miércoles, 21 de enero de 2015

Quienes jugaron ajedrez... Juan José Arreola.







Autodidacta, actor, prosista, traductor, poeta, erudito, charlista fabulador, declamador, escritor, conferencista, periodista. Ha sido vendedor ambulante, vendedor de sandalias, de “tepache”, cargador, cobrador de banco, impresor, comediante, encuadernador, corrector, panadero editor conferencista, catedrático comentarista de fútbol, colaborador en programas de radio. Comparsa de la Comedia Francesa, Protagonista en televisión, gran comunicador. Ajedrecista. Presidente de la de la Federación Mexicana de Ajedrez. Ante todo un Juglar.

Es el cuarto de catorce hijos: “Di los primeros pasos seguido precisamente por un borrego que se salió del corral. Tal es el antecedente de la angustia duradera que da color a mi vida... Todavía este mal borrego negro me persigue y siento que mis pasos tiemblan Borges ha expresado: “Arreola no trabaja en función de ninguna causa y no se ha afiliado a ninguno de los pequeños "ismos" Deja fluir su imaginación, para deleite suyo y para deleite de todos".

Areola expreso en un cuento: “Jorge Luis Borges y yo estábamos muertos. Para distraernos, Borges se puso a hablar de la eternidad”. También ha dicho “Todo hombre que quiere decir lo que siente, ya ha fracasado de entrada”. “A nadie le he podido contar la atroz aventura de mis noches de solitario... y mi pobre alma cancelada está ahogándose bajo el aluvión de las estrofas”

En 1963 obtiene el Premio Xavier Villaurrutia, en 1977 mereció el Premio Nacional de Periodismo Cultural y, en 1979, el Premio Nacional de Lingüística y Literatura. En 1987 fue galardonado con el Premio Nacional de Periodismo y la condecoración de Oficial de Artes y Letras Francesas, en 1998 recibe el Premio Ramón López Velarde “Soy de los que no acaban de morir si no cuentan bien las cosas”. “Escribo porque creo en los milagros... pero también por los jóvenes que harán la nueva literatura mexicana: en ellos delego la tarea que no he podido realizar. Para facilitarla, les cuento todos los días lo que aprendí en las pocas horas en que mi boca estuvo gobernada por el otro. Lo que oí, un solo instante, a través de la zarza ardiente”

Del han dicho gentes como David Huerta “ El nombre de Juan José Arreola quiere decir entre nosotros, también, pong-pong y ajedrez, vinos rojos y blancos, una vida vivida con plenitud y una sonrisa escéptica e inteligente en los labios, sensualidad de la materia y de la inteligencia, prosodia castellana”. Alatorre expresa: “Maravilla de rigor y expresividad”. Claudia Gómez Haro: “Maestro de acrobacias verbales que conjugaba metáforas y máximas ardientes para estar a la altura de los sentimientos del idioma”. Carlos Monsiváis señala: “Juan José Arreola es un prosista extraordinario y un cuentista muy notable. Confabulario y Varia invención son dos libros de una gran sabiduría literaria, revelan una mentalidad original de un poder irónico notable”.

Augusto Monterroso asegura sobre Arreola: “Era dueño de enorme inteligencia e ingenio, algo que ponía en juego siempre. En la oralidad fue también un gran maestro de pensamiento y forma, un gran conversador. Aunque ésta es una aporte efímero, debido a su propia naturaleza”. Vicente Leñero dice: “Es un actor natural, contagia oírlo, contagia estar con él, contagia verlo hablar y se aprende mucho de su memoria privilegiada”.

Eduardo Lizalde argumenta: “Marcó la historia cultural de nuestro país, como charlista de genio excepcional, como uno de los improvisadores, expositores más imaginativos, brillantes y sorprendentes que haya conocido en mi vida”. "Toda la gente iba a la casa de Arreola, estuvieron Boby Fisher, el campeón soviético Petrosian, en fin, era un sitio de reunión de amigos al que llegaban estos grandes campeones a darnos espectáculos".

Víctor Hugo Rascón Banda escribe: “Ahí están esas improvisaciones infinitas que hacía con sólo mirar una piedra, un cuadro, un paisaje, una iglesia, un convento, un patio virreinal; el creaba un cuento, imágenes al instante. Considero que no hay hombre tan culto y lúcido para crear palabras que al mismo momento llegaban a todos los hogares por medio de la televisión”.

Gabriel García Márquez traslado a Juan José ante Fidel Castro y le dijo: “Te presento a Arreola, que es el escritor que más me gusta, después de mí” Luis Miguel Madrid menciona: “Juan José Arreola es ya un personaje que tendría que pasar inmensas horas recibiendo premios y reconocimientos, viendo múltiples ediciones de sus obras, traducciones, participando en mil un eventos y, sobre todo, aprendiendo a olvidar su portentosa memoria”.

Se le explica al Maestro que al nombrársele una palabra deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente. A continuación la trascripción de las preguntas y de sus repuestas.

Ajedrez.

-Sir Leonard Woolley descubrió tres objetos en la cuenca mesopotámica La Daga de oro Ur, el estandarte de la ciudad, el cordero preso entre las zarzas y un cuarto objeto igualmente maravilloso: el tablero de ajedrez de ocho casillas; la trampa mental de: el gambito de las 64 casillas. El ajedrez es la forma de conformarse del hombre para saciar su sed, su nostalgia de infinito, conformarse en hacer la guerra allí en un espacio limitado pero al mismo tiempo capaz de alojar al infinito. ¿cuál es el infinito? Las infinitas complicaciones que crean entre si las piezas del ajedrez. El ajedrez es el único juego que vale la pena jugar porque nos sobrepasa, como las piezas de Shakespeare, las novelas de Dostoievski o los más grandes poetas de la humanidad que han hecho algo que se acerca a lo imposible, pero todos se quedan en el umbral. Me di cuenta de que el ajedrez es imposible para el hombre, está más allá de su alcance. Las posibilidades de movimientos que se pueden hacer son verdaderas monstruosidades.

El ajedrez es la forma de conformarse del hombre para saciar su sed, su nostalgia de infinito, conformarse en hacer la guerra allí en un espacio limitado. El ajedrez se trata de un duelo de un hombre contra otro, donde lo que es la personalidad del hombre queda comprometida. Cada jugador lucha contra su enemigo interior que es su torpeza o sus hallazgos.

