viernes, 17 de octubre de 2014

Quienes jugaron ajedrez Jaime Sabines




Sabines nació en Cintalapa, Chiapas de Figueroa. Es compositor y cantante y uno de los poetas más leídos y el que más vende libros en México. Ha sido Premio Villaurrutia en 1973 y Premio Nacional de Literatura en 1983.

En su juventud estudio medicina, y rememora: ­Yo, no me sentía bien en la Escuela de Medicina, que se convirtió para mi en un trauma que duró tres años y medio. Ahora siento que me lastimó tanto la medicina. Pero los tres años en medicina me hicieron verdaderamente poeta, porque me sentí obligado a verme a mí mismo, a hablar de mí, de mi gran soledad, de mis angustias,  dolores, esperanzas y sueños, porque sentí el contraste con la ciudad que me apachurraba todos los días en la escuela, y supe del aire de México que no me gustaba, y eso que en esa época era limpio, no esta porquería que ahora respiramos.

Nos dice que cuando abandono sus estudios de medicina, entro a la facultad de filosofía y letras, donde conoció a Julio Torri, José Gaos, Ricardo Guerra, Rosario Castellanos, Fernando Salmerón, Héctor Azar, Emilio Carballido, Sergio Magaña Dolores Castro y Luisa Josefina Hernández y al nicaragüense Ernesto Cardenal, en su paso por México. También fui dependiente de una tienda de ropa, de mi hermano. (Donde escribió varios de sus hoy famosos libros).

También dice: conoci a Pellicer, al poeta tabasqueño y nos cuenta una anécdota que habla del carácter de Sabines. El maestro Carlos Pellicer, leyó unos poemas míos en la revista Metáfora y le interesaron. Un día me llamó y me preguntó si tenía poemas escritos y si pensaba publicarlos. Le contesté que estaba escribiendo, y me dijo: ''Si algún día publicas un libro, acude a mí que yo te voy a hacer el prólogo". Para mi gusto, los mejores en esa época eran José Gorostiza y Pellicer. Hubiese sido un empujón terrible que el poeta me hiciera el prólogo de Horal. 

Terminé mi libro y pensé: 'Con Pellicer nada de nada, o vales tú por ti mismo o ¿qué?, ¿vas a llevar muletas para tu primer libro? No señor. Acabé el poemario, fui con el maestro y le dije que no aceptaba su prólogo, pero le agradecí su apoyo. Lo escribí a los 23 años, en el primer año de filosofía

Sobre su texto " Tarumba" nos cuenta que nació en la tienda de telas y se cuestiona: Me llama la atención que es el libro con el que más se identifican los jóvenes. Me extraña ese fenómeno. Cuando estuve en Cuba, en 1965 —fui jurado del Premio Casa de las Américas—, a todos los jóvenes les llamaba la atención Tarumba. También estuve en las playas de Tonalá, Chiapas, den de asistían muchos jipis, y encontré que a estos muchachos también les gustaba Tarumba. ¿Por qué ocurrirá esto? ¿Cómo es posible que estos muchachos que crecen en la revolución cubana y estos otros que crecen en la libertad del hipismo se identifiquen con Tarumba? Así era y sigue siendo todo. Tarumba es una protesta contra la vida que lleva uno. Es la rebeldía.

Sobre su poesía, Marco Antonio Campos dice: Uno de los poetas mexicanos que más se acerca a la afirmación de que un escritor sólo escribe en su vida un libro, creó un estilo y un tono; ese algo que hace de inmediato relacionar cuando otro escribe como él.

Monsivais asegura: El poder de convocatoria de Sabines radica, según creo, en la capacidad de animar el placer de la metáfora, recurriendo a elementos cotidianos. Ese don formidable de convertir en expresión sabiniana lo que antes de él pudo ser de cualquiera de nosotros. En las ocasiones en que he visto en acción al público de Sabines, esos amorosos que no se avergüenzan de toda conformación, he percibido o creído percibir que para buena parte de ellos Recuento de poemas o Nuevo recuento de poemas le significaron el ingreso a un mundo de estímulos inesperados, ligados a la música de la palabra, a la emoción largamente vivida de una metáfora, a la posibilidad de asomarse a una sensibilidad que desconocían en ellos mismos, y comparten su pasión inaugural con los habituales de la poesía, los enterados. Una gran poesía se construye con espontaneidad arduamente trabajada, sencillez de la complejidad, con desdén ante la tiranía del buen gusto o ante las consecuencias del exceso y la provocación.

José Emilio Pacheco, en un texto, lo pinta de cuerpo entero: ''Jaime Sabines aparece bajo este criterio como uno de los escasos poetas mexicanos que verdaderamente ha hecho obra: un impresionante recuento y, digamos, cinco poemas (no necesariamente los mismos para cada lector) que están entre los grandes de su lengua y de su siglo. No puede pedirse más ni puede aspirarse a más por inmensas que sean las ambiciones. Sabines se equivoca como todos, pero acierta como pocos. Tiene derecho a que lo juzguemos y recordemos por sus mejores, abundantes momentos. Sin esos textos que se disparan en todas direcciones sin llegar nunca a organizarse, Sabines no sería Sabines, no nos hubiera dado aquellas otras páginas que permanecen en nuestra memoria y nos acompañarán mientras estemos vivos".

Elías Nandino opina de Sabines: ''Jaime Sabines no se anda con ambages ni con poses para realizar sus poemas. Al pan lo consagra pan y al vino, vino. Odia lo burgués y lo estacionario y dispone de las palabras que puedan expresar su rabia, su violencia, su mal humor o descubrir su universo de amor o denunciar lo que le choca o le da náusea. Uno se pregunta: ¿cómo hace este poeta para darle dignidad a la palabra de la calle, a la común y corriente, a la que nace en la entrada de las cantinas o en la neblina de humo de cigarro que satura la penumbra de las casas de cita?.

Rosario Castellanos, escribía: ''Los lectores de Jaime hace tiempo que estamos en Yuria, detenidos ante este poderoso monumento en que un hombre graba su protesta, su esperanza y su desesperanza, su sabiduría y sus oscuridades, aguardando a que venga el otro y lo descifre y lo comparta. Porque ante estos signos se puede asentir o disentir apasionadamente pero no alzarse de hombros con indiferencia, no pasar de largo como la virtud de arrastrarnos hasta su órbita, de colocarnos en su terreno y ya allí dejarnos en libertad para estar racionalmente de acuerdo con sus poemas. Porque emotivamente sí hemos sido enajenados".

Cuenta Efraín Huerta una anécdota: de las pocas veces que Sabines se permitió leer en público el poema a su padre. Dice Huerta: ''Una media tarde, en algún anfiteatro de CU, Jaime dio un recital, y la presentación la hizo Chayito Castellanos. Cuando concluyó la lectura, un caballero le pidió al poeta que leyera algo menos amargo que lo que había leído, por ejemplo el poema del mayor Sabines. ¿Ah, sí? Y Jaime leyó como sólo él, Algo sobre la muerte del mayor Sabines, y el caballero que había solicitado el poema se fue haciendo chiquito hasta desaparecer hecho un mar de lágrimas. Total, que cuando terminó, Chayito se adelantó a la salida, nos encontramos y solamente me dijo: 'Es el mero mero'.

Joaquín Díez Canedo el famoso editor menciono sobre el poema del mayor Sabines: que no ha habido otro similar desde poema de Manrique a la muerte de su padre,  nos dice Sabines: yo quería que Canedo hiciera una edición barata y que se conociera por todos lados, y él se encaprichó en que no. Uno escribe para los demás, no para tener el librito guardado.

Sabines nos confiesa: Nunca he vuelto sobre mis pasos en la poesía. Corrijo sólo en el momento de escribir. Si revisan mis libretas las encontrarán casi limpias: con una raya los poemas que rechazaba, y de vez en cuando cambiaba una palabra. Por lo general siempre corrijo en el momento de escribir, siempre he tenido la idea de que la poesía es fruto de un instante, y de que somos como el río de Heráclito: si yo, hoy, corrijo lo que hice ayer, estoy adulterándome, me estoy falseando. El Jaime Sabines de ayer fue muy diferente al Jaime Sabines de este instante, como éste de hoy va a ser diferente al de mañana. Por eso no creo en la corrección, pues la veo como una falsificación. La poesía comunica emociones antes que nada, y esa emoción de hoy no es la misma que la de mañana. Con algún otro sentido, con alguna otra nariz, la vamos a oler diferente.

Sobre su paso breve en la política con ironía nos dice: Estoy metido en política. “Estoy metido en política otra vez. Sé que no sirvo para nada, pero me utilizan y me exhiben “Poeta, de la familia mariposa-circense, atravesado por un alfiler, vitrina 5”. (Voy, con ustedes, a verme)”


Se le explica al poeta Jaime Sabines, el más entrañable de los poetas. al nombrársele una palabra deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente. A continuación la transcripción de las palabras así como de sus respuestas.

Poesía.

Un acto gratuito, un misterio tremendo al que hemos buscado durante años en nuestra juventud, en ese encuentro tremendo de las palabras con el misterio de la vida. La poesía es un suceso, un acontecimiento, una ocurrencia de todos los días.

Poema.

El poema sale como el fruto; el durazno da durazno, el peral da peras, así de esta manera gratuita, de un don, de un milagro fluye la magia del poema.

¿Poeta por vocación?

No. Fue por destino, porque la poesía es como una maldición o como una bendición; que nos salva del diario morir. La poesía se escribe para los demás,y si alguien me dice que gusta de lo que escribo, uno encuentra la satisfacción de descubrir que la poesía se realiza, que hay alguien a quien le sirvió para vencer un momento de soledad, o una angustia o un pesar por los contagios de los pesares del poeta, por sentir alivio de que el sufrimiento no es nada mas de uno,en fin, esa es la alegría de la poesía.

¿Qué es la literatura?

Nada. Puede ser un oficio, pero también una desocupación. La poesía es otra cosa: es un destino. Es algo que se hace fundamentalmente con palabras, con emociones, con sentimientos.

Libro.

Es como el poema es un medio de comunicación, un medio de entendimiento humano, un puente que tendemos entre una personalidad y otra, entre una isla y otra.

Ajedrez.
.
Muchas veces he pensado que es jugar contra el destino. Todos los juegos, incluidos los de azar, son un enfrentamiento con el destino. Pero el ajedrez es enorme, profundamente bello. Ha sido definido como un deporte, como una ciencia y como arte. A mí me atrae el arte que hay en el ajedrez: la sorpresa artística, la belleza interna del juego, las múltiples posiciones bellas que se suceden en una partida. Por supuesto, los que no saben jugar ajedrez piensan que es un entretenimiento más, como una tarea que hay que resolver.

Tablero.

Suelo llevarme uno portátil a la cama por las noches y resolver una partida en lo que concilio el sueño. Como saben los ajedrecistas, la única forma de dormir es matar al rey.

Alekhinne.

Mi favorito es Alekhine. Capablanca era apolíneo: recto, firme, de una sencillez profunda. Alekhine era la guerra, el tigre, jugaba contra el hombre. El ajedrez actual es muy distinto al que jugaron Capablanca o Alekhine. Ahora juegan como las computadoras, son fríos. Nunca me ha emocionado una partida de Karpov. En cambio, en una de Alekhine encuentro tres sacrificios.

Simultaneas.­

Me asombran los que juegan simultáneas a ciegas ­. Treinta y cinco, cuarenta tableros al tiempo. ¡Qué tremenda memoria!.

