos la tosca seriedad de la vida y entreguémonos de buen grado a la frivolidad y al juego!

La captura de peones.

-Una partida en curso es como el organismo de un niño, en proceso de desarrollo. Si un día se presentase en la Bolsa un niño de seis años, dispuesto a adquirir un paquete de acciones, los señores financieros se reirían a carcajadas, porque pensarían que un acto así sólo deben realizarlo personas adultas y conscientes de saber lo que hacen al comprar. La pregunta en el aire para todos sería ¿Para qué quiere el niño las acciones? De la misma forma, yo les preguntaría a los cazadores de peones: ¿Qué han conseguido al ganar uno o más peones, en detrimento del desarrollo? El organismo del niño tiene que desarrollarse, como función vital básica, pues ni el padre ni la madre pueden crecer en lugar del niño.

Centro.

-Sí en una batalla envío a un puñado de soldados a luchar por un territorio en disputa, sin haber hecho nada por impedir que el enemigo bombardee la posición, jamás se me ocurriría hablar de conquista del territorio en cuestión. Obviamente, no. Entonces, ¿por qué sí lo hacemos en ajedrez?"

Steinitz la acumulación de pequeñas ventajas.

-La acumulación de pequeñas ventajas no es, en modo alguno, el rasgo más importante del juego de posición. Estamos inclinados a concederle a ese tipo de operaciones un papel muy subalterno. La dificultad de este método se ha exagerado considerablemente. No es fácil de entender cómo puede considerarse bello el mezquino almacenaje de valores. ¿No recuerda este procedimiento, en algún sentido, las actividades de un viejo avaro? Y, si es así, ¿a quién podría ocurrírsele que tales actividades tengan algo de hermoso?"

"Mi sistema".

-Estoy convencido de haber escrito el primer libro de verdadera enseñanza del ajedrez. Los otros son: "La práctica de mi sistema" y "El Bloqueo". Nuestra época se caracteriza por su encantadora irreverencia, las teorías antiguas y consolidadas son impugnadas; las tradiciones más arraigadas son arrancadas de sus raíces.

Se ha mencionado que su sistema no es más que una colección de recetas que se pueden usar solo en ciertas condiciones. No obtengo una respuesta, Arón nervioso me mira irascible.

Atacar con las piezas.

-Exigirles a las piezas sólo una directa actividad atacante lleva el sello inequívoco del movedor de madera. Con buen criterio, una mente ajedrecística sutil les pedirá también a las piezas que realicen maniobras preventivas

Peón pasado.

-Un peón pasado es un criminal, que debe ser encerrado bajo llave. Las medidas suaves, como la vigilancia, no son suficientes.

El caballo.

-El mejor bloqueador

Partida moderna.

-¿Corresponde la partida moderna de Tarrasch verdaderamente todavía a una interpretación moderna, o es anticuada y dogmática?

Shlechter, Maroczy, Tchigorin, Marshall y Janowski, Spielmann, Vidmar, Duras, Bernstein, Tartakover, Rubinstein

-Durante mi juventud, en Alemania, a muchos los vi jugar y con otros muchos competí. Todos me dejaron enseñanzas. Mi presentación en Coburg no fue lo bien que hubiese querido y del Torneo de Barmen, no quiero acordarme. Me percate de mis debilidades e inicie a trabajar para superarlas.

Geza Maroczy.

-En mi libro incluí la partida Geza Maroczy vs Hugo Suechtin. Se puede apreciar la aplicación de las jugadas profilácticas y mi cosmología sobre la cadena de peones.

¡Primero restringir, luego bloquear, finalmente atacar!

-Su lógica es impecable.

Burn

Al británico Amos Burn le atraía jugar a la defensiva, sus partidas eran cerradas y de larga duración Cuando Burn se sentaba al lado del tablero, y alrededor suyo colocaba una serie de objetos tales como: una bolsa de tabaco, fósforos, un cenicero, una escupidera. Después situar estos objetos se sentía completamente a gusto.

Cuenta Marshall que al jugar contra Burn este buscó su tabaco. Se jugó un gambito de Dama

1. d4, d5

2. c4, e6

3. Cc3, Cf6

4. Ag5, Ae7

5. e3, 0-0

6. Cf3, b6

7. Ad3, Ab7

8. cd, cd

En este momento Burn empezó a llenar su pipa y Marshall cuenta que entonces él apuró sus jugadas.