¿La edad del ajedrez?

-El ajedrez tienes alrededor de seis mil años de existencia La palabra ajedrez ¡esa una cosa hermosísima! de las palabras más antiguas y universales de la humanidad. El tablero que se encontró en la torre de Babel aparece después en Egipto, también allí se han encontrado piezas sueltas y una broma extraordinaria, en el papiro satírico de Siena aparece una caricatura que nada menos que esto: un león jugando al ajedrez con una gacela. Siendo la gacela la caza favorita del león. Tradicionalmente se atribuye el origen del ajedrez a la India, pero eso es imposible de demostrar en cambio en Mesopotamia y Egipto tenemos testimonios de ajedrez completamente remotos.

La batalla.

-El ajedrez se trata de un duelo de un hombre contra otro, donde lo que es la personalidad del hombre queda comprometida. Es el individuo el que mismo el que pierde o gana. Cada jugador lucha contra su enemigo interior que es su torpeza o sus hallazgos. El ajedrez apela a la condición humana en general: a la intuición, a la sagacidad, a la capacidad de concentrar nuestra intuición en un punto determinado de espacio.

Los colores en el tablero.

-División maniquea, un reino de la luz y un reino de tinieblas. Oposición de contrarios.

Creación.

-El acto de la creación, cuando ésta es auténtica, resulta devorador. Yo temo y amo el amor y la literatura, los temo a los dos. De alguna manera, mi acercamiento a la mujer, y mi acercamiento a la creación literaria, están envueltos en el mismo temor.

Tablero

El tablero que se encontró al pie de la torre de Babel aparece después en Egipto y se habla de una reina de la decimoctava dinastía, tan aficionada al juego del ajedrez, que pide ser envuelta en un sudario de dieciséis casillas; en los relieves se advierte la imagen de dos personas que juegan sobre un tablero con piezas verticales, no con fichas, ¡con piezas erectas! También se han hallado en Egipto piezas sueltas y una broma extraordinaria: en el papel satírico de Siena aparece una caricatura que es nada menos que esto: un león jugando al ajedrez contra una gacela. Siendo la gacela la caza favorita del león, la ilustración parece significar que se la esta “pichoneando”, a la mexicana. ¡Eso sí que es verdaderamente emocionante!

-Tradicionalmente se atribuye el origen del ajedrez a la India. Se dice que surgió en la cuenca del Bramaputra, pero eso no es cierto e imposible de demostrar, además, porque la India nunca nos ha dado cronologías exactas. En Mesopotamia y en Egipto, en cambio, tenemos testimonios del ajedrez completamente remotos; tres mil a cuatro mil años antes de Cristo. El ajedrez tiene entonces alrededor de seis mil años de existencia real, y la palabra ajedrez, ¡ésa es otra cosa hermosísima!, es una de las palabras más antiguas y universales de la humanidad; tan antigua como la palabra azúcar que viene de shajart: ¡sánscrito!...

Las piezas del ajedrez.

Con los peones se ha llegado a sutilezas increíbles se les otorga especializaciones: el peón de caballo dama es labrador, el peón de alfil rey es tejedor. Al alfil lo podríamos calificar de jesuítico, de maquiavélico por que se mueve siempre de manera oblicua. El alfil ha sido considerado un ministro, en Inglaterra obispo, en Francia un juglar: el Fou: el loco. El alfil es el Fouche del ajedrez, avieso como político. La torre en cambio es un castillo, es recta sólida.

Preferencia por las piezas d ajedrez

Por razones psicológicas hay personas que mueven mejor los alfiles que los caballos. Un audaz preferirá jugar con caballos. Una persona prudente tratará de cambiar de inmediato la dama, los alfiles y los caballos para jugar con torres... Jaque –el índice de Arreola señala su alfil-. “Oblicuo alfil y reinas agresoras” –dice, recitando a Borges-. Y ya que recuerdo a Borges confesaré que alguna vez soñé en componer una antología universal del ajedrez en la literatura y en la historia. Luego me di cuenta de que necesitaría un equipo de veinte o treinta personas distribuidas en el mundo. Imposible.

La dama.

En el rey negro, un drama de amor pavoroso relato sobre un hombre que pierde la dama y que realmente ha perdido a la mujer amada por una inexplicable torpeza, y ahora vaga inútilmente por el tablero de blancas noches y negros días.

Quimera.

A mi no me han importado en la vida las cosas que puedo hacer, me han importado las que nunca podré hacer. Ya estoy en vísperas de mi muerte y me doy cuenta de que tuve razón. Caí en la ilusión de la literatura pero no caí nunca en la ilusión del ajedrez, aunque yo llegara a jugarlo relativamente bien y a pesar de que ha sido el pasatiempo de mi vida, más que la literatura, incluso. Yo no he dedicado a la literatura ni la milésima parte de lo que he dedicado al ajedrez. Pronto me di cuenta de dos cosas: de que la literatura y el ajedrez son imposibles.

Intuición.

-En realidad el que me ha importado siempre más es el hombre de intuición, el hombre de la imaginación, el hombre que de pronto ve la posición y sintetiza y halla la jugada clave, la que deshace toda la estructura del adversario.

Tablas.

-Es el momento de la perfección. La única finalidad de una partida de ajedrez es hacer tablas. Que los dos jueguen tan bien que la partida tenga que ser irremediablemente tablas.

La victoria.

-El sentimiento de superioridad; parece un pensamiento nietzscheano; el prevalecer, de triunfar en la vida, triunfar en la partida. y ahí se ve que el hombre quiere ser esa criatura que desea ganar, que quiere verificar su persona a costa de la persona ajena. a sensación de ganar en ajedrez es una de las mejores afirmaciones de la personalidad.

¡Pongan en marcha su reloj!

-En ese momento se detiene el mundo para mí, y todo el espacio del universo se contrae hasta medir ocho casillas por ocho. El tiempo también deja de existir.

Steinitz.

Una pequeña ventaja de espacio, de posición, un tiempo; lo difícil que es entender lo que es un tiempo en ajedrez. Hay veces en que se pueden perder tiempos, hay que perderlos, y hay veces en que la ganancia de un tiempo es capital. También eso ocurre en la obra de arte. Donde las palabras tienen que ordenarse, las frases, las estrofas, como en la partida que tiende al equilibrio y a la armonía. Todo se va ordenando en la partida magistral.