Fischer.

Fue el último que combinaba el genio del ajedrez romántico con la técnica de los jugadores actuales.

Ajedrez rápido.

No me gusta, no te enseña nada.

Euwe.

Un mediocre, quien derroto Alekhine, por las tremendas borracheras de este.

Las viudas del ajedrez.

El ajedrez es totalmente absorbente. Durante algún tiempo fui un apasionado. Cuando estaba en la tienda, mi hermano Juan me mandaba unos problemitas que sacaba quién sabe de qué revistas y me pasaba días en resolver algunos; me producía una gran felicidad encontrar la solución. ¡Me llevaba el ajedrez a la cama! Hasta que mi mujer protestaba.

Tiempo.

Con el ajedrez he adquirido una nueva noción del tiempo. No me refiero sólo al tiempo del reloj, no sólo al que se pasa jugando. Me refiero al orden de las jugadas en el ajedrez: si uno realiza una brillante jugada pero un momento antes o después, no funciona; las jugadas intermedias, sin las cuales una combinación no puede realizarse, significan saber "perder los tiempos" El ajedrez nos da una noticia del tiempo, pero en la eternidad; una noticia acerca del tiempo y de la perpetuidad.

GMs.

La libertad se adquiere, paradójicamente, con el mayor rigor y la mayor disciplina El poeta tiene que darse totalmente en cuerpo y alma. Hay que tener el oído bien despierto, alerta los ojos y toda la piel al descubierto, Como el nadador que quiere llegar a nadar bien y tiene que meterse al agua todos los días- Sólo a través de muchos años se van obteniendo resultados, únicamente cuando se ha hecho una buena siembra se van cosechando productos consistentes.

Perder.

El ajedrez es un juego noble. No se trata sólo de ganar. Para eso, juega uno con un villamelón, y con esas victorias uno baja de nivel. Es mucho mejor jugar con alguien tanto o mejor que uno mismo para aprender: ésa es la alegría, ése es el gusto del ajedrez. Prefiero perder una partida con alguien que me enseñe.

Apoyos.­

Las condiciones para jugar al ajedrez en México no son propicias. A diferencia de los corredores o los futbolistas, por ejemplo, los jugadores de ajedrez no tienen apoyos.


Drogas.

...Me habló de la mariguana, de la heroína, de los hongos, de la llaguasa. Por medio de las drogas llegaba a Dios, Se hacía perfecto, desaparecía. Pero yo prefiero mis viejos alucinantes: la soledad, el amor, la muerte.

Autores.

Aldoux Huxley y James Joyce, me “golpearon como si voltearan un calcetín fuerono un resplandor de vida, de generosidad de la vida.

Soledad.

Vivimos una gran soledad, y la poesía como un gesto amoroso, es un puente que tendemos entre una isla y otra isla. La isla de Sara, la isla de Jaime; un puente entre nuestras propias vidas. La poesía no es más que un puente que tendemos entre una soledad y otra.
.
El hecho de escribir es ya el hecho de romper esa soledad; ese instante en que usted escribe es un instante de comunión con las personas y con la vida. Hasta con los muebles y las cosas. Escribir es el verdadero sentido de la vida. En lo personal, para los poetas es una especie de catarsis. Recuerdo que cuando la muerte de mi padre, escribí todos esos poemas, noche tras noche a medida que iba transcurriendo la enfermedad y, más tarde, cuando su muerte, el entierro, el luto.
.
Después de escribir en 1961 Algo sobre la Muerte del Mayor Sabines, guardé silencio durante tres años, porque ya estaba harto de hablar de la muerte, pero no podía quitármela de la cabeza. Al fin, el tema de la muerte me vence de nuevo y me doy cuenta de que no podía salir de aquello mientras no lo enfrentara decididamente. Así, resolví escribir la segunda parte del poema de El Mayor Sabines en 1964, más o menos. Escribir me ayudó a salir de mi soledad. Muchas veces, cuando uno se está muriendo o se muere un ser querido, escribir es todo lo que importa.

Papeleta.

Cuando llego a releer, me doy cuenta de que no sé quien lo hizo.

La partida.

El poeta es el escribano a sueldo de la vida, el poema nace, pero además se hace, por eso el poeta tiene que hacerse, conocer el instrumento de su trabajo: el idioma. Y además tiene que aplicarlo.

Felicidad.­

No creo en la felicidad, pienso que es una mala receta de nuestra época. Prefiero recomendar, vivir intensamente, felicidad es una palabra tonta. La vida se compone de veinte mil momentos de felicidad y de veinte mil momentos malos y desastrosos durante el mismo día.
Neruda.Ahora que lo pienso, a la obra de Neruda le sobra 50 por ciento de poesía.

Tarumba.

Es un canto a la supervivencia más que a la vida. Tarumba fue escrito en las condiciones más adversas para un poeta.

Casanova.

Es lo que he sido yo, que he pretendido el amor, por eso digo en los amorosos, que van entregándose, dándose a cada rato'. El amor es lo último, lo eterno, lo permanente. Pero al mismo tiempo, como también expreso en ese poema, 'los amorosos se ríen de los que creen en el amor como una lámpara de inagotable aceite. Casanova pretende de verdad enamorar y ser enamorado.

Horal.

Es mi primer libro, lo escribí en 1949. Fue cuando le conté que sentí, que ya tenía una voz propia, porque ya había escrito cientos de páginas que se fueron a la basura, pues afortunadamente siempre tuve un sentido bastante crítico y muy exigente. Cuando empecé a escribir " Horal" , me di cuenta que por ahí podía venir mi primer libro Cuando me acuerdo de la época en que lo escribí, lo siento como un retrato de la vida cotidiana.

Dialéctica.

Uno es distinto de hoy a mañana; cada día se es una persona distinta. Y porque la poesía toma precisamente un instante de vida, entonces al otro día, ya no tienes derecho a meterte con él.

La muerte.

Yo, yo, yo, yo, el más amado, el elegido de mi corazón, el solitario, el fuerte porque he representado fielmente el papel del hombre y he ascendido la cuenta biológica desde la dulce infancia irrepetible hasta el cañón del eco de la vejez, donde ya empiezo a gritar mi nombre. Tendré que dejar, con dolor, con dolor, dejar el mundo, Dejar el mundo. Ah, dejar, dejar, dejar el mundo.

Padre.­

Mi padre me enseñó el ajedrez cuando yo era muchachito, de siete u ocho años. Él era un aficionado; primero me daba torre de ventaja, después caballo o alfil. Luego ya jugamos al parejo, cuando tenía 11 o 12 años, y le ganaba al viejo, y me hacía trampas Era jalisquito: me mandaba traer cualquier cosa y movía las piezas. Amigo de mi vida todo el tiempo, protector de mi miedo, brazo mío, palabra clara, corazón resuelto.

Aprendiz de brujo.

Me gusta no el teorema rígido del ajedrez, sino la invitación a la aventura, prefiero a los jugadores que buscan la magia. Como Carlos Torre contra Emmanuel Lasker, partida jugada en Moscú, en 1925. Carlos Torre movió 24. C3R, a lo que Lasker contestó DOCK. Y entonces, el gran maestro yucateco hizo una tremenda demostración: 25. A6A!! DxD, 26. TxP+ R1T, 27. TxP+ R1C, 28. T7C+ R1T, 29. TxA+ R1C, 30. T7C+ R1T, 31. T5C+ R2T, 32. TxD R3C, 33. T3T RxA, 34. TxP+ R4C, 35. T3T y Lasker hizo bien en rendirse.

Viejo 

Ríe cuando nos comunica: Me gusta la palabra viejo, entré a la vejez oficialmente; un día antes me sentía bien, lleno de vida, gozoso, prometedor, incauto. Me gusta la palabra viejo, pero odio la palabra senecto.

La Luna.

Sabines recita: A Luna se puede tomar a cucharadas ò como una capsula cada dos horas. Es buena como hipnótico y sedante Y también alivia A los que se han intoxicado de filosofía. Un pedazo de luna en el bolsillo Es mejor amuleto que la pata de conejo: Sirve para encontrar a quien se ama, Para ser rico sin que lo sepa nadie Y para alejar a los médicos y las clínicas. Se puede dar de postre a los niños Cuando no se han dormido, Y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos Ayudan a bien morir. Pon una hoja tierna de la luna Debajo de tu almohada Y miraras lo que quieras ver. Lleva siempre un frasquito del aire de la luna Para cuando te ahogues, Y dale la llave de la luna A los presos y a los desencantados. Para los condenados a muerte Y para los condenados a vida No hay mejor estimulante que la luna. En dosis precisas y controladas.

Idea y recopilación

Dr. Gabriel Capó Vidal.

Video:

http://search.yahoo.com/search?p=sabines+literatura&ei=UTF-8&y=Search&rd=r1&meta=vc%3Dmx&fr=yfp-t-501&fp_ip=MX&xargs=0&pstart=1&b=11



Poemas.

http://www.poesia-inter.net/indexjs.htm

sábado, 6 de septiembre de 2014

Susana Graf







Mi profesión es ser libre.

Susana Graf nació en Munich Alemania es hija de José Graf: que por amor a la madre de Susana dejo el sacerdocio, y de Susanna Zimmermann que por amor a Graf, dejo a su familia, la cual se oponía a su unión con José. Ambos dejaron la Rusia y emigraron a Alemania. José Graf se dedico entonces a la pintura y a una vida de bohemia. También fue "hipnotizador y magnetizador" Ambos procrearon catorce hijos, de los cuales solo ocho de ellos sobrevivieron a la infancia.

Su padre José le enseño el ajedrez a Susana a la edad de cinco años, cuando ella creció, su padre  él negó a que su hija asistiera a los cafés con el siguiente razonamiento: ¡para mi es inaudito que una muchacha joven, quiera jugar ajedrez con los hombres y concluía, completamente imposible.
José era  un ser  inteligente y brutal. 

Susana actualmente vive en a Greenwich Village en Nueva York, y es una de las mejores jugadoras de ajedrez, su elo actual es de 2431, considerada por mucho tiempo la segunda mejor del orbe. En su juventud fue rebelde, huyo del hogar, trabajo de niñera, también frecuento y habito el barrio de los artistas. Vivió con monjas, de las cuales dice: unas eran buenas y otras malas, a los diecisiete años, fue la campeona femenina de Munich y gano el torneo de Semmering. Ha intentado el ser la campeona mundial.

Susana, hoy Sonja, habla un perfecto español. Es una mujer madura; bella, de pelo gris, viste una blusa, pantalones color vino, y unas gafas que ocultan sus ojos. Ha triunfado en el Campeonato Femenino de California y en el Campeonato Femenino de los Estados Unidos: compartiendo el campeonato con Gisela Kahn. La hemos felicitado por su recién título de Campeona de los Estados Unidos. Sonja bebe del vaso y comenta: Gracias, muy amable y enciende un cigarrillo más.

Nos cuenta que su interés por el ajedrez profesional se despertó tarde y nos relata: En una ocasión regresando de hacer unas compras por la ciudad de Munich pase enfrente de un club de ajedrez y ensimismada me quede mirando una de las partidas. La partida entre un hombre y una joven me cautivó tanto que mis facciones instintivamente debían delatar todos mis pensamientos. Cuando la muchacha jugaba, a mi entender de manera catastrófica, dominaba los músculos de mi cara una rabiosa expresión de desencanto, mientras que después de las buenas jugadas del hombre, se podía ver en mis facciones una amigable expresión de asentimiento, así estuve cerca de dos horas y media delante de esa ventana, sin que en el mundo de mis pensamientos existiera otra cosa que el ajedrez.