9. h4, g6

10. h5,

Según Marshal, su movimiento dejo meditando a Bur , que aún no encendía la pipa.

Se amenaza Ah7, Rh7 Cg5, conocido como el ataque Pillsbury.

10. ..., g6

11. h5, Te8

12. hg, hg

Ahora Burn buscaba afanosamente sus cerillos.

13.Dc2, Ag7

14.Ag6!, fg

Nervioso encendió un cerillo y se quemo los dedos, y apresuradamente apagó la cerilla

15.Dg6, Cd7

16. Cg5, Df6

Ahora Bur inicio a prender su pipa, chupaba, y chupaba hasta que encendió el tabaco. Pero se había acabado el tiempo.

17. Th8, Rinden.

A causa de 17. ..., Rh8 18. Dh7 mate.

Marshall reseño: "Pobre Burn. Creo que lo timé. Si al menos hubiera encendido su pipa antes, la historia tal vez fuera otra. Aceptó su derrota con buen ánimo y nos dimos la mano. Entonces, se le apagó la pipa".

En ese entonces se creía que el tabaco ayudaba a pensar mejor. Fuman: Lasker, Blackburn, Vidmar Friedrich Saemisch y otros. Yo odie aquellas nubes de humo, las nieblas de aquel penetrante y viciado mal olor, que producían los puros o las pipas. Por fortuna años después se prohibió fumar dentro de la sala de juego.


Friedrich Saemisc

Usted acuso a Vidmar de intentar prender su puro (Milan Vidmar es un ingeniero eléctrico, jugador y teórico del ajedrez, filósofo y escritor nacido en Liubliana, se graduó en 1907 en la Universidad de Viena Entre 1928 y 1929 fue el décimo canciller de la Universidad de Liubliana y de quien se sabe recopila material para un posterior libro sobre el ajedrez de su tiempo.)

- Sí realmente lo pensé, mientras jugábamos, él saco su gran cigarro, a pesar de estaba prohibido fumar en la sala. Yo reaccione, me pare y le dije a Clerk Macrozy: Vidmar es un jugador de edad, debería saber bien que una amenaza es más fuerte que su ejecución.

Hans Kmoch.

-¡Me ha obligado a sonreír! Hans Kmoch ideo la partida 'Inmortal de la sobreprotección' Una partida ficticia, este buen amigo y gran teórico del ajedrez publicó en la revista 'Wiener Schachzeitung' toda una historia, llena de ironía y con un buen sentido del humor. Una diversión que la firmo con mi nombre.

Nimzowitsch vs Systemsson.

-El nombre de mi imaginario oponente Zoltan Arpod Ulf Min Systemsson IV, que según Hans Kmoch; nació el 29 de Febrero de 1900, en Dublín, Irlanda y que aprendió a jugar al ajedrez a la edad de 6 años y al tiempo se convirtió en uno de los mejores jugadores. Después de varios triunfos su carrera se vio interrumpida por la inesperada muerte de su padre. Más tarde, al superar una fuerte depresión, volvió a los tableros enfrentándose a mí.

Calistenia.

-Mis ejercicios de calistenia durante mis partidas, los realizo por una recomendación del médico Müller. Entre estos ejercicios hago flexiones y en ocasiones me coloco de cabeza. Me da excelentes resultados

¿Sus mayores éxitos?

-He logrado varios en Copenhague 1923, en Marienbad 1925, Hannover 1926, Londres 1927 y Berlín 1928 en estos dos últimos torneos, he terminado por delante de Bogoljubov, Karlsbad 1929

¡En Dresde, sí en 1926, conseguí 8,5 de 9 terminando 1,5 puntos por delante de Alekhine!

Alekhine vs Bogoljubov.

El match se jugó en distintas ciudades de la Alemania nazi.

Hans Frank.

Un nazi. Él estaba interesado en el ajedrez y disfrutaba una magnifica biblioteca, repleta de literatura sobre el ajedrez. Incluso a varios ajedrecistas nos invito a un almuerzo en su Villa.