El azar.

Tenemos una repugnancia original al ajedrez los mexicanos, por que el ajedrez elimina las circunstancias azarosas y nos compromete a una hazaña individual, nos obliga a una confrontación pura, sin recursos de fuerza física. Porque, fuera que a usted le toquen blancas o negras, no hay más posibilidad de azar en ajedrez. Porque no es azar que el adversario cometa un error, como no es azar tampoco que lo cometa yo mismo. Entonces todo depende del acierto o del error, y aciertos y errores son obras nuestras. Sólo sabemos jugarnos la vida a cara u cruz, águila o sol. Buscamos juegos donde el azar impere. Todo o nada y por esa razón es importante propagar el ajedrez en México.

Enemigos.

El ajedrez se buscan unos a otros se necesitan mutuamente para confrontarse resolver la quererla que significa lo antagónico Spassky y Fisher son ahora dos personas que no se pueden negar entre sí que se necesitan, que se atraen para confrontarse , aunque se piensen enemigos acérrimos.

¿Los ajedrecistas se hacen solos?

Un craso error los niños deben ser iniciados en el ajedrez La orientación es fundamental, he sido maestro en varios talleres de literatura. He descubierto que la enseñanza es otra manera de crear

Las apuestas.

Miguel Nadjorf me confesó que en la eliminatoria del mundo, jugando con el campeón Botvinnik, se atrevió a deslizar un billete de mil dólares por debajo de la mesa para tentar a Botvinnik y este acepto la apuesta. La apuesta es corruptora.

¡Jaque mate!

¿Será la muerte factor que determina olvido o principio de un largo recorrido en la memoria?

La derrota.

Antes de que me hagan la última jugada, decido inclinar mi rey... pero me tiemblan las manos. Calculé en un instante todas las posibilidades de pérdida y salvación, apostando a vida o sueño... llevo todavía en el cuello las huellas mortales que me dejaron las manos de mi rival Y en la conciencia la certidumbre de que sólo disfruto una tregua.

8 x 8

Se me ocurre que el hombre se ha extraviado a partir de los números nones, siendo que la posibilidad única de realización humana es el par. Pensemos en la pareja que preside la creación: Adán y Eva. Pensemos en la pareja del rey y la reina en el tablero de ajedrez. Ese tablero de casillas pares trata precisamente de impedir, como lo hace también la teoría duodecimal, que nos vayamos al non, a lo que representa al fin y al cabo un ángulo de soledad. Siempre que hablamos de números pares, hablamos de acompañamiento. Y aquí podría encontrarse una explicación al porqué el pueblo mexicano ha manifestado a lo largo de su historia una cierta repugnancia al ajedrez. Nos repele un juego que se basa en números pares. Los mexicanos queremos seguir siendo nones; es decir: abandonados.

Ajedrez e infancia.

Mi padre jamás me enseño el ajedrez que él jugaba, hoy sería un hombre feliz y no tendría ningún problema literario, ni moral, ni amoroso si hubiera llegado a ser una gran ajedrecista. No, lo puede ser, aprendí a los 22 años, muy tarde. El Hombre que no aprende a jugar ajedrez de niño no será un gran ajedrecista Los mayores goces los he tenido en el tablero y mis mejores logros como ajedrecista han sido fuera del tablero de ajedrez: cuando he logrado escribir algún pasaje de prosa que se parece a una serie de jugadas magistrales.



Idea y recopilación

Dr. Gabriel Capó Vidal.

martes, 20 de enero de 2015

Quienes jugaron ajedrez...Tartakover.






El escepticismo de Tartakower lo protege de todo dogma -Richard Reti

Tartakower nació en Rostov del Don, Rusia El padre de Tartakover era austríaco y su madre polaca. Apenas con doce años, él y su familia dejaron Rusia para trasladarse al Imperio austrohúngaro, se estableciendos en Viena, En esta ciudad Tartakower paso su juventud.

Sawielly Tartakower es poseedor de una cultura, excepcional y de una fascinadora personalidad. De un ingenio único, autor de frases penetrantes, ocurrentes y llenas del mejor humor, como: Perdí la primera partida porque que me dolía la muela, la segunda porque tenía migraña la tercera porque tuve un ataque de reuma, la cuarta porque me sentía muy mal, y la quinta, ¿bueno es que tengo la obligación de ganarlas todas? o como esta: En una partida de ajedrez a veces juegan más de cuatro caballos.

Estudio y se doctoró en leyes en Suiza y en Austria. Sawielly es poeta, y es un excelente traductor de la poesía rusa, al alemán y al francés. Harry Golombek Maestro Internacional, tres veces campeón británico, árbitro y escritor de ajedrez, ha dicho: “Tartakover es por mucho el más culto e ingenioso de todos los maestros ajedrecistas que he conocido. Su muy centrada mentalidad y su natural ingenio hacen de su conversación un constante placer. Tanto es así que considero que Tartakower es una de las más brillantes atracciones que un torneo internacional puede depararme. Su charla y pensamiento se asemejan a una modernizada mezcla de Spinoza y Voltaire; y con esta, todo un toque de paradójica originalidad que es esencialmente Tartakower”

Me cuenta que el bautizo. por así decirlo. al hipermodernismo, Intenté rejuvenecer viejas aperturas que habían caído en desuso por la influencia de la escuela clásica de Tarrasch e innove la Defensa Holandesa y, en especial, el Muro de Piedra (Stonewall) Sobre sus inicios en el ajedrez cuenta que él frecuentaba el club de ajedrez Wiener Schachklub, el más grande y bello de Viena. El Maestro refiere que le gusta el ajedrez tanto como el apostar en los casinos. Y sobre perder en el póker, no le da importancia, dice... solo es dinero.

Su primer torneo internacional de importancia fue en Nuremberg, donde logró el primer puesto. Representó a Polonia en seis olimpiadas. Colaborador en innumerables revistas, ha contribuido a la teoría del ajedrez con muchas variaciones de aperturas. Brillante autor de libros con estupendas ideas y aportaciones al ajedrez moderno: “La partida hipermoderna”, “El ajedrez neorromántico” y “Los maestros contemporáneos”. “Compendio de ajedrez”.