De repente fui arrancada de mi observación, un ajedrecista se hallaba junto a mi, disculpándose y aclarándome su presencia mi lado. Me dijo que había comprendido, por mi actitud, lo aficionada que era yo al ajedrez y que, por tanto, debía entrar y jugar alguna partida. Magnifico - pensé - mis deseos iban por fin a cumplirse, al principio contesté, titubeando, que no podía jugar porque sólo sabía lo poco que había visto en mi casa, pero el ajedrecista insistió: Ahora debe usted venir, hemos comprendido que le gusta el ajedrez y no la dejaremos ir. Le seguí al interior del café, buscó un contrincante, del cual no tuve ningún interés en saber quien era, y fue cómico, le gané, los aplausos no querían tener fin.
.
Usted debe venir todos los días - me dijeron -, no puede llegar lejos en el ajedrez con sólo desearlo.¡Que importaba la riña y demás por llegar 4 horas tarde a casa! Mi decisión estaba tomada, tenía suficiente edad y decidí dedicarme a mi querido ajedrez.
.
Triunfo dos veces ante Rudolf Spielmann durante unas simultáneas. Empato con Keres. No dice: fui campeona de Alemania, viaje por toda Europa para adquirir más experiencia. El ajedrez me procuro una vida libre e independencia, conocí gente, y me aleje de dos aversiones: mi padre y el social nacionalismo de Hitler.

Su cara se ilumina cuando recuerda a su amiga inglesa Vera. Jugué contra Menchik en un encuentro amistoso en Amsterdam y en un match oficial por el Campeonato del Mundo en Semmering. Tambien en Argentina; perdí los encuentros, en este país del sur de América obtuve el segundo lugar con una puntuación de 16-3, detrás de Menchik que tenía una puntuación de 18-1.

Quien ha visto a Sonja jugar en su juventud, sabe de su elegancia en el vestir, de su ser emocional, agitado, como un colibrí y de sus dedos que enroscaban lápices, plumas o cigarrillos.

Fui excluida del equipo alemán durante la olimpiada en argentina por no simpatizar con la ideas del régimen nazi, - no fui precisamente el ideal femenino ario-. Incluso me decían Gitana por mi vida emancipada de prejuicios sociales. Fue entonces que participe en ellas, bajo la bandera internacional de un país ficticio: "Libertad"

 ¡En Argentina me manufacturaron una bandera con la palabra impresa "Libre" y Libre ha sido mi bandera!. En la justa gane 16 partidas y perdiendo sólo tres una de ellas con Menchik. Al mencionar nuevamente el nombre de la inglesa; su ser, se alerta, sus músculos se tensan, su rostro refleja; vivencias lamentables: ¡ Tuve una partida ganada, pero encontré tres jugadas dudosas o si quiere llamarles estúpidas, que me hicieron perder! pensativa aún, retoma el hilo de la charla ...en fin durante mi estancia en Argentina, Alemania invadió Polonia y esto cambio para bien el curso de mi vida.

Se le explica a la autora de los libros publicados en Argentina "Así juega una mujer" y "Yo soy Susann", discípula de Tarasch que al nombrársele una palabra deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente. A continuación la transcripción de sus respuestas.

El ajedrez.

El juego ciencia para mi se convirtió en un medio de escape mental. El juego fue para mi una forma de valorarme, el confirmarme en una competencia intelectual. Cuando juegas ajedrez todo tu cuerpo funciona.

Viajar.

Ame viajar, amo el viajar

La cafetería de consejo del hotel Peterhof en Marienplatz.

Un bello lugar, espacio del "club de Tarrasch".

Las normas.

En el ajedrez la respeto. En la vida debí luchar contra ellas, jugando ajedrez, batallando en torneos de hombres; venciendo las trabas sociales.

George Sand.

Al igual que ella comencé a preferir el uso de vestimentas masculinas. Este disfraz masculino me permitió sentir más libertad. "Un hombre y una mujer son hasta tal punto la misma cosa que casi no se entiende la cantidad de distinciones y de razonamientos de los cuales se nutre la sociedad sobre este argumento" ¡la frase es de Sand!. En un mundo de hombres, me he comportado a veces como uno mas, he sido libre de vivir mi vida.

Jugar en los cafés.

El círculo del Maestro Hermann Geist y del Dr. Eduard.

Señorita Müller.

Johanna la mejor jugadora de Munich en ese entonces. Después de ganarle tres partidas abandono el salón molesta. La segunda partida fue especialmente bonita, conseguí darle un mate con dos caballos muy similar a una famosa partida de Paul Morphy.

Siegbert Tarrasch.

Lo conocí cuando el tenia 70 años. Fue mi preceptor y amigo, de una lucidez asombrosa, pronto tuve un lugar habitual en su mesa, en el circulo, al lado de los maestros: Hermann Geist y Dr. Eduard Dyckhoff.

"La pequeña Morphy".

Sobre nombre que me pusieron mis amigos después de ganarle a la joven Müller. Injustificado yo siempre he jugado pocionalmente e intento ganar por la acumulación de pequeñas ventajas.

Pieza tocada pieza jugada.

Noté en un Maestro que se sentó sobre sus manos y estudió detenidamente una posición complicada. Esto me sorprendió, después le pregunte por qué actuó así. Para evitar los errores, y él se jactó: las manos son los enemigos peores para la realización de combinaciones en el ajedrez.

Sonja Graf-Stevenson.

Me despose con Vernon Stevenson, un marino mercante, a quien lleve al puerto seguro del
matrimonio.

Herman Steiner.

Un buen amigo. Nació Dunaszerdahely. Steiner llegó a la ciudad de Nueva York muy joven. Durante un tiempo, fue boxeador. A los 16 años fue miembro del Club de Ajedrez húngaro y el Club de Ajedrez de Stuyvesant. Con la experiencia adquirida en la activa escena de ajedrez de Nueva York, Steiner rápidamente desarrolló su habilidad en el ajedrez y en 1929 empató por el primer lugar con Jacob Bernstein en el campeonato del estado en Buffalo . El mismo año fue el primero en la Reserva Premier en Hastings , Inglaterra. Steiner salió de Nueva York,  estableciéndose en Los Angeles en 1932. 


Se convirtió en editor de ajedrez del diario Los Ángeles Times ese año, escribiendo una columna de ajedrez. Formó el Club de Ajedrez Steiner, más tarde llamado el Grupo de Ajedrez de Hollywood, este fue visitado por muchas estrellas de cine como Humphrey Bogart , Lauren Bacall , Charles Boyer y José Ferrer . Steiner .

El Grupo de Ajedrez Hollywood organizó el Torneo Panamericano Internacional en 1945 y el Segundo Panamericano de Ajedrez Congreso en 1954. Steiner jugó tres partidos de desafío contra Fine, como sabe uno de los mejores jugadores del mundo. Fine gan+o los tres partidos: por 5 ½ ½ -4 en Nueva York 1932, por 3 ½ - ½ en Washington, DC 1944, y por 5-1 en Los Ángeles 1947.

Vera Menchik.

Recuerdo haber leído un ejemplar del British Chess Magazine, después su muerte absurda,debajo de los escombros, por las bombas alemanas arrojadas sobre Londres, donde se leía: "La muerte de Miss Vera Menchik elimina no sólo la mujer más grande jugando ajedrez de todos los tiempos, sino una personalidad encantadora". También decía algo como que "el juego de ella se caracterizó por la sólida posición de juego, con la clara finalidad de lograr un final favorable del juego y evitar las complicaciones, pero agregaba, que carecía de imaginación, inventiva y el prejuicio de que la mujer es en el ajedrez aburrida o poco interesante".  Que estupidez, son solo comentarios machistas.

Rudolf Spielmann.

Le gane dos simultaneas me dio confianza para jugar en torneos internacionales.

Doctor Max Euwe.

Decidió organizar un match entre Vera y yo, valido para el Campeonato del Mundo En ese entonces ella contaba con cuatro títulos mundiales, Fue un encuentro individual. La primera partida la gane, después fue un caos al enfermarme de una gripa atroz: juegue con fiebre e intensas cefaleas Después de la justa debí guardar cama por 14 días. En nuestro segundo encuentro los resultados fueron 9 victorias para Menchik, dos para mi y cinco tablas.

Goebbels.
.
Criminal nazi. No me permitió jugar por Alemania. Los argentinos me hicieron una bandera con la palabra Libre, he jugado en virtud de ello.
.
George Koltanowski, Gideon Stahlberg y Miguel Najdorf.

Todos decidimos quedarnos en Argentina y no volver a una Europa en guerra. Abjurare de Alemania. Aun recuerdo el Hotel Español, en plena Avenida de Mayo. En Argentina aprendí el español. Esta diáspora dio frutos en Argentina.

Sus libros.

En Argentina escribí dos libros: "Así juega una mujer" y "Yo soy Susann".

Gisela Kahn Gresser.

Una excelente ajedrecista americana, bueno también desde hace años lo soy, adquirí la nacionalidad. Compartí con ella el primer puesto del Campeonato Americano.

Los ajedrecista se hacen solos.

¡Que tonteria! fui alumna de Doctor Dyckoff, Tarasch y doy clases en el instituto: Queen’s Pawn Chess Emporium.

Estocolmo.

Ese mismo año se dispute en esta ciudad una justa valedera para el Campeonato del Mundo obtuve el 3er lugar.

Buenos Aires.

Contendí en el Campeonato del Mundo, termine segunda. Cuatro derrotas sufrió Menchika lo largo de su vida en sus 101 partidas en los diversos campeonatos del mundo y tres de ellas; fueron conmigo.

Moshe Czerniak.

Pude ganarle.

Dr. Dyckhoff.
.
Cuando lo conocí, se entabló el siguiente dialogo:

Jovencita, ¿cuándo ha aprendido a jugar al ajedrez? ¡Nunca!, fue mi pronta respuesta.¿Cuántos libros de ajedrez ha estudiado usted?- a lo que replique: ¿Pero, es que existen libros dedicados al ajedrez? y solté una franca carcajada.- Usted es ya un pequeño genio del ajedrez y yo intentaré que sea una maestra mundial.  Por poco me da un sincope.
 Así se convirtió el Dr. Dyckhoff en mi profesor. Me enseñó los principios fundamentales del Dr. Tarrasch. Un estilo abierto y libre en consonancia con mi temperamento, Fue la base para mi enseñanza.

Torneo de las Naciones de Buenos Aires.

Lo recuerdo bien fue en el mes septiembre, por la noche me enfrente a mi amiga Vera Menchik. Un público numeroso se congregó alrededor de la mesa de juego. me satisfizo estar superior en la mayor parte del juego. Después no conseguí jugar con exactitud. Esa noche realmente llore.

Berna Carrasco.

Jugadora chilena la conocí en en Argentina en este Torneo de Naciones logró el 3er puesto, superando a calificadas exponentes europeas.

¿A quienes recuerda de los Jugadores varones ?