¿Se sintió seguro con los Nazis?

Yo fui como un corresponsal más, protegido por tres consulados: el de Letonia donde nací, el de Dinamarca donde residía y el de Holanda debido a que mis puntos de vistas sobre el encuentro los enviaba a un periódico en Holanda.

Lasker.

El maestro no es más que un hombre sometido a impulsos subjetivos, en la misma medida que cualquier otro jugador.

Hoy en día está de moda la lucha psicológica contra el adversario. Lasker ataca en primer lugar la psicología del contrario.

Lúdico.

-La tendencia innata del espíritu hacia las actividades lúdicas y ociosas, puede utilizarse en la práctica ajedrecística, ya que precisamente el ensayo de yuxtaponer los componentes mentales individuales, es extraordinariamente significativo para el juego de ajedrez.

Diletante.

-Del italiano dilttante para designar al aficionado a la música, al melómano, basado en el latín delectare agradar, encantar, regocijarse Que no tiene otra ocupación que la recreación en el arte. En este terreno debe enmarcarse la actividad puramente diletante dentro de un amplio ámbito que abarca los campos del arte: teatro, cine, pintura, música y también el ajedrez: No debemos permitir que el espíritu decaiga; hemos de cultivar su tendencia innata a la actividad lúdica.

-Cuando descubrí tierras mentales vírgenes, yo, aún era un diletante o al menos no había alcanzado todavía un alto nivel de tecnicismo. Quienes se han mantenido apartados del espíritu del tiempo moderno, pueden fácilmente caer en la tentación, de ridiculizar el diletantismo.

En el campo del ajedrez, esta ridiculización no es difícil. Bastaría uno indicar sin misericordia, los errores técnicos del diletante o bien generalizar y afirmar: El diletante ataca durante la partida allí, donde se le ocurre en aquel momento, mientras que el maestro, donde la posición lo exige. Aquél se deja llevar por su estado de ánimo, mientras que éste busca la jugada obviamente correcta, o argumentos similares.

Maestro.

Observo dos clases uno que es precisamente el diletante, de quien cabe esperar la renovación del arte no de quien se ha petrificado en la rutina, ellos nunca podrá orientarse hacia un nuevo y productivo razonamiento.

Y el maestro creativo, este debe mirar con benevolencia y simpatía al diletante; porque ambos buscan la excepción de la regla estratégica y a ambos les parece poco tentadora la búsqueda de la victoria fácil.

El ajedrecista rutinario.

-Me atrevo a afirmar que el maestro dotado de creatividad tiene más puntos de contacto con el diletante dotado que con colegas dotados mediocremente, bien entendido que la palabreja "mediocremente" no se refiere de ninguna manera a los éxitos conseguidos, si no solamente a la fisonomía ajedrecista de los maestros en cuestión.

El "maestro dotado mediocremente" es decir el especialista rutinario, siempre reprenderá y descalificará. En este aspecto no se puede cambiar nada y expandirá su insatisfacción por igual en uno y otro sentido.

Considerará al colega creativo como extravagante y al diletante dotado como "imposible". Y quizás esta descalificación tenga su lado bueno: Porque nos incita hacia el aspecto técnico del cultivo del arte.

Escuela Hipermoderna.

-Me encuentro entre ellos, introdujo muchos nuevos principios posiciónales, tales como: las restricción y el bloqueo atacando la cadena de peones en su base y la superprotección; dominio del centro sin su ocupación, acción indirecta, juego cerrado con maniobras internas, alfiles actuando desde los fianchetos y cadena de peones sin tensión. Una posición aplastante en el centro da derecho a atacar en un ala.

El costo de sus ideas.

-Las burla. Nadie desde que existe la historia del ajedrez ha tratado de forma semejante a mis nuevas ideas con el menosprecio o el silencio en lo mejor de los casos.

Steinitz.

-Aventajaba a su generación 50 años al menos.

Las ideas de Tarrasch.

-Sus conceptos son de una rigidez que asusta, me parece que es la vanguardia de los puritanos, piensa que son más firmes que la teoría de la gravedad

El juego de posición.

-El juego de posición tiene su propia técnica, como cada rama del arte, y esta técnica puede ser adquirida.