De sus proezas recuerda: su primer lugar en: Viena "Memorial Schlechter", cuatro veces Campeon en Gante en, Niendorf. Nos presume de su empates en el primer lugar con Ninzovich en Londres, París, Niza , Lieja, Varsovia y Venecia, fui segundo premio en Baden, La Haya,Viena, Kecsckemet y Barcelona y dos veces Campeón de Francia.

Se le explica al Maestro, Medallista Olímpico, Doctor en leyes, Políglota, uno de los principales jugadores del mundo, que ha triunfado en Viena (1923), Londres (1927) y Lieja (1930) y ha participado en cerca de 200 torneos, y disputado 1750 partidas, autor de Tartacoaforismos como: “El Ajedrez es un cuento de Hadas de las 1001 metidas de pata”, que al nombrársele una palabra deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente. A continuación la trascripción de las preguntas y de sus repuestas.

Charles de Gaulle.

-Me uní a la resistencia después de mi regreso de la Argentina Después adopte la ciudadanía francesa.

Olimpíadas de Ajedrez de 1950 Dubrovnik.

-Represente a Francia en estas Olimpíadas de Ajedrez.

¿La FIDE instituyó el sistema de títulos oficiales ese mismo año?

-Sí, así fue y tuve el honor de ser nombrado Gran Maestro Internacional.

Usted también ha sido campeón de Polonia.

-Sí, en 1918 , opte por la ciudadanía Polaca y debo confesar que no sabía el idioma polaco. Fui dos veces campeón en ( 1935 ,y 1937 ), jugué con el equipo nacional polaco durante seis Olimpiadas.

Buenos Aires.

-Una linda ciudad. Cuando competíamos en Buenos Aires en la Octava Olimpiada de Ajedrez ocurrió el conflicto bélico de la segunda guerra mundial y de pronto no vimos varados. Muchos optaron por quedarse en América. entre ellos Susan y Miguel Najdorf.

"El teniente Cartier.

-Al regresar de Buenos Aires fui parte de la resistencia y ese fue el nombre que use.

Miguel Najdorf.

-Después de que el imperio a Austro-Hungaro, se desmorono, residí en polonia Ahí conocí a Miguel . Una excelente persona el siempre me considero su maestro. Un honor inmerecido.

"Revokatrat".

-Seudónimo literario que por un tiempo utilice.

Nuremberg.

-En esta justa logre el primer lugar dentro de 50 competidores.

Morphy.

-Fue un poeta de ajedrez

Hipermodernismo.

-Invente el término para esta forma moderna de jugar al ajedrez

D.Breyerom, Reti, Nimtsovichem.

-Juntos encabezamos el Hipermodernismo.

¿Aforismo?

- Hablo solo porque me gusta conversar con gente inteligente.

¿Ajedrez?

- El ajedrez subsiste por sus errores. De ese juego de cálculo por excelencia, forman parte la suerte, la suerte y la suerte. Del ajedrez no se puede vivir, mas se puede morir.

Alekine.

-Si el Ajedrez es lucha el mejor es Lasker; si el Ajedrez es Ciencia, el mejor es Capablanca; si el Ajedrez es Arte, el mejor es Alekhine

Estrategia y táctica.

El jugador táctico debe saber qué hacer cuando algo se debe de hacer. El estratégico debe saber qué hacer cuando nada se debe de hacer – y sonríe-

Triunfador.

- En ajedrez, siempre gana el que comete el penúltimo error. Una partida siempre se gana por un error, sea propio o del contrario.

¿Pecados?

Los siete pecados capitales del ajedrez son: Superficialidad, Voracidad,Pusilanimidad, Inconsecuencia, Dilapidación de tiempo, Bloqueo, Excesivo amor a la paz.

¿Apertura, medio juego, final?

-Sí, toda partida tiene tres fases: en la primera uno espera contar con una ventaja, en la segunda uno cree que posee una ventaja, en la tercera uno sabe con seguridad que perderá.

¿Gambito?

- Come mientras puedas.

Táctica y estrategia.

-La táctica es saber lo que hay que hacer cuando hay algo que hacer; la estrategia consiste en saber lo que hay que hacer cuando no hay nada que hacer.

¿Reloj?

- No hay que contar el tiempo, sino pesarlo.

¿Combinación?

- Lo imposible se hace posible. Es una chispa divina, como un meteoro que ilumina la partida de ajedrez.

¿Ajedrecista?

- Es en el medio juego y en el final de la partida donde se revela un buen jugador de ajedrez.

¿Tablero?

- Las equivocaciones están todas allí, esperando a ser hechas.

"64" "Ajedrez" y "hoja de Ajedrez".

Revistas que publican mis artículos.

Aaron Nimzovich.

- Pretende hacerse el loco para llevarnos a todos a la locura.

Sacrificios

- Los sacrificios prueban solamente que alguien blofea. Es mejor sacrificar las piezas del contrario. El sacrificio solamente demuestra que antes alguien se ha equivocado.

Perdedor

El vencedor de una partida es el que comete el penúltimo error".

Geza Maróczy entrenador de Vera Mencikova

Triunfe con el Muro de piedra en el torneo de Toeplitz-Schoenau sacrifique una Torre en plena apertura.

Ventaja.

-En la primera fase de la partida tratas de conseguir ventaja; en la segunda, de consolidarla; en la tercera, sabes que perderás.

Shah Mat

EL "Shah" sí, se escucha el "Mat" no.

Enroque

-El enroque es el primer paso hacia una vida ordenada

Ajedrez,

Aprendizaje a través de los errores. Del ajedrez no se puede vivir, pero se puede morir.

Philidor

-La fantasía

Staunton

- fuerza

Fiabilidad,

-Andersen

Brillo,

-Steinitz

Profundidad.

-Tarrasch.

Capablanca.

-Un maravilloso mecanismo.

Alekhine.

-Un buscador de la verdad del ajedrez.

claridad,

-Lasker y, por supuesto, el elemento filosófico en el ajedrez.

Un fuerte jugador de ajdrez

-Sólo un fuerte jugador de ajedrez sabe lo mal que juega.

¿Victoria?

- El ganador de un juego es el que ha hecho al lado la equivocación pasada. Las victorias morales no cuentan.

Enroque.

- El enroque es el primer paso hacia una vida ordenada.

Columna abierta

-Muy a menudo similar a una herida abierta

Peones aislados

-Para mantenerse con vida requieren de medicamentos muy caros.

¿Oponente?

- Hay realmente solamente un error en ajedrez subestimar al opositor.

La verdad última.

-A menudo la primera mentira.

martes, 16 de diciembre de 2014

Genio y locura. Diferencias y similitudes entre Morphy y Steinitz




¡Fue el destino quien movió las piezas!


Wilhem Steinitz provenía de una familia de comerciantes judíos y de bajos ingresos económicos. Fue el noveno de trece hijos. Sus padres deseaban que su hio se dedicara a estudiar el Talmud, obra que recoge principalmente las discusiones rabínicas sobre leyes judías,sus tradiciones, sus ostumbres, sus leyendas e historias. Cuatro de sus hermanos pequeños murieron en la infancia. Los problemas de dinero y la mala salud le obligaron a abandonar la escuela.

Wilhem pronto se interesó en el ajedrez, que había aprendido con su padre. Sus progresos fueron rápidos. Fue cuando Steintiz se paseaba por los distintos cafés, donde jugaba ajedrez y apostaba por la necesidad de dinero Convirtiéndose al poco tiempo, en el jugador más fuerte de Viena.

Morphy llevo una vida distinta, fue parte de una familia acaudalada. Paúl no careció de nada. El ajedrez era practicado por todos los varones de su familia: su abuelo, sus tíos y su padre. Aprendió a temprana edad las reglas y los movimientos de las piezas del ajedrez que encendieron su imaginación. Algunas veces a la hora de comer, soltaba sus cubiertos y en el mantel cuadriculado de la mesa ponía un problema de ajedrez que rondaba en su mente. Pronto venció a su tío Ernest campeón de Louisana. Jugo con él sus primeros juegos, con una venda en los ojos.

Steintiz y Morpphy fueron de baja estatura. Uno un jugador hosco, huraño, irritable, poco popular. El otro un caballero de finas maneras; educado, agradable, de buen trato, que dejaba una buena impresión a quien le conocía. Predominaba en él la gentileza, de la que carecía Steinitz.

El padre de Charles Morphy consideraba al ajedrez un juego de mesa, sin aceptar que dentro del ajedrez se apostara dinero o se lucrara con el juego ciencia. La infancia de charles fue una renuncia a la vida de juegos infantiles. Su tiempo lo ocupaban una serie de estudios, donde destaco brillantemente, hasta terminar sus carrera de abogado a los 20 años.

En la siguiente frase nos damos cuenta que las enseñanzas del padre estaban en el pensamiento de Morphy. “A diferencia de otros juegos en los que el lucro es el fin, en el ajedrez las batallas se libran por honor. Si se deja que el tablero de ajedrez, reemplace a las mesas de juego, mejoraría la moral de la comunidad” Steintz jugaba por el dinero, a Paúl se inculco que jugar por dinero, era una degradación.

Ambos tenían el don del genio. A Steinitz lo empujaba la necesidad, fue un luchador nato, superando los infortunios de la vida, por el contrario a Paúl lo movía el honor, dentro de la comodidad de su clase social.

En su juventud Steinitz fue un admirador de Pául, a Wilhem le llamaban el Morphy austriaco. Ambos se llenaron de gloria y sus contemporáneos los consideraron campeones del mundo, tras derrotar a Anderssen. El reinado de Morphy fue efímero, el de Steinitz muy largo. En las palabras del vienes: "El haber conservado durante tanto tiempo el título de campeón del mundo, se debe a que yo me hallaba 20 años más adelantado que mi tiempo. Jugaba bajo ciertos principios desconocidos por Zukertort y a mis demás antiguos rivales.

Mis ideas no eran comprendidas. Por fin, los jugadores de hoy día como Lasker, Tarrasch, Pillsbury, Schlechter y otros han comprendido mis principios, los han adoptado y como es natural han perfeccionado la obra iniciada por mí". Morphy muy poco despues de llegar a los Estados unidos, de regreso de su gira por Europa, que duro seis meses, proclamo la finalización de su aficcion al ajedrez.

Morphy fue a Inglaterra para demostrar que era un excelente ajedrecista, y regreso a Norteamérica lleno de gloria aduciendo siempre que el jugaba por honor, de forma amateur y que no le interesaba jugar por dinero. Steinitz también en su juventud se traslado a Inglaterra, pero él decidió quedarse en Londres y convertirse en un jugador profesional de ajedrez.

El juego de ambos en su juventud, fue un juego de sacrificio y de ataque, donde el rey debía ser protegido a toda costa, los ataques eran muchos. Los espectadores de estas increíbles proezas a sus ojos, sabían que las ganaría, el ajedrecista que poseyera mayor imaginación en la combinación.

Morphy y Steinitz compartieron el ser unos jugadores audaces Steinitz supo que ganarse la vida era una dura tarea. Morphy vivió siempre del dinero de su padre. Los dos escribieron columnas de ajedrez Steintiz fue brillante en ello, Morphy dejo de escribir. La pereza fue parte de su personalidad. Steinitz murió en la miseria. Morphy sin carencias, sin haber trabajado durante los años de su corta vida.

Steinitz fue conocido por su mal humor su agresividad para con los ajedrecistas, por el contrario Morphy fue toda su vida un caballero dentro del tablero ¿Hubiese sido distinta su vida, sÍ su padre no se hubiese opuesto a que se ganara la vida en el ajedrez. Es decir sÍ no hubiera existido el prejuicio de ver en un ajedrecista a un vago, a un vividor, a un paria, sin oficio ni beneficio? Seguramente sí

Morphy y Steintz compartían algo más, poseían un gran ego. Paúl logro en el ajedrez la mayor recompensa, el ser reconocido a nivel mundial. Después sus represiones no lo dejaron dedicarse al ajedrez, y minaron su psique. Morphy cortó su vida productiva por prejuicios y frenos culturales inculcados en su niñez.

Steinitz por el contrario, sin este lastre avanzo y fundamentó la teoría del juego moderno. Dejo atrás el juego abierto y encontró una serie de principios para defenderse, en un juego poco llamativo, cerrado, un juego de paciencia donde se acumulan ventajas. Este conocimiento le permitio ser campeon del mundo por 8 años

Él descubrió que no había un mejor jugador, un brujo, un mago del ajedrez. Steinitz aseguraba ¡Las piezas en cada lado están en un equilibrio perfecto. Para que un jugador triunfe en la partida este equilibrio debe ser alterado hasta el punto de una de las partes es impotente frente a la otra. Si no se comete un error, el equilibrio se mantiene. Uno sólo puede ganar si el rival comete un error”. Él encontró a partir de una fuerte posición defensiva, acumular ventajas, esperar el error del oponente. Steinitz reemplazo el juego romántico que compartió con Morphy en sus inicios.

Uno se encerró en un mundo de delirio, el otro evoluciono, hasta su tropiezo con Lasker, quien lo venció. El vienes en sus propias palabras se sintió roto. También debe considerarse que willians se caso y tuvo una hija, y que esta murió a los 21 años y un par de años después, murió también su mujer. Duros golpes de la vida para un ser humano, muy duros para la mente.

Hay quien se pregunta ¿quien fue el mejor jugador Morphy o Steinitz? En su juventud Morphy, pero en su madurez Steinitz.

Steintiz, guiado por un afán de rigor y con una envidiable independencia de juicio, criticó duramente algunas de las Partidas de Morphy y que el público norteamericano consideraba más bellas y perfectas.

Ante las muestras de disgusto de los norteamericanos por estas críticas Steinitz declaró: “Es cierto que soy criticón y no me complazco fácilmente, pero, ¿no debe uno serlo cuando frecuentemente se escuchan juicios superficiales donde debería hacerse un análisis profundo? ¿No debe uno preocuparse si ve que los métodos anticuados siguen vigentes sólo para evitar que no se turbe la propia comodidad?" Eso diferencia al héroe Morphy, del genio creador Steinitz el análisis profundo y la reflexión

Steintiz físicamente fue un hombre fuerte, vigoroso, tosco. Se le describía como una persona de cabeza grande,de frente prominente, de hombros y brazos poderosos. Cada rasgo en él denotaba más poder que gracia o belleza. De escasa estatura y cortas piernas, cojeaba ligeramente al andar. Morphy era bajo de estatura, delgado, delicado, de piel muy blanca, de rasgos finos, casi como los de una dama, impecable al vestir, un caballero educado.

Steinitz siempre sufrió la miseria quizás esto lo obligo a estudiar y revolucionar el ajedrez. Al no ganarle nadie. él se quedaba con todos los premios. Alguna vez le preguntaron Maestro: ¿No ha ganado usted suficientes laureles como para dejar sitio a los jóvenes?” respondiendo. “Puedo cederles la gloria, pero los premios no” Tal era su necesidad

Steinitz y Morphy en su juventud sabían combinar, desarrollaban sus piezas y sabían que para atacar se necesitaba una superioridad estratégica previa. La originalidad de Steinitz fue que supo descubrir las ventajas, supo identificar cuáles eran los puntos débiles de una posición. Stenitiz tras ocho años de reinado perdió el campeonato en contra de Lasker, y al momento de la derrota demostró su caballerosidad, tras vencer su rey sobre el tablero, pidió: ¡Tres hurras para el nuevo campeón!

Casi al termino de su vida el vienes, sucumbió a la ilusión de que él podría llegar a ser inmensamente rico con la invención de un teléfono inalámbrico, operado completamente por la fuerza de voluntad. Él comenzó a regalar el poco dinero que tenía a los golfos de la calle. Inicio a entretenerse con extraños experimentos científicos, con ideas fantásticas acerca de la electricidad y la telegrafía sin hilos. Tuvo lapsos de furia.

Steinitz contó alguna vez:: " la desgracia de Morphy fue haber nacido demasiado rico. Cuando perdió su capital, no pudo soportarlo, y ahora tiene la idea de que existe una conspiración en contra de él, para mantenerlo sin dinero"

Paúl pago todos sus gastos de su estancia en Inglaterra y Paris gracias a la herencia de su padre. Después, ya de regreso en Nueva Orleáns, sobrevino la guerra civil. Él, su madre y su hermana, partieron a Francia donde vivieron algunos años.
Poco a poco la fortuna heredada de su padre menguo. Morphy tuvo algunos episodios de agresividad intentado golpear con su bastón y retar a un duelo a un personaje de su entorno.

Charles Morphy solía pasear a la una de la tarde por la calles, comprar flores, saludar a los paseantes imaginarios. Recorrer las calles charlando consigo mismo, vestido siempre impecablemente. Se sabe que en un día se cambiaba varias veces el atuendo. Presento episodios de manía persecutoria afirmando que lo querían envenenar y que su cuñado lo había despojado de su dinero.

Los familiares a Morphy quisieron internarlo en un psiquiátrico al cuidado de unas monjas, pero Pául uso su oratoria, sus recursos de abogado y con gran elocuencia, convenció a las monjas de un psiquiátrico católico, de no internarlo en contra de su voluntad. A Steintiz la primera vez lo internaron en un psiquiátrico en Moscú por 40 días. Y termino sus días en un asilo mental en la isla de Ward.

La leyenda culpó tanto a Stauton, como a Lasker de la locura de Morphy y de Steinitz. Los dos tuvieron razones para detestar a Stauton. Morphy por los descalificativos que Stauton escribió sobre él en su columna semanal y su eterna evasiva de un encuentro con Paúl, hasta insinuar que Morphy no tenia los fondos suficientes para el encuentro.

Steinitz lo odiaba por el mismo motivo los ataques de Stauton hacia el vienes. Steinitz escribió “Ante los ojos de Stauton, tanto Morphy como yo somos culpables de haber vencido a Anderssen “Es Statuton quien intentó por primera vez pasar ante los ajedrecistas británicos como aficionado entre profesionales y como profesional entre aficionados. Fue él quien ataco a través de su conexión con los círculos periodísticos, a los mejores maestros del ajedrez con declaraciones falsas sobre los hechos"

" Él inauguró una especie de cruzada patriótica especialmente contra los maestros no ingleses, con expresiones, como los extranjeros, los mercenarios. Fue él, quien treinta años después de la muerte de LaBourdonnais, se burló de la lamentable pobreza del maestro, más grande de su época”, y recordaba las criticas de Stauton, cuando SteintIz triunfo venciendo a Joseph Henry Blackburne.

La parte final del encuentro de Steinitz contra Zukertort por el campeonato del mundo, se jugo en New Orleáns, lugar donde vivía y nació Morphy. Después de su derrota Zukertort no se recuperó nunca más de este colapso y ya sólo fue “una sombra de sí mismo”, en las palabras de Siegbert Tarrasch.

Morphy y Steiniz se conocieron en casa de Morphy y charlaron por 12 minutos. La vida no les permitió jugar una partida de ajedrez, ni siquiera una amistosa. 
Steintiz lo anhelaba, Morpphy no.  ¡Fue el destino quien movió las piezas!

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Carlos Torre Repetto



Torre con catorce años de edad en Nueva Orleans en 1918


Carlos Torre, es una leyenda viva, la figura mas prominente del ajedrez mexicano, nació en Mérida, Yucatán. Viene de ganar el Campeonato de Lousiana, el Campeonato del estado de Nueva York aunado a esto es: el Campeón del Torneo Western Championship, de Detroit. Carlos tiene entusiasmada a toda Europa.
.
Ha participado en el torneo de Baden Baden, Alemania, donde fue el más joven paticipante y obtenido un honorable décimo lugar entre los mejores competidores del mundo, en el torneo de Marienbad, ha logrado el tercer lugar, ademas de conseguir las mejores criticas y el mejor elogio de Ricardo Reti, teórico de la escuela Hipermoderna, que ha denominado a su partida: "el juego más hermoso del torneo". Carlos Torre se cRcteriza por un carácter bondadoso y amable.

A Carlos Torre le enseña el ajedrez su padre, sucedio cuando él tenia 6 años de edad, en su natal Mérida. Poco después la familia se traslada a Nueva Orleans y como en su época lo hizo Morphy. Carlos Torre Repetto viaja al viejo continente, donde se ha enfrentado a los grandes ajedrecistas, participando en los torneos de más alto nivel: Baden-Baden, Marienbad, Moscú, etc. y en todos ellos ha logrado espectaculares triunfos. Muy pronto lo llevaran en hombros por la calles de una gran ciudad, ¿y porque no? podría ser Paris, como sucedio con Paul.

El maestro nos cuenta que en Checoslovaquia después de que le había ganado a Yates, Campeón de Inglaterra caminando por las calles en compañía de Gunsberg, director del torneo y de la esposa de este, se encontraron con Nimzovich. Fue tanta la alegría de Aaron al ver a Carlos que gritando, le dijo, le repetía: ¡Torre isn ein grosser meister! ¡Torre es un gran maestro! ¡Viva México! Ante el asombro de todos.

A su corta edad ha participado, lo hemos dicho: en Baden Alemania, intervino en el certamen de Marienbad Checoslovaquia donde compartió el tercer lugar con Marshall y en noviembre disputó en el gran torneo de Moscú, en este empató con el campeón José Raúl Capablanca y derrotó a Emmanuel Lasker. Destacamos otras victorias ante Frank Marschall, Ricardo Reti, Freidrich Sämisch; entre otros.  Alekhine comento hace poco que Carlos Torre es una débil luz que vislumbraba en el primer horizonte del Campeonato Mundial.


Se le explica a esta gran luminaria, que ha tenido brillantes partidas; como el ataque contra Schapiro, la del magistral sacrificio de dama contra Banks, el sensacional empate forzado ante José Raúl Capablanca; su conocida victoria frente a Lasker con la combinación llamada por algunos como el remolino, su victoria ante Yates en Marienbad, el juego con el espectacular sacrificio de torre en e6 frente a Saemisch, que al nombrársele una palabra deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente. A continuación la trascripción de las preguntas y respuestas:

Ajedrez


El ajedrez es ciencia en cuanto tiene sus propias normas, su mecanismo matemático preciso cuyos errores son bastantes tangibles y en cuanto que progresivamente, se van descubriendo los mejores caminos y se van comprobando, técnicamente las variantes erróneas. Pero es también arte en cuanto a que no hay un solo camino para seguirlo, sino que cada sendero se ajusta a la personalidad propia de su autor y para éste es una forma de expresar la belleza, para lo cual se requiere pasión y verdadera inspiración.  Si me cortan un dedo puedo vivir, si me cortan un pie puedo vivir, pero si me cortan la cabeza no puedo vivir. Del mismo modo, si me separan del ajedrez, no podría vivir


Ajedrecista.

El desarrollo de nuestra habilidad no consiste en que lleguemos a ser conocedores de las aperturas y diestros en los finales, por que no hay desarrollo sin armonía. Debemos empeñarnos principalmente en jugar todas las partes del juego igualmente bien, esto es, jugar al ajedrez.

Combinación

Las más admirables combinaciones de los grandes maestros son la culminación de planes directos y simples. Estas brillantes combinaciones, que llenan nuestro ser del más alto sentimiento de bienestar, no ocurren al acaso son producto de la evolución.

Plan

El hábito de seguir fielmente nuestro plan debe ser cultivado, pues desarrolla nuestra habilidad para producir siempre concepciones más sólidas. Posiblemente con solo exteriorizar nuestros esfuerzos internos podremos poner en ejecución esos amplísimos planes de posiciones de lejano alcance que están ejemplificados con los juegos de los maestros modernos.

Debilidad.

Cuando nuestro adversario tiene un punto débil, acaso pueda protegerlo; pero probablemente solo creando otro punto menos débil en alguna otra parte del tablero. Este punto débil, aunque de menor importancia que el otro, debe ser localizado y explotado para aprovechar así la ventaja de la debilidad original.

Conocimiento

No hagamos nunca una jugada para ver qué nos resulta y con la esperanza de  que todo salga bien y sea la más fuerte, porque en la ignorancia no puede haber desarrollo, y si lo hubiese, nunca sería el más alto. Cultivemos, por el contrario, el hábito de saber por qué, con qué fin hacemos una jugada, y ver, antes de hacerla, la combinación completa, teniendo siempre la seguridad de que nuestro modo de proceder es el mejor
Evolución.
-
Si, siempre jugamos cada vez mejor, la apertura con mayor precisión, el medio juego más conscientemente y el final con exactitud. Si nos proponemos hacer nuestros cálculos con más corrección, producir una obra maestra , nuestros esfuerzos internos se traducirán y nuestro progreso sobrepasará a los más lisonjeros sueños. La fuerza que se acumula debe producir progreso, y de esta suerte, nuestro esfuerzo continuo y creciente desarrollará nuestra habilidad en razón progresiva.


Reti.

Amablemente dijo que yo había elaborado en Marienbad, "el juego más hermoso del torneo" Lo cual agradezco.

Alekhine.
.
Es el mejor calculando variantes, ningún otro se le puede igualar en profundidad de cálculo, tiene una enorme capacidad de trabajo y una memoria prodigiosa.
.
Capablanca.

Tengo la impresión de que juega con vistas al final, él ve o siente, lo que hay que hacer en cualquier posición.

Lasker.

Es un jugador tanto práctico como racional al mismo tiempo. Su estilo es más parecido al de Capablanca que al de Alekhine. práctico y a la vez finamente intuitivo, lo que le permite ahorrar tiempo y energía, y le facilita jugar rápido. El ajedrez, según opinión de Lasker, es la lucha entre dos cerebros. Pues bien cada uno de ellos tiene su propia forma de razonar, sus propios prejuicios y complejos. Así  por ejemplo, un hombre con complejo de inferioridad jugaría siempre a base de movidas tímidas y en cambio un aventurero hará audaces sacrificios, frecuentemente de resultados desastrosos. Un avaro, a su vez, tendrá por objetivo el atesoramiento de peones, y un astuto comerciante jugará a base de celadas a su adversario. El ajedrez, en cierto modo; es un test psicológico que refleja a la personalidad subconsciente del individuo

La Lanzadera.

Fue una partida donde sacrifique mi dama, posibilitando la acción combinada de un alfil y una torre sobre el rey contrario. La torre blanca va arrasando con la posición de Lasker y yo aproveche los jaques a la descubierta y capturando piezas, recupere la dama en un final ganador. No la considero una buena partida, ambos cometimos varios errores, esa fue una de mis peores partidas, y también la peor de Lasker.

Humildad.

La sinceridad y la modestia, las aprendí desde niño.

Marshall.

Gane la partida, finalizo en escasas 8 jugadas.

Dupré.

Puede realizar un ataque implacable, que obligó a su rey a moverse de casilla en casilla hasta que lo derrote.

Tartakover.
.
De un personalidad envolvente a mi partida con Dupre Tatakover la llamo como la del Rey Magnetizado, entendía que el rey de Dupré se movía como magnetizado, inexorablemente a la casilla del jaque mate. Alguna vez dijo con su humor e ingenio que lo caracterizaba; que yo  aventaja a todos, porque jugaba con tres torres, en franca alusión a mi apellido -Carlos esboza una sonrisa-

La partida más difícil.

La que le gané a Whitaker A l principio, la posición estaba igualada, entonces yo ofrecí tablas, pero para mi sorpresa, el maestro Whitaker las rehusó. Así que decidí emplearme a fondo y explotar al máximo cualquier pequeña imprecisión de mi oponente. De ahí derivó mucho forcejeo y una tensa lucha. Unas 20 jugadas después mi oponente, en posición inferior, me propuso tablas, pero ya era demasiado tarde. Yo estaba determinado a ganar, y gané, aunque hice un esfuerzo casi sobrehumano


Jugar por otro pais.

Me hicieron ventajosas proposiciones pera que me nacionalizara norteamericano, proposiciones que rechacé de plano, por que siempre he dicho y  lo repito ahora , que mis triunfos, los pasados y los que alcance en el futuro. Los quiero únicamente para mi México.

Su hobbie

La filosofía y las matemáticas.

E.Z. Adams. Alguna vez fue mi maestro.


Memoria.

La memoria debe ser una simple ayuda para desarrollar nuestra creatividad.

Libros.

Mis primeros libros de ajedrez fueron los de Mason, y creo que ejercieron influencia en mi estilo. Nuestra actitud hacia los libros de ajedrez debe ser de respeto, pero también de precaución. Delimitar la memoria mecánica, de la imaginación creadora. Una vez que nos hemos familiarizado con los estilos y los métodos de juego de los grandes maestros, no debemos que tratar de imitarlos porque no seremos capaces de vivenciar el proceso psíquico que origino en cada gran maestro, su estilo.

El niño y su forma de jugar.

Debemos respetar la inclinación de cada niño de escoger lo que se ajusta más a su individualidad. No depende esta elección de la erudición, ni de la memoria, ni siquiera de la imaginación, si no de un instintivo sentido de autoconservacion. Se familiarizara el niño con la geometría del tablero. con sus peculiaridades y el valor relativo de cada una de sus piezas, comprenderá y concebirá algunas combinaciones elementales del juego. Después el avance se deberá a su esfuerzos. Adquirirá cada ves mas técnica y conocimientos teóricos; al final encontrara el camino a la creatividad en el ajedrez

¿Qué maestro  ejercieron más influencia en su juego o en su estilo? Sin duda, el doctor Emanuel Lasker, pero también aprendí mucho del estudio de las partidas famosas del Morphy, Steinitz, Mason y Tarrasch. Mis primeros libros de ajedrez fueron los de Mason, y creo que ejercieron influencia en mi estilo. 

¿Cuál fue la partida más difícil que jugó usted en su vida? -"Tal vez la que le gané a Whitaker en el campeonato occidental de 1924.

¿Los ajedrecistas se hacen solos?.

Esboza una sonrisa y dice: a mi me gusta el arte de aprender enseñando.


Idea y recopilación.

Dr. Gabriel Capó Vidal.

Interdatos Si usted quieres saber más del tema:








Carlos Torre Repetto Más juegos


Carlos Torre vs Yates, 1925 Carlos Torre vs Lasker, Carlos Torre vs Lasker, 1925 Carlos Torre vs N Banks, Carlos Torre frente a N Bancos, Capablanca vs Tartakower,
Lear vs Carlos Torre, Lear vs Carlos Torre, Carlos Torre vs EZ Adams, Carlos Torre vs EZ Adams, Carlos Torre vs Reshevsky, Carlos Torre vs Reshevsky,


 Nabokov trabajo como extra en el cine aparece en la película soviética unos poco minutos en una película llamada "La fiebre del ajedrez",  su delgado rostro, la frente alta, cejas prominentes y oscuras, maquillaje acentuado - aparece brevemente dentro de la multitud, durante el torneo de ajedrez;  en la parte superior izquierda. Él mira indiferente a lo que está pasando.


La fiebre del ajedrez- Shakhmatnaya goryachka- producida por Vsevolod Pudovkin y Nikolai Shpikovsky, es una corta película muda en la que la obsesión con el ajedrez del protagonista le causa graves problemas. Tiene mérito