Al estoniano Keres, a Tartakower, al sólido y posicional Stahlberg y al agresivo Lundin, ambos de Suecia, la imaginación de Mikenas, de Lituania. Entre los alemanes, al analítico Eliskases, al inquieto Michel, al temerario Engels, al académico Becker y al tormentoso Reinhardt; entre los ingleses, a Alexander y Thomas; entre los de Bohemia y Moravia, Foltys, Pelikan y Skalicka; al letón Petrovs y entre las nuevas revelaciones. al polaco Najdorf y al canadiense Yanofsky.

"Yo Soy Susan".

Mi libro. El recuento de los abusos físicos y psicológicos que sufrí durante mi infancia.

Su padre.

El tiempo no duerme los grandes dolores, pero sí los adormece. Citando a Sand

Lisa Lane.

Excelente ajedrecista, también es aficionada a la pintura, odia la música, en su departamento, en el no existen: ni la radio ni la televisión, dice que la música interrumpe su proceso de pensamiento. Conocí a sus gatos, dos preciosos siameses Nimzovitch y Philidor. Ha sabido manejar la publicidad.

Rock and Roll.

La música de hoy, de los jóvenes, la era del bolígrafo.

La noche.

Disfruto el cabaret, las fiestas, la vida social.

El mundo que le toco vivir.

Una sociedad rematadamente machista.

¡Es usted bella!

Gracias, -sonríe- mas bien deseable,


Idea y recopilación.

Dr. Gabriel Capo Vidal.


Iterdatos si usted quieres saber más del tema.




Herman Steiner and Sonja Graf



Con Euwe.
















José Capablanca y Herman Steiner  un juego informal de ajedrez 
en Los Angeles, 1933.





martes, 2 de septiembre de 2014

Ruben Fine un chico peligroso.






Ruben Fine 


Ruben Fine es Doctor en psicología Fine nació en Nueva York en el seno de una familia pobre de origen rusa judía. Aprendió a jugar ajedrez a los 8 años, es su tio quien le enseña y pronto fue uno de los jugadores mas temidos en el famoso Marshall Chess Club en Nueva York. A los 18 años consiguió un empate con Alehkine en un torneo en Pasadena California. En la charla rememora sus años mozos. Mis ídolos fueron Steinitz y Lasker. Steinitz era el maestro de la coherencia y Lasker un genio táctico. De Capablanca intentaba aprender la virtud de la simplicidad, de Alehkine la forma rápida de ganar, de Rubinstein el arte de los finales. Cuenta que su primera aparición internacional se dio en Inglaterra en el Torneo de Hastings, obteniendo el primer lugar, sin perder un juego. En total llegue a ser primer lugar en 8 de las 13 competiciones internacionales en la que participe. Me clasifique dentro de los seis jugadores mas fuertes del mundo.


Representó a los Estados Unidos en numerosas olimpíadas de ajedrez donde el equipo de su país terminó invariablemente en el primer lugar Ganó cinco medallas (cuatro de oro) en tres olimpiadas de ajedrez. Ganó en EE.UU. el Campeonato Abierto las siete veces que participó.


.

Es sabido que Ruben jamás conquisto el campeonato de Estados Unidos quedando en segundo lugar, tras perder partidas cruciales. Realmente no me atrevo a cuestionarle si ello tiene un significado psicológico.

Formulo mejor la pregunta. Samuel Reshevsky fue uno de sus contricantes mas fuertes en su juventud(Varias veces Fine quedo atras de Samuel).


Sí lo fue. Existia entre nosotros una repulsa por vencernos.


De Reuben se ha dicho que tiene una capacidad magistral para la solución de problemas técnicos tales como la preservación de las pequeñas ventajas, una disposición para entrar en posiciones arriesgadas. Le gusta enfrentar a sus oponentes con problemas difíciles desde el mismo primer movimiento. Es hábil, puede explotar mínimas ventajas con eficiencia, pudiendo crear posiciones de ataque. Por encima de todo su juego es lógico.

.
El torneo de AVRO le abrió la oportunidad para competir por el centro mundial. El torneo se creó con la finalidad de obtener un retador que disputara el trono al Maestro Alehkine Monarca en ese entonces. Fine empató el primer lugar con Paúl Keres . El ganador de AVRO (estación de radio neerlandesa patrocinadora del evento) fue una competencia de doble round robin. Fine finalizó delante de Mikhail Botvinnik, del campeón Alekhine y de los campeones anteriores Max Euwe y Capablanca, así como de los grandes maestros Samuel Reshevsky y Salomón Flohr. Fine ganó ambos de sus juegos contra Alekhine. Esta justa se considero la mas fuerte se haya hecho jamas, por los ajedrecistas que participaron.
-
La segunda Guerra Mundial interrumpió los planes del campeonato mundial. Finalmente tras la muerte de Alexander Alehkine campeón reinante, Fine declinó la invitación a participar en la justa para determinar al nuevo campeón del orbe.

Se arguyen varias causas de su desistimiento, desde el mito que la armada de EE.UU se lo prohibió, o de que seria entre los rusos donde se quedaría el trono. Le preguntamos la razón al Maestro de su no asistencia a dicha disputa por el campeonato. Fine sonríe y después con seño serio comenta: Eran tiempos difíciles yo tenia familia que alimentar y varios gastos En ese tiempo no había dinero en el ajedrez. Era una vida precaria: dando simultaneas, escribiendo libros de ajedrez, notas para revistas. Existe mucha presión en jugar por todo el mundo por unos pocos dólares. Ademas trabaja en mi tesis doctoral, otra circustancia fue que las negociaciones sobre el torneo se habian prolongado demasiado tiempo. Corria el riesgo que después de varios meses en mi preparación,finalmente se cancelara.

.
De Fine se ha dicho: En su apogeo,la habilidad combinatoria de Fine fue de las más peligrosas del mundo. Cuando tenía ganas de presumir, podia jugar tres o cuatro juegos de blits (simultáneas) con los ojos vendados. De ahí su sobrenombre de Chico peligroso. Su habilidad en el ajedrez rápido ha deslumbrado incluso jugadores de clase mundial. Por sí solo, contribuyó más a la ciencia del Ajedrez que ningún otro autor.

.

Reuben Fine se ha casado cuatro veces y divorciado otras tantas Actualmente vive con su quinta esposa Marcia. Le preguntamos al Gran maestro - Elo de 2.762-

¿Que hizo durante los años de la guerra?.


Trabaje para la marina de los Estados Unidos y escribí textos sobre ajedrez y también trabaje como traductor, además de ganar algunos abiertos, con premios exiguos.


Fine es actualmente un prestigiado psicoanalista, ha escrito tantos libros sobre ajedrez como sobre psicoanálisis. Uno de sus libros sobre el ajedrez se llama the World's Greatest Chess Games -Las mejores partidas de ajedrez del mundo- esta obra de Rubén Fine contiene inumerables, las mejores partidas de los mejores ajedrecistas. El primer capítulo es una introducción histórica, el segundo es dedicado a jugadores previos a Pául Morphy, y los siete restantes a las distintas eras de cada uno de los campeones asignándoles a todos y cada uno el título de: La edad de Morphy, de Lasker, de Capablanca, de Botvinnik Ha escrito otro libro que es un clásico Finales básicos del ajedrez, otro más es: Detrás de las aperturas en el ajedrez. El el campo del psicoanálisis es autor de innumerables obras entre ellas: La historia del psicoanálisis, Freud una revaluación crítica de sus teorías, El narcisismo, la persona y la sociedad, Comprensión de la psique humana. etc.


.

Se le explica al Doctor en Psicología, Gran Maestro y prolífico autor de libros de ajedrez y psicoanálisis que al nombrársele una palabra, deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente. Ruben arquea las cejas y en su rostro se dibuja una sonrisa cómplice.

A continuación la transcripción de sus respuestas.


¿Cuando escribirá su biografía?

.
Mire estoy recopilando mis partidas será un libro sobre mi carrera Me ronda por la cabeza nombrarlo: Lecciones de mis juegos Pasión por el ajedrez.
.
Usted fue un serio aspirante al titulo mundial su trayectoria duro 10 años participando en las justas más fuertes y se retiro prácticamente a los 24 años.
.
Jajá jajá Sé a donde se dirige Sí igual que Morphy y Carlos Torre, pero le aseguro que mi retiro fue por otras causas. A proposito de Carlos Torre lo conoci en la Cudad de Monterey, México, vvia con un hermano, charlamos y juge una partida con él.
.
Freud.

Un neurólogo que se intereso por descifrar los padecimientos en ese entonces llamados histéricos con su mejor amigo y mentor el Dr. Joseph Breuer Ambos trataron a la paciente Anna O.

.
Anna O. Fue paciente de Breuer desde 1880 hasta 1882. Con 21 años de edad, Anna invirtió la mayoría de su tiempo cuidando de su padre enfermo, desarrollando una tos importante que no tenía una explicación física, así como dificultades para hablar, que finalizaron en un mutismo completo, seguido de expresiones solo en inglés, en vez de su lengua natal, el alemán.
Cuando su padre falleció, la paciente empezó a rechazar la comida y desarrolló una serie inusual y extraña de síntomas. Perdió la sensibilidad en las manos y pies, parálisis parciales y espasmos involuntarios. También presentaba alucinaciones visuales y visión de túnel. Toda vez que los médicos examinaban a Anna para estudiar estos síntomas que parecían físicos, no encontraban ninguna causa física demostrable.

Además de estos síntomas, por si no fuera poco, presentaba fantasías infantiloides, cambios dramáticos de humor y varios intentos de suicidio. El diagnóstico de Breuer fue de lo que se llamaba en aquel momento histeria (hoy, trastorno de conversión), lo que significaba que tenía síntomas que parecían físicos, pero no lo eran.

En las noches, Anna se sumía en unos estados de “hipnosis espontánea”, tal y como Breuer les llamó, a los que la propia paciente designó “nubes”. (Anna tenía una formación intelectual alta y era una mujer muy preparada; así que no es de extrañar que ella utilizase términos muy precisos, incluso técnicos para designar algunos de sus estados, como en el caso de los estados hipnoides. Breuer se dio cuenta de que, a pesar de estos estados de trance, la paciente podía hablar de sus fantasías diurnas y de otras experiencias, sintiéndose mejor posteriormente. Anna llamó a estos episodios “limpieza de chimenea” y “la cura por la palabra”.
.
En algunas ocasiones, durante la “limpieza de chimenea”, Anna proporcionaba algunos datos que daban comprensión particular a algunos de sus síntomas. El primer dato sobrevino justo después de negarse a ingerir agua durante un tiempo: recordaba ver a una mujer bebiendo agua de un vaso que un perro había lamido antes. Cuando recordaba esta imagen, se disgustaba y le sobrevenía una sensación intensa de asco…solo para inmediatamente después ¡beberse el vaso de agua!. En otras palabras, su síntoma (la hidrofobia) desaparecía tan pronto se verbalizaba y se sentía la sensación particular de asco; es decir, la base del síntoma. Breuer llamó catarsis, del griego referido a “limpieza”, a estos estados de recuperación espontánea.

11 años más tarde, Breuer y su asistente, Sigmund Freud, escribieron un libro sobre la histeria, donde explicaban su teoría. Toda histeria es el resultado de una experiencia traumática que no puede aceptarse en los valores y comprensión del mundo de una persona. Las emociones asociadas al trauma no se expresan de manera directa, simplemente se evaporan: se expresan a través de la conducta de forma vaga, imprecisa. Por decirlo de otra manera, estos síntomas tienen significado. Cuando el paciente puede llegar a comprender el origen de sus síntomas (a través de la hipnosis, por ejemplo), entonces se liberan las emociones reprimidas por lo que no necesitan expresarse a través de ellos. Es similar a drenar una infección local.

De esta manera, Anna fue poco a poco mejorando de sus síntomas. Pero, es importante señalar que ella no podía hacerlo sin Breuer: mientras se encontraba en sus estados hipnóticos, necesitaba tener las manos de Breuer con ella, y desafortunadamente, surgieron nuevos problemas.

De acuerdo con Freud, Breuer reconoció que la paciente se había enamorado de él y además él también se sentía atraído por ella. Además, la paciente le comentaba a todo el mundo que estaba embarazada de Breuer. Se podría decir que ella le deseaba tanto que su mente le dijo a su cuerpo que esto era cierto, desarrollando un embarazo histérico (hoy llamado pseudociesis o embarazo psicológico). Breuer, un hombre casado en la época victoriana, abandonó abruptamente las sesiones y perdió todo interés en la histeria.


Fue Freud quien posteriormente retomó lo que Breuer no había reconocido abiertamente; es decir, en el fondo de todas estas neurosis histéricas yacía un deseo sexual.


¿Que paso con Ana?


Con respecto a la evolución de Anna, ésta pasó gran parte del tiempo restante en un sanatorio. Más tarde, se convirtió en una figura muy respetada y activa (la primera mujer asistente social de Alemania) bajo su nombre propio: Bertha Pappenheim. Murió en 1936. Anna será siempre recordada, no solo por sus propios logros, sino como la inspiración de la teoría de la personalidad más influyente que hayamos conocido. Freud al separarse de Breur continuo con sus pacientes,

llegando a formular una teoría completa de la personalidad, de la interpretación de los sueños y un tratamiento denominado Psicoanálisis.


¿Le apasiona el psicoanalisis?


Sí, El psicoanálisis tiene el poder de cambiar el destino. He escrito un libro que he dedicadoa mis nietos. "La historia del Psicoanalisis" El psicoanálisis puede integrar todo lo que se sabe acerca de la humanidad en una ciencia unificada. El libro es un tour de force.

.
Carlos Jung.

Fue discípulo de Freud, concibió la teoría del inconsciente colectivo. Si hay una persona que tenga un sentido del inconsciente y sus hábitos y expresarse de forma simbólica, éste es Carl Jung. Se comenta que Freud canceló todas sus citas del día, para continuar una conversación con Jung que duraría 13 horas continuas. ¡Tal fue el impacto de este encuentro entre estas dos mentes privilegiadas! Eventualmente, Freud consideró a Jung como el Benjamin, el heredero del del psicoanálisis y su mano derecha. Por desgracia Jung inicio un descenso al misticismo oscurantista que terminaría por llevarlo a la astrología y los platillos voladores, cuyo carácter absurdo era evidente para todos salvo para sus más ardientes seguidores.


"Observaciones psicoanalíticas respecto al ajedrez y los maestros ajedrecistas"

.
Es un trabajo que he publicado en un diario y que pronto ampliaré y tomara la forma de libro, parto de un ensayo de Ernest Jones "El problema de Paul Morphy" Ernest es: un buen amigo Psicoanalista como yo, y buen ajedrecista, biógrafo de Sigmund Freud.

¿Que titulo tiene pensado?

.
Psicología del jugador de ajedrez.
.
Ernest Jones.

Un buen psicoanalista y un buen amigo. En una reciente carta Jones me escribe: Mi propio interés por el ajedrez ha seguido un rumbo curioso Mi padre me enseño a mover las piezas cuando yo tenia 10 años, la eterna historia. Después durante mi vida como psicoanalista se pueden contar las veces que he practicado el ajedrez. Tras el bombardeo de Londres me vine a vivir a una casita de campo y como tenía pocos pacientes he practicado el ajedrez de nueva cuenta. A la edad de sesenta y tres años descubrí lo serio que el ajedrez puede llegar a ser.


Antes me réferi al escrito: "El problema de Paúl Morphy" que es un penetrante documento y habla sobre la patología de Morphy. Sobre la psicología del ajedrez Jones establece “que el juego del ajedrez es un sucedáneo de arte de la guerra y que el motivo subconsciente es simple afán de agresividad característico de todo los deportes de competición sino el más avieso el parricidio”.


Sublimación.


La sublimación es un mecanismo de defensa. El yo dirige de forma inconsciente la energía psíquica asociada a un deseo inaceptable para su conciencia moral, hacia actividades no censurables Así estos impulsos pueden canalizarse en actividades socialmente productivas, acéptales como: la ciencia, el arte, etc. Pongamos un ejemplo una personalidad con impulsos sádicos puede sublimar estos deseos, convirtiéndose en un cirujano. Otra forma de sublimar es por medio del arte, de la creación. En su caso el ajedrez sublima la combinación de impulsos hostiles y homosexuales. La cultura esta basada en la sublimación.

-
Muchos pondrán el grito en el cielo al leer su texto.
-
Si he escuchado por ahí, que mis ideas no aportan nada al ajedrez, en mi texto no encontraran formas o métodos para ganar en el ajedrez. Efectivamente en ese sentido es inútil leerlo. Para ello soy autor de otros libros de ajedrez. Mi libro profudiza en la motivaciones inconscientes del jugador del ajedrez. Es un estudio de las pulsiones del ajedrecista implicadas en el juego; como el tabú del tocamiento, de la regla pieza tocada, pieza jugada. Si un jugador toca una pieza es obligado a moverla. Si accidentalmente la toca debe decir j adoube en francés (compongo) Existe un simbolismo falico del juego. El tabú del tocamiento tiene dos significados subconscientes, el ego rechaza dos amenazas. Una es la masturbación - no toque las piezas, no te toques el pene y si lo haces apresúrate a pedir disculpas.
-
La otra es la homosexualidad, o contacto corporal entre los hombres. Al jugador de ajedrez solo se le permite tocar las piezas de su oponente con fines de captura, y la pieza ha de retirarse del tablero.
En una situación en la que dos hombres permanecen junto por propia voluntad, durante horas sin que haya ninguna mujer presente, no queda más remedio que tener en cuenta las implicaciones homosexuales. Por otro lado entre los maestros de este siglo solo conozco un caso de homosexualidad. El abundante simbolismo falico del ajedrez proporciona cierta satisfacción fantasiosa del deseo homosexual, particularmente del deseo de masturbación mutua.

En el jugador de ajedrez el ego es fuerte capaz de resistir gran cantidad de estimulo libidinal, puede renunciar a la satisfacción primitiva con objetos y puede neutralizar en alto grado las energías propulsoras.

.
La sensación arrolladora de superioridad por parte de uno de los jugadores se complementa con la fatal impotencia de parte del otro. Este rasgo sádico anal permite al ajedrez acomodarse para satisfacer al mismo tiempo los aspectos homosexuales y antagónicos de la rivalidad padre hijo. El ajedrez sublima la combinación de impulsos hostiles y homosexuales.

Ajedrez.


Es uno de los juegos mas antiguos sin embargo en los últimos cien años ha alcanzado el ajedrez carácter de juego popularizado a escala universal. La literatura referente al ajedrez es superior a la literatura relativa a todos lo demás juegos juntos. El ajedrez en esencialmente un juego masculino por cada cien hombres que lo juegan una mujer lo practica. En Rusia Vera Menchic ha progresado hasta el punto de poder competir con hombres en torneos de maestros y ganarles.

El ajedrez es una agresión intelectualizada, una feliz sublimación. La agresividad se mantiene en los límites normales. Las victorias no se convierten en conquistas mégalomas, ni las derrotas acaban en exterminio. Y si bien nos va se mira arte en el tablero.

Padre de ajedrecista.


Es el padre o el substituto del padre quien enseña al niño a jugar ajedrez el juego se convierte en medio resolutivo de la rivalidad padre hijo. He observado que son muy pocos los ajedrecistas expertos cuyos hijos destaquen por su destreza en el juego: subconscientemente, el padre no permite que se cumpla la identificación.


El ajedrez es una competición entre dos personas, que se adapta de modo particularmente apropiado a los conflictos que enmarcan la agresividad Otros impulsos libidinales datan principalmente de los niveles del desarrollo anal-falico esta pugna dentro del tablero intervienen gran numero de factores relacionados con el ego. Roza los conflictos circundantes de la agresión, homosexualidad, masturbación y narcisismo. El ajedrez forma parte de los esfuerzos del hijo para igualar y sobrepasar al padre.


Unamuno.


Dueño de la frase que el ajedrez es demasiado difícil para un juego y demasiado poco para ser una ciencia Pero a mi me parece que el ajedrez se halla mas cerca tanto del arte como de la ciencia.



Simbolismo.


El símbolo es una palabra o una imagen cuando representa algo más que su significado inmediato y obvio. En el ajedrez la figura central es el rey de un gran simbolismo y desempeña un papel decisivo, es la pieza que da el nombre al juego. El termino ajedrez es la versión castellana de la voz chess que se deriva de la palabra persa sha, rey y que es la misma mas o menos en todos los idiomas Las tres palabras universales del juego son: chess –ajedrez.,check –jaque- y king –rey- derivadas todas de sha el rey se convierte en la figura central del juego. El rey es de importancia absoluta, insustituible y sin embargo débil y necesitado de protección su significado simbólico es primordialmente el pene del muchacho en la etapa fálica


Rey.


El rey descubre varios rasgos característicos del jugador de ajedrez El rey es indispensable y de suprema importancia También es irreemplazable porque solo se puede tener un rey.

-
A diferencia de los reyes reales. El rey del tablero, como pieza es muy débil. El rey es un poco más fuerte que un peón. El rey debe mantenerse protegido por el enroque durante la mayor parte de la partida. Las otras piezas han de proteger al rey y no el rey a ellas.
.
El rey se convierte el figura central del simbolismo del juego En primer lugar representa el pene del muchacho en la etapa fálica, por lo tanto vuelve a estimular el complejo de castración característico de este periodo Segundo describe ciertas peculiaridades esenciales de la imagen propia, en consecuencia resulta atractivo a quienes tienen un concepto de si mismos que le permita considerarse indispensables importantes e insustituibles. Así concede al ajedrecista un oportunidad para resolver conflictos centrados en torno al narcisismo. Tercero el rey es el padre disminuido ante la talla del chico.
.
Subconscientemente, proporciona al hijo la ocasión de decir al padre: para el mundo exterior es posible que seas grande y fuerte, pero si llegamos al fondo de la cuestión, resulta que eres tan débil como yo y necesitas tanta protección como yo. El ajedrez propicia un vigorosa afirmación de la personalidad.
.
Es de suponerse que entonces los peones son los niños.
.
Efectivamente y niños pequeños. Pueden crecer-transformarse- cuando alcanzan la octava fila, pero no deja de resultar significativo que les esta vedado la categoría de "rey" Esta restricción aplicada a la coronación de los peones significa que se subraya el aspecto destructivo de la rivalidad con el padre. En el ajedrecista anticiparíamos, de un lado una crítica hacia la autoridad y, de otro, una ineptitud o apatía para avanzar en la misma dirección del padre. El contraste entre el poderoso rey y el humilde peón simboliza la ambivalencia inherente al concepto de si mismo que tiene el jugador de ajedrez.
.
Agresividad.