Wiener Schachzeitung.

-Revista de ajedrez en la cual he escrito mis textos hipermodernos.

'Dr. Siegbert Tarrasch' Caricatura de la época

Jugadores hipermodernos.

Entre ellos: los Maestros Réti, Breyer, Grunfeld, Colle, Sämisch y Tartakover.

Alekhine y Lasker.

- Incluya a Capablanca, ellos aceptaban las ideas del modernismo de Tarrasch como verdades universales.

Peón.

-Puede llegar a parecer cómico, pero les aseguro, que para mí el peón libre tiene alma y lo mismo que el hombre, posee aspiraciones que duermen dentro de él, en forma desconocida y temores cuya existencia apenas sospecha. Esto es extensible a la cadena de peones o a cualquier otro elemento estratégico.

Las figuras en el tablero.

-Las piezas que permanecen largo tiempo en reclusión, cuando ganan la libertad pueden adquirir una fuerza inmensa.

Desarrollo.

-El período de desarrollo puede estar imbuido de un espíritu democrático. Sería poco democrático, por ejemplo, autorizar a uno de nuestros oficiales a darse una larga excursión, mientras los demás se quedan en el cuartel con insoportable aburrimiento. No, procede concederle una jugada a cada oficial y... ¡que nos lancemos a la batalla!

Peones al centro.

-Para dominar el centro no es necesario ocuparlo con peones, se puede dominar éste con las piezas, como los alfiles, desarrollo de los alfiles por fianchetto.

Profilaxis, super defensa y bloqueo.

-Sonríe y con ironía comenta- Lea "Mi sistema"

Peón pasado.

-Los peones pasados, son candidatos naturales a su promoción, y es preciso trabajar en su favor facilitando sus progresos, mientras que el adversario debe considerar a tales peones como "criminales peligrosos" y ejercer sobre ellos un estrecho control.

El rey.

-Aún el rey más flojo huye despavorido ante la amenaza de un jaque doble.

Pieza clavada.

-El poder defensivo de una pieza clavada solamente es imaginario.

Agresividad.

-Odio las jugadas brutales prefiero las jugadas sutiles.

Humorismo.

-El verdadero humorismo contiene muchas veces mas verdades internas que la seriedad más sobria soy partidario de los paralelos cómicos y me gusta utilizar los hechos de la vida cotidiana, para aclarar algunas facetas complicadas del ajedrez.

¡Los ajedrecistas se hacen solos!

Iscimus discendo -Por la enseñanza, aprendemos-

¿Qué le enorgullece de su libro?

-El haber reducido el caos, a una serie de reglas que guardaban entre sí una serie de causas. Es precisamente lo que me enorgullece haber escrito un libro de verdadera enseñanza.

Control del centro.

-El control del centro, no necesita ejercerse por ocupación que una masa central de peones, no siempre es fuerte y a menudo es objeto de ataques. Sus principios posiciónales son los siguientes: la profilaxis, la restricción y el bloqueo atacando la base de peones en sus bases y la sobreprotección.

Combinación

-La combinación es la culminación lógica de la ventaja posicional.

La Nimzoindia.

-Supongo que hice enojar a Tarrasch que es un amante del alfil. En esta variante las negras se desprenden de su valioso alfil de casillas negras, en plena apertura con sus inconvenientes estratégicos, objetivo fundamental de este sistema, que es el debilitamiento de la estructura de peones blancos y que provoca un juego de mucha riqueza estratégica, con posibilidades para ambos bandos, es un planteo emblemático de una configuración clásica de peones doblados en la columna c.

Spielmann.

-Un jugador combinatorio muy capaz: Spielmann no está en condiciones de transigir. Esta característica tiene su origen precisamente en su temperamento. Incluso las jugadas de defensa, como proteger un peón débil con una torre, le son ajenos. Por tanto, en el enfrentamiento con él hay que tratar de simplificar la posición, a fin de excluir los motivos de ataque, y luego realizar un juego de presión en ambas flancos.

Raúl Capablanca.

-En Karlovy Vary, observe los bellos ríos Eger y Teplá. Es famosa históricamente por sus fuentes termales. Los nombres Karlovy Vary y Karlsbad tienen significado similar en checo: baños termales o balneario termal de Carlos, en relación a Carlos IV.