La mayoría de los jugadores se sorprenden al enterarse de que el ajedrez es una válvula de escape para los sentimientos hostiles. La naturaleza del juego se encarga de disimularlo. El objetivo de capturar las piezas del adversario, se trasforma en el mas sutil de dar jaque mate. Eso significa que el rey debe estar amenazado directamente y no poder realizar ningún movimiento legal. Ha de estar sometido a un ataque y sin embargo no se le puede capturar. Si adaptamos los tres significados simbólicos del rey, jaque mate significaría: primero castración, segundo exposición de la debilidad oculta y tercero destrucción. Por una parte, el ego del jugador reprime e intelectualiza su agresividad, por otra, la satisface en cierta medida a través del propio juego.

.
Milton Gurvitz

Milton efectúo un interesante experimento con reclusos, el es un psicólogo penal. Demostró de lo presos que aprendieron ajedrez durante su periodo de encarcelamiento se manifestaron después

menos inclinados a la reincidencia. Desarrollando medios mejores para gobernar sus instintos agresivos.
-
Pero muchos jugadores reclinan a su rey y el mate nunca se da.

Así sucede la mayoría de las veces Los tres significados simbólicos que anteriormente cite deben apartarse de la conciencia, por lo tanto, el ajedrecista no puede admitirlo ante sus deseos antagónicos. Por eso el doloroso golpe del jaque mate se va diluyendo en el fondo de la cuestión a medida que los jugadores ganan experiencia así los jugadores ceden o abandonan mucho antes de que se anuncie el jaque mate, al mirar la contundente fuerza material o una serie de ventajas imposibles de vencer.


Así se mitiga la agresividad directa.


Sí, quien descubre el juego por primera vez, su mayor placer se lo da sus intentos de ataque directo al rey a medida que se hace experto, empieza apreciar los matices sutiles, Como el juego posicional, las maniobras del peón, la estrategia abierta etc. Así tamben la agresión directa se desvanece paulatinamente.


Entonces el ego del ajedrecista, reprime e intelectualiza.


Efectivamente, pero por otra la satisface en cierta medida através del propio juego. Diversos rasgos del juego sacan a relucir el narcisismo El ajedrez es una batalla individual una partida ganada permite exponer a la luz los elementos grandiosos de la imagen propia. Este narcisismo es el de la etapa fálica.

.
¿Existe un estilo para jugar ajedrez influye el subconsciente?
.
Es amplia y extensa la literatura psicoanalítica que pinta la intima relación existente entre las obras de los artistas y sus conflictos neuróticos. Las mismas fuerzas inconscientes intervienen en el ajedrez, tanto en lo que se refiere al modo en que el juego se entrelaza con la estructura del carácter, como en lo que concierne al estilo que el jugador adopta. Habitualmente los maestros se adhieren a determinadas aperturas que encajan con su temperamento. El hombre pacifico y pasivo pueden jugar un ajedrez brillante, así desarrolla su agresividad sobre el tablero, en cambio el hombre agresivo puede compensar su acometividad jugando un ajedrez tranquilo.

Einstein creador de la teoría de la relatividad fue amigo de Lasker. Emanuel le decía a su genio amigo, que aseverar que la velocidad de la luz en el vacío era infinita, estaba por demostrase, entonces no había motivo justificado para aplicar la teoría. Einstein ante la resistencia de Lasker para llegar a una conclusión, aseguraba que debido a su temperamento de ajedrecista, no requería que algo se estableciese categóricamente, puesto que después de todo el ajedrez no era mas que un juego. Lasker no se comprometía con ningún punto de vista doctrinario. Steinitz se manifestaba frecuentemente mas ávido de demostrar sus teorías que de ganar, Capablanca deseaba simplificar y Alehkine atacar.

.
Ricardo Reti.
.
A primera vista, no parece tener importancia la forma en que uno gana la partida de ajedrez, sin embargo, la experiencia enseña que incluso dentro del mismo nivel de potencialidad, un análisis minucioso pone al descubierto grandes similitudes en la manera de abordar el juego. Fue Reti en si libro Maestros del Tablero, quien señaló esto por primera vez y lo documento con gran cantidad de detalles. Cualquier experto distingue una pintura de Degas o de Leonardo, así los estilos de los maestros del ajedrez asumen una fisonomía distintiva identificable por lo expertos. Algunos ajedrecistas saben atacar y defenderse con idéntica destreza, Otros dominan el ataque, pero se defienden mal, otros se defienden bien, pero atacan de modo deficiente.

Muchos ajedrecistas han sido tratados como verdaderos héroes.


El rey descubre otros rasgos característicos del jugador de ajedrez. El culto al héroe a héroes legendarios. Varios de los campeones dentro del ajedrez han recibido adjetivos descomunales: a Morphy se le conocía Como el mejor jugador de todos los tiempos, otro ejemplo Steinitz se le nombro el padre del ajedrez moderno, Se le llamaba a Capablanca La maquina de ajedrez, de Alekhine se dijo: es el más formidable jugador de ataque de todos los tiempos.


Esto se deriva del la necesidad del ajedrecista de descubrir un héroe al que rendir culto. Así mismo los propios campeones hacen el juego a sus admiradores y obtienen profundad satisfacciones subconscientes de los grupos que los idolatran.


Las estructuras de la personalidad de algunos de los campeones del mundo muestran señaladas semejanzas a los que llamo héroes en este grupo considero a Morphy, Steinitz, Capablanca y Alekhine. Ellos se entregaron al ajedrez casi en exclusiva. Todos estos hombres manifestaron considerable alteración emocional. La de Morphy fue la mas profunda. Los cuatro presentaron en alto grado los rasgos del carácter agresivo y narcisista. Todos albergaban subterráneas fantasías de omnipotencia, en mayor o menor medida, se identificaban a si mismos como reyes del tablero.

La función que desempeño el ajedrez en sus vidas es clara, sirvió de vehiculo para la satisfacción de sus manías de omnipotencia. Estos delirios gobernados por el ego, se fueron libidizando poco a poco e inundando una parte cada vez mayor de la personalidad.

En sus notas usted distingue otro grupo, habla de los no héroes.


Distingo a los no héroes porque manifiestan tendencias exactamente contrarias. Carecían del mito levantado a su alrededor por ello adoptan al ajedrez, como una más de sus actividades intelectuales, manifiestan capacidad para triunfar también en otras zonas. Psicológicamente son sanos. Diré que el ajedrez difiere de otras actividades en que procura más satisfacción libidinal que las actividades corrientes del intelectual.


Obviamente usted es un No héroe, después de haber rechazado competir por el campeonato del mundo.


Fine sonríe y da por terminada la entrevista.



Foto Ruben Fine, en 1945, y Jane Nigh

Leer Psicología del jugador de ajedrez:

http://www.ecdotica.com/biblioteca/La%20psicolog%C3%ADa%20del%20jugador%20de%20ajedrez.pdf

http://www.chessgames.com/perl/chessgame?gid=1071864

Reuben Fine vs Paul Keres
 http://www.chessgames.com/perl/chessgame?gid=1071864
.
Libros de Reuben Fine

Basic Chess Endings , by Reuben Fine, 1941, McKay. Finales de ajedrez de base, por Reuben Fine, 1941, McKay. Revised in 2003 by Pal Benko . ISBN 0-8129-3493-8 . Revisada en 2003 por Pal Benko. ISBN 0-8129-3493-8.
The Ideas Behind the Chess Openings , by Reuben Fine, 1943. Las ideas detrás de las aperturas de ajedrez, de Reuben Fine, 1943. Revised in 1989. Revisada en 1989. McKay, ISBN 0-8129-1756-1 . McKay, ISBN 0-8129-1756-1.
Practical Chess Openings , by Reuben Fine. Práctica Aperturas, por Reuben Fine.
The Middlegame in Chess , by Reuben Fine. ISBN 0-8129-3484-9 . El medio juego en el ajedrez, de Reuben Fine. ISBN 0-8129-3484-9.
Modern Chess Openings, sixth Edition , by Reuben Fine. Aperturas Modernas de Ajedrez, sexta edición, por Reuben Fine.
Chess the Easy Way , by Reuben Fine, 1942. Ajedrez el camino fácil, por Reuben Fine, 1942. 1986 Paperback re-issue. ISBN 0-6716-2427-X 1986 re-edición rústica. ISBN 0-6716-2427-X
Chess Marches On , by Reuben Fine, 1946. De ajedrez en las marchas, por Reuben Fine, 1946.
Dr. Lasker's Chess Career , by Reuben Fine and Fred Reinfeld, 1935. Ajedrez Lasker en la carrera, por Reuben Fine y Fred Reinfeld, 1935.
Lessons From My Games , by Reuben Fine, 1958. Lecciones de Mis juegos, por Reuben Fine, 1958.
The Psychology of the Chess Player , by Reuben Fine, 1967. La Psicología del jugador de ajedrez, de Reuben Fine, 1967.
Bobby Fischer's Conquest of the World's Chess Championship: The Psychology and Tactics of the Title Match , by Reuben Fine, 1973. ISBN 0923891471 La conquista de Bobby Fischer de Ajedrez Campeonato del Mundo: La psicología y tácticas de la lucha por el título, por Reuben Fine, 1973. ISBN 0923891471
The World's Great Chess Games , by Reuben Fine; Dover; 1983. ISBN 0-486-24512-8 . Más grandes del mundo de ajedrez Juegos, por Reuben Fine, Dover, 1983. ISBN 0-486-24512-8.
[ edit ] On psychology psicología
Freud: a Critical Re-evaluation of his Theories , by Reuben Fine (1962). Freud: una re-evaluación crítica de sus teorías, por Reuben Fine (1962).
The Healing of the Mind , by Reuben Fine (1971). La curación de la mente, por Reuben Fine (1971).
The Development of Freud's Thought , by Reuben Fine (1973). El desarrollo del pensamiento de Freud, por Reuben Fine (1973).
Psychoanalytic Psychology , by Reuben Fine (1975). La psicología psicoanalítica, por Reuben Fine (1975).
The History of Psychoanalysis , by Reuben Fine (1979). La historia del psicoanálisis, por Reuben Fine (1979).
The Psychoanalytic Vision , by Reuben Fine (1981). La visión psicoanalítica, por Reuben Fine (1981).
The Logic of Psychology , by Reuben Fine (1985). La lógica de la Psicología, por Reuben Fine (1985).
The Meaning of Love in Human Experience , by Reuben Fine (1985). El significado del amor en la experiencia humana, por Reuben Fine (1985).
Narcissism, the Self, and Society , by Reuben Fine (1986). El narcisismo, el Yo, y la sociedad, por Reuben Fine (1986).
The Forgotten Man: Understanding the Male Psyche , by Reuben Fine (1987). The Forgotten Man: Comprensión de la psique masculina, por Reuben Fine (1987).


http://www.chessmaniac.com/Games/MyChessViewer/fine.htm

viernes, 28 de febrero de 2014

Historia y leyendas del ajedrez.



La leyenda es un género literario que se nutre de la imaginación y que se transmite de generación en generación en forma oral o escrita donde se mezclan verdades y mentiras.

La primera de las leyendas, que nos habla de cómo se invento el ajedrez es la siguiente:

Hace mucho tiempo reinaba en la India un príncipe llamado Iadava. Sus amigos estaban muy preocupados por él, pues últimamente estaba siempre triste y taciturno. Hasta la aldea de Lahur Sessa, un joven brahmán, llegó la noticia de la tristeza del monarca. Así pues Lahur Sessa paso días y noches creando un juego que distrajera y lo hiciera feliz.

Sessa explicó al rey Iadava, a los visires y a toda la corte las reglas del juego. Era un gran tablero cuadrado dividido en 64 casillas. Sobre él se colocaban dos series de piezas, unas blancas y otras negras. Las formas de las figuras se repetían simétricamente y había reglas curiosas para moverlas.

Iadava agradecido por la gran inteligencia de Sessa y le ofreció darle lo que él pidiera. Lahur "sólo" le pidió granos de trigo:

Un grano por la primera casilla del tablero, 2 por la segunda, 4 por la tercera, 8 por la cuarta, y así doblando sucesivamente hasta la última casilla.

Al oír la petición de Sessa todos rieron, e incrédulos no acertaba encontrar la causa de que Iadava se conformara con tan poco, pudiendo solicitar oro y riquezas El soberano, llamó a los algebristas de su corte para que hicieran el cálculo del numero de granos que debía entregar al brahmán. Cuando éstos hicieron el cálculo, cayeron en la cuenta, que no había suficiente trigo en el reino, ni en otros para pagar esa cantidad.

Ya que ascendía a: 18.446.744.073.709.551.615 granos de trigo es decir diez y ocho trillones, cuatrocientos cuarenta y seis mil setecientos cuarenta y cuatro billones, setenta y tres mil setecientos nueve millones, quinientos cincuenta y un mil seiscientos quince granos de trigo. Una libra de trigo, contiene 12.750 granos aproximadamente. ¡Calcúlese las libras que necesitaba el rey para premiar al sabio! Más de las que produciría en ocho años toda la superficie de la Tierra. El rey no podría pagar tal cantidad de granos. Pero Sissa renunció a su recompensa. Tenía suficiente con saber que el rey volviera a estar feliz.

El matemático estadounidense Claude Shannon estimó el número de jugadas posibles en 10 elevado a 120, o lo que es lo mismo, un uno seguido de 120 ceros lo que nos da la siguiente cifra:

1.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.

000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000

El número total de partículas subatómicas que contiene el universo solo asciende a 10 elevado a 80.

La Leyenda del tributo.

Otra de las fabulaciones más conocidas también sobre el ajedrez es la llamada Leyenda del tributo, narrada por el poeta Abdul Qasim Mansur (939-1020), llamado Firdawsi “el Paradisíaco”, en el poema épico Shahnama (Libro de los Reyes), un manuscrito que aún se conserva, compuesto por cerca de 50.000 versos, en el que el autor asegura que invirtió 35 años de trabajo.

La leyenda cuenta que el rey persa Nushirwan (521-578) aceptó recibir en su salón del trono de palacio a una embajada del rey Devasarma, el “Gran Rey de las Cinco Indias”, entonces tributario del gran imperio persa. En homenaje a su soberanía, el embajador depositó a sus pies un tablero de ajedrez junto con las piezas de marfil y ébano. Pero el tablero venía acompañado de una carta en la que el rey indio, de su puño y letra, decía: «...Os ruego examinéis este juego y lo sometáis a la vista de los más grandes sabios de vuestro reino. Dejadles deliberar con cuidado para descubrir, si pueden, los principios de este juego maravilloso. Si conseguís conocer su secreto, os prometo reconocerme como hasta ahora tributario de Vuestra Majestad; de lo contrario, como estará claro que no nos igualáis en ciencia, seréis Vos quien deberá someterse a pagarme tributo, porque la verdadera grandeza del hombre consiste en su sabiduría y no en los territorios, los ejércitos y los tesoros, cosas perecederas.» 


El rey Nushirwan meditó sobre el contenido de la carta. Después examinó cuidadosamente el tablerg y las piezas e hizo algunas preguntas acerca de la naturaleza y el uso de éstas. «Majestad ?le respondió el embajador indio?, lo que deseáis saber sólo se aprende jugando el juego; lo único que puedo deciros es que el tablero representa un campo de batalla y que las piezas son las fuerzas empeñadas en el combate». El rey persa pidió siete días para reflexionar, y, llegado el octavo día, se comprometió a jugar una partida y a reconocer la inferioridad de su reino en caso de no descubrir el secreto.

Pasaba el tiempo acordado sin ningún resultado positivo, y, cuando el enigma parecía ya imposible de resolver, Wujurgmitr, primer consejero del rey, se ofreció a resolverlo en el último día de plazo. Éste se encerró con el juego en un lugar reservado del palacio; examinó el tablero y cada una de las piezas y se adentró en las posibilidades de su funcionamiento, hasta que, por fin, toda la verdad se le reveló. En aquel momento salió corriendo de la habitación en la que estaba para buscar al rey y, cuando lo encontró, le dijo: «¡He logrado descubrir la naturaleza del juego!». Más tarde, la corte se reunió para informar a todos de la buena noticia.

Pasados unos días, llegó a palacio el embajador del rey Devasarma y repitió ante el rey persa el mensaje de su soberano. A éste le contestó Wujurgmitr, explicándole el tablero y el ordenamiento de las piezas y sus movimientos ante una asamblea multitudinaria muda de admiración. Entonces el embajador indio se retiró, considerando a Wujurgmitr como un hombre cuya inteligencia era superior a la de los simples mortales, mientras que el rey persa, agradecido, colmó a su consejero de los más grandes favores y dignidades.

La leyenda de Dilram.

Dilram era la esposa favorita de un noble árabe, que la amaba profundamente y que, además, era un gran entusiasta del ajedrez. Éste creía que nadie le ganaría jugando al ajedrez y, por ello, siempre menospreciaba a sus rivales.

Pero un día recibió una severa lección, ya que, convencido de no tener rival en el juego del ajedrez, llegó a apostar a su amada esposa en una partida. Las cosas empezaron a complicarse de tal manera que su contrincante estaba a punto de darle jaque mate, lo que suponía, además de sufrir un buen golpe en su orgullo, la pérdida de su esposa para siempre.

Dilram al ver la situación y exclamó: «¡Sacrifica tus dos torres, pero no a mí!» Entonces, tras un momento de reflexión, su marido jugó la siguiente combinación: 1. Ta8+ Rxa8; 2. Ac4+ Rb8; 3. Ta8+ Rxa8; 4. b7+ Rb8; 5. Ca6++, la cual le hizo ganador de la partida y pudo conservar a su esposa.

¿Cómo se origino el ajedrez?

El ajedrez tiene más de mil doscientos años de historia. Como hemos visto existen muchas leyendas sobre el origen del ajedrez. Hoy se cree que el ajedrez proviene del juego de mesa llamado shatraj, que se derivo de otro juego el chaturana, que se jugaba en la India durante el siglo el siglo VI.

Unos arqueólogos que penetraron en la tumba del emperador Tutankamon (. 1300 a. C.) hallaron un tablero cuadriculado y piezas muy parecidas al ajedrez, aunque en menor número. Este tablero se conserva en el museo de El Cairo.

Hakim Abol-Qasem Firdusi fue un poeta persa y en su obra, Shah-Nameh o el Libro de los Reyes nos descubre el origen del chaturanga donde plantea que el juego se creó debido a una discusión que se presento tras una guerra de sucesión al trono entre dos hermanos. Para resolverla, un grupo de sabios decidió reproducir dicha batalla dibujando en el suelo los escaque del ajedrez, y usando figuras de madera oscura y otra de marfil blanco, estas estatuillas representaban a los dos grupos es disputa, atrás del grupo de infantes se colocaron ordenadamente, al rey, a su general, a dos elefantes,(los actuales alfiles) a dos carruajes (los actuales caballos) y a dos caballeros con sus respectivos caballos.


 Así a cada figura se le atribuyó el papel que habían jugado en la citada batalla y lo representaron mediante movimientos sobre las casillas de esta manera el general no se podía mantener alejado de su rey más de una casilla, el elefante se desplazaba tres casillas verticalmente, el caballero se desplazaba tres casillas diagonalmente y los soldados de infantería se desplazaban una casilla hacia adelante.

El término chaturanga esta formada por la palabra: chatur que significa "cuatro" y anga que significa "miembros" ó "fuerzas", es decir las cuatro fuerzas que integraban un antiguo ejército, como lo fueron: la infantería, la caballería, los elefantes y los carruajes. De esta forma el juego represento una guerra denntro de en un tablero de 8 x 8

Otros piensan que el actual ajedrez se derivo de la fusión de dos juegos uno que ya hemos descrito el Chaturanga y de otro que jugaron los griegos, cuyo nombre fue Petteia (que significa guijarros, piedras, o peones)

Este juego llegó a la India proveniente de la Grecia Antigua, debido la conquista que Alejandro Magno hizo a dicha nación alrededor del año 327 antes de cristo Siendo los soldados griegos los que llevaban el juego consigo y lo trasladaron al pueblo hindú. Una vez en la India, la Petteia se fusionó con el chaturanga.

Este paso fue de gran importancia para el ulterior desarrollo del ajedrez, porque sucedió que el juego ya no se ganaba, debido al factor suerte, sino a la reflexión y al uso del conocimiento y de la inteligencia de los participantes. La Petteia era un juego de estrategia, que no utilizaba los dados para dictaminar el movimiento de las piezas, sino que utilizaba el pensamiento y la táctica, el azar o la suerte, ya no influía en el resultado.

El ajedrez propicio la vivacidad, una innumerable riqueza de las combinaciones, apoyo la profundidad del pensamiento, su originalidad. En el ajedrez la variedad de pensamientos no es sólo una condición para el éxito, sino también un factor que le otorga belleza a una partida.

Durante la partida de ajedrez, la atención se dirige a determinados elementos, a las piezas y sus movimientos, a la utilidad y la eficacia de estos, a las posibles combinaciones, a sus secuencias, a sus variantes, a las respuesta del contrincante.. Durante la partida se gestan los planes, y se llevan a cabo en lo posible, nuestras ideas.

El ajedrez a través del tiempo se convirtió en un juego donde los ajedrecistas deben analizar las diferentes etapas del juego e intentando esclarecer la posición en cada fase, examinando una multitud de posibles variantes.

David Bronstein uno de los mejores ajedrecista rusos dijo:"El ajedrez es infinito y los ajedrecistas, a fin de no perderse en su inmensidad, se guían en la evaluación de las posiciones y elección de planes por ciertos signos clave, tales como peones débiles, líneas abiertas, ventajas de desarrollo, buenos y malos alfiles, reyes mal protegidos, entre otras cosas".

Savielly Tartakower, en su libro, "Sugestiones para la estrategia ajedrecística", escribió: "Lo característico en el ajedrez consiste en obtener ganancias para lograr el triunfo. Únicamente quienes consiguen una pequeña ventaja en fuerza, tiempo, espacio, pueden esperar que el adversario quede aniquilado. Esta ventaja en algo (o si así preferimos llamarla, predominio de posición) puede consistir ya en fuerza (obtención de la iniciativa) o en tiempo (ganando tiempo en el desarrollo del juego) o en masa (conquista de un peón o pieza mayor) o finalmente en espacio, dando lugar a las partidas de bloqueo."


Como hemos visto el actual ajedrez es el resultado de años de evolución, de un juego de guerra, que ha tenido un sinfín de cambios e innovaciones, por las civilizaciones, con la que tuvo contacto. Veamos que paso en España.

La llegada a Europa del ajedrez


El juego de ajedrez llegó a Europa entre los años 700 y 900, a través de la conquista de España por los árabes. Durante la Edad Media, España e Italia eran los países donde más se practicaba. En España se jugaba de acuerdo con las normas árabes. El Rey de España Alfonso X el Sabio fue quien escribió un manuscrito: el ‘Libro del Acedrex’. En la introducción del libro nos explica que Dios quería que los hombres tengamos todo tipo de diversión en un juego intelectual que enseñaba las estrategias de guerra, de política, y de vida. Así Alfonso el sabio quien fue un traductor de varios tratados de ajedrez árabe e introdujo en la edad media, a España este conocimiento oriental, así como sus reglas para jugarlo.

Durante este tiempo, el ajedrez experimentó un importante cambio, convirtiendo a la reina que se consideraba débil (porque solo caminaba un paso) en la pieza más poderosa sobre el tablero. Otro cambio fue a los peones se permitió avanzar dos casillas en su primer movimiento y se introdujo la regla conocida como en passant (comer al paso), que permite capturar el peón que sigue su marcha y no come la ficha que se le ha ofrecido por una determinada estrategia.

Ilustración Alfonso X "Libro de acedrex, dados e tablas"

En el año 1498 apareció un libro de ajedrez de Luis Ramírez de Lucena: Repeticion de Amores e Arte de Axedres con CL Juegos de Partido.. Contiene doce aperturas según las nuevas reglas y treinta problemas de ajedrez. Hacia 1512 aparece en Roma el libro de aprendizaje de Pedr Damiano titulado Questo libro e da imparare giocare a scachi et de le partite. Esta primera edición marcó el comienzo del ajedrez moderno.

La gente de otros países también aprendieron el ajedrez, llegando a tener magníficos jugadores, que llegaron a dominar el ajedrez, como: Italia, Francia e Inglaterra. El ajedrez se popularizo, pasando de ser un juego practicado por la nobleza, a ser un juego que se practicaba también en los cafés y en las universidades.

La inclinación por el ajedrez creció de forma inusual y el nivel del juego se perfecciono. Se instituyeron partidas y torneos con mayor frecuencia. Se fundaron escuelas aprendizaje mejorando cada vez la calidad del juego. Aparece una nueva regla el enroque, así como las tablas en 50 movimientos.

Así surgen ajedrecistas que se convirtieron en leyendas como: Lucena, Damiano y Ruy López (La apertura española como hoy se le conoce es creación de Ruy Lopez). Y en Francia Jugadores como Philidor quien era un músico y escribió un libro que titula: Análisis del juego de ajedrez . Él hablaba de que los peones son el alma del ajedrez, resaltando la importancia de los peones. Otros jugadores como: Ponziani y Allgaier, tambien aportan al juego los conceptos elementales de estrategia y táctica. Estos cambios establecen los principios básicos de las aperturas, medio juego y finales.


Casi al terminar el siglo décimo sexto, Ruy López de Segura se convirtió 
en el mejor jugador del mundo. Fue derrotado en 1575 en el primer torneo internacional de la historia organizado en la corte de Felipe II por el calabrés Giovanni Leonardo da Cutro, quien a continuación venció también al mejor jugador portugués, El Morro, y de regreso en Madrid, a su paisano Paolo Boi. De entre los mejores ajedrecistas de su tiempo destaca también Giulio Cesare Polerio. Estas personalidades fundaron la época dorada del ajedrez italiano, que finalizó en 1634 con Alessandro Salvio y la muerte de Gioacchino Greco.

A finales del siglo décimo sexto era Ruy López de Segura el mejor jugador del mundo. Fue derrotado en 1575 en el primer torneo internacional de la historia organizado en la corte de Felipe II por el calabrés Giovanni Leonardo da Cutro, quien a continuación venció también al mejor jugador portugués, El Morro, y de regreso en Madrid, a su paisano Paolo Boi. De entre los mejores ajedrecistas de su tiempo destaca también Giulio Cesare Polerio. Estas personalidades fundaron la época dorada del ajedrez italiano, que finalizó en 1634 con Alessandro Salvio y la muerte de Gioacchino Greco.

En el siglo XIX, se celebra un encuentro de importancia entre dos ajedrecistas, para definir quién es el mejor jugador del momento: uno fue La Bourdonnais y el otro Mc La Bourdonnais resultando vencedor el primero.

A través del tiempo surgieron formidables jugadores como: Staunton, Anderssen, Blackburne, Morphy, Petrov, Zukertort. Otra novedad resulto ser la aparición de los relojes para el control de la duración de las partidas.

A finales del siglo XIX se celebra el primer Match por el Campeonato del Mundo entre Steinitz y Zukertort ganando el primero y proclamándose primer campeón del mundo de forma oficial. A partir de entonces, se llevan a cabo certámenes entre el campeón del mundo y un aspirante al título.

En el siglo XIX, se celebra un encuentro de importancia entre dos ajedrecistas, para definir quién es el mejor jugador del momento: uno fue La Bourdonnais y el otro Mc La Bourdonnais resultando vencedor el primero.

A través del tiempo surgieron formidables jugadores como: Staunton, Anderssen, Blackburne, Morphy, Petrov, Zukertort. Otra novedad resulto ser la aparición de los relojes para el control de la duración de las partidas.

A finales del siglo XIX se celebra el primer Match por el Campeonato del Mundo entre Steinitz y Zukertort ganando el primero y proclamándose primer campeón del mundo de forma oficial. A partir de entonces, se llevan a cabo certámenes entre el campeón del mundo y un aspirante al título.

Cada generación tiene dos o tres jugadores que se incorporan a las leyendas del ajedrez tales como: Lucena, Ruy López, Bourdonnais, Philidor, Staunton, Anderssen, Blackburne, Morphy, Steinitz, Lasker, Mijael Thal, José Capablanca, Bobby Fisher, Garry Kaspárov, etc.

Veamos ahora los cambios dentro del ajedrez relacionados con el ritmo de juego a través del tiempo:

Hasta mediados del siglo XIX, las partidas de ajedrez se jugaron sin ninguna limitación en el tiempo. Haciendo las partidas s y aburridas Muchos jugadores se rehusaban continuar las partidas. En muchos encuentros los participantes en el encuentro tardaban hasta una hora en hacer un movimiento. En el match entre McDonnell y Labourdonnais en 1834, los jugadores en repetidas ocasiones tardaron un tiempo excesivo en mover, a veces hasta 1 hora.

En 1836 Pierre-Charles Fournier de Saint-Amant un jugador Francés quien alguna vez venció a Stauton y editor de la revista "Le Palamede" hablo sobre implantar en las partidas un límite de tiempo. En el torneo de 1851 en Londres, Staunton abandonó una partida por que su oponente Williams,tardaba demasiado en mover.

Al año siguiente un límite de tiempo de 20 minutos por jugada fue introducido en un match entre Harrwitz y Lowenttal. Harwitz ganó, y Lowenttal culpó de su derrota a la falta del tiempo necesario para pensar.

Limitar el tiempo para cada movimiento se hizo costumbre, y rebasar el tiempo límite fue motivo de una penalidad. Cuando Anderssen jugó contra y Kolisch en 1861 se utilizado un reloj de arena y cada jugador tenía que hacer 24 movimientos en 2 horas.

El torneo de Londres de 1883 fue jugado al ritmo de 15 movimientos por hora. Entre otros Tarrash fue un férreo opositor al control del tiempo. Por mucho tiempo se ha usado en los torneos más importantes 40 movimientos en 2 horas y media y 16 movimientos en cada hora subsiguiente.

Bronstein y Fischer, ambos jugadores de ajedrez. Idearon ritmos de juego con tiempo añadido.En la modalidad de tiempo añadido, los contendientes reciben un determinado "tiempo principal de reflexión". Además, por cada jugada reciben un "tiempo extra fijo". El descuento del tiempo principal comienza sólo cuando el tiempo extra se ha terminado. El tiempo añadido intenta que un jugador no pierda una partida porque se le ha caído la bandera.

Las palabras cambian son producto de la evolución a lo largo de milenios, durante los cuales recorren las más variadas tierras, eras y culturas, modificándose. El chaturanga penetró en Persia en el siglo VI de nuestra era, donde sufrió diversas modificaciones. En efecto, al llegar a este reino milenario, el chaturanga dejó de jugarse con dados, como en la India, y su nombre se convirtió en chatrang, que luego los árabes cambiaron a shatranj. Buena parte del vocabulario jerga ajedrecístico surgió n en Persia, donde tuvo su gran apogeo. Así, 'jaque mate' proviene de sha mat, que significa “el rey esta atrapado” o “el rey no tiene escapatoria”

Llevado por los árabes a España, el nombre del juego evolucionó a axatraz y, más tarde, a axedrez, que fue como lo llamó el ajedrecista español Ruy López de Segura en su Libro de la invención liberal y arte del juego de axedrez, publicado en 1561 y considerado hasta hoy una referencia para los estudiosos.

El nombre antiguo de la torre, roque, registrado por el Diccionario de la Real Academia Española como voz antigua, deriva del persa rukh 'roca', 'atolón', que luego los árabes utilizaron en la Edad Media para designar a sus carros de guerra. De ahí proviene el nombre 'enroque', una jugada de rey y torre al mismo tiempo. En ciertos festivales tradicionales de Valencia, todavía circula una carroza que se denomina 'roque', como los carros de guerra de los persas.

El nombre 'alfil' proviene del árabe fil 'elefante', pues esta pieza representaba el ala de los guerreros que combatían montados en paquidermos. Curiosamente, la pieza tiene el nombre de bishop 'obispo' en inglés y bispo en portugués, traducido, probablemente, por los monjes ajedrecistas del medievo.

Todo apunta a que, de la India, el ajedrez pasó a la vecina Persia (Irán). Un país donde se hizo muy popular y en muy poco tiempo.

Los infantes persas eran los "piyadah" hoy peones.  Otro cambio para bien del ajedrez.

Los árabes no jugaban al ajedrez en silencio. En la edad Media tampoco se asocio al ajedrez, con el silencio. Cuando una pareja de jugadores se enfrentaba, solía formarse a su alrededor un grupo de aficionados que comentaban la partida y proponían movimientos.

El guardar silencio durante la partida se impone en la modernidad. Hoy nadie duda de la necesidad del silencio, por ser este una gran ayuda para una plena reflexión.

El ajedrez incrementa nuestra capacidad de decidir decisión, mediante la elección de una respuesta, ante varias alternativas. Por eso hoy dentro de un torneo están prohibidos los teléfonos celulares, por el bien del juego. Esta medida no va en contra de la idea del ajedrez, ni de la competición muy al contrario. Lo importante de un torneo es que se ambos jugadores lo hagan en las mejores condiciones de ecuanimidad y concentración.

La convivencia diaria, requiere de normas que aceptamos, acatamos y respetamos por un principio de rectitud, si convenimos en un reto admitimos sus reglas. El ajedrez tienes las propias que se adecuan a los tiempos. Decenas de años antes, nadie imagino un sonido, dentro de la sala de juego de ajedrez, proveniente de un aparato de comunicación personal, importunado la reflexión del contendiente y la propia. Esta distracción se extiende a los ajedrecistas que compiten en mesas contiguas.

Una partida de ajedrez es un duelo de inteligencia que normalmente se efectúa en silencio. El cálculo, las deducciones, los movimientos se hacen de manera callada, sin hacer ruido, por respeto al otro.

¿Se habrá finalizado los cambios en el ajedrez?