Asistieron los ajedrecistas más fuertes del momento, exactamente 22. Lo dije antes, Alexander Alekhine no lo jugó, él enviaba sus reseñas del torneo al New York Times.

Recuerdo la presencia de la rusa Vera Menchik juagando con los hombres.

Le cuento, ahí declarare: El mundo del ajedrez tiene que organizar un partido entre el campeón del mundo y el ganador de este torneo, es una obligación moral. Jamás se dio, nunca tuvo lugar, a pesar de mi triunfo en el certamen.

Match Alekine vs Nimzovich.

-Alenxander lo evitó, al pedirme demasiado dinero. No hizo lo mismo con Bogoljubov varias veces Campeón de Alemania, a quien por mucho menos dinero, le dio la oportunidad de competir, por el cetro mundial. Quizá porque sabía que le ganaría de forma fácil. También nunca se dio el encuentro: Steinitz vs Tarrasch.

¿Sus ideas causaron risa?

-Sí, sobre todo la idea del fianchetto que se reduce en colocar un alfil en una esquina del tablero, desde la cual no deja de controlar también el centro, pero sin estar en él. La situación de un alfil en la esquina les era risible, era ridícula, para los ojos habituados a los alfiles centralizados.

Tartakover.

-Uno de los más activos en la campaña de desprestigio de los fianchettos, fue el jugador polaco Tartakower. Una de las hipótesis, le atribuye el término "defensa india" a él.

Según cuenta, Tartakower bromeó sobre el movimiento de fianchetto ( g6 ó b6 ). Para él, era como una jugada propia del antiguo ajedrez que se jugaba en la India, en el que los peones sólo podían mover un paso y los alfiles sólo podían hacer movimientos "cortos" algunos dicen que de ahí que surgiera el término irónico de "defensa india".

"Sobreprotección una idea puramente judía, que disuade el ánimo agresivo".

-Frase de Alelkhine. También ha dicho que es miedo a la lucha, dudas acerca de la propia fuerza espiritual, agregando que es un triste cuadro de autodestrucción intelectual.

Mi satisfacción es haberlo visto jugar mi innovación, el gambito ideal de dama, en una partida y observé la exactitud de mis principios.

Modernistas.

-Nosotros los modernistas seguimos las leyes lógicas, igual que los no modernistas, con una salvedad que tratamos de dar nueva vida a dogmas fenecidos.

Fritz Sämisch.

¿Por qué tuve que perder con este idiota?

Nêmçoviç.

-El apellido original de la familia, en la ortografía alemana Niemzowitsch. Después de la primera guerra mundial, al expedirme el pasaporte, por error se escribió Niemzowitsch, yo no quería correr el riesgo de esperar semanas, por un trámite para corregir mi apellido y lo deje así.

A la izquierda, la más grande librería de Riga en 1900-

La Guerra.

-Desoladora, destruyó la vida industrial y comercial, se tradujo en la pérdida de miles de vidas, en hambre y pobreza. Motivó el exilio y los estragos en la psique de muchas personas fueron devastadores.

Yo emigré a Dinamarca, viví casi enclaustrado en una pequeña habitación. Sufrí una gran crisis nerviosa.

Cuál sería su consejo al jugador que prefiere las combinaciones.

-El talento de combinar más el trabajo minucioso pueden hacer posible, lo imposible. Al jugador combativo le digo procure comprender letra por letra los más importantes motivos y estrategias posiciónales. A quienes no les gustan las combinaciones, procure estudiarlas. La unión de un juego de combinaciones con el juego posicional les traerá Éxito, la alegría y el encanto.

Ironía.

-La ironía es capaz de mucho, por ejemplo amargarle la vida a los jóvenes de talento, pero de una cosa no es capaz, no puede impedir a la larga al irrupción victoriosa de las ideas.

Karlovy Vary Hotel Imperial IV. Internationales Schachmeisterturnier

 Karlsbad 1929


Postal Karlovy Vary 1900

Por Gabriel Capó Vidal

http://quienesjugaronajedrez.blogspot.mx/ 


Marzo 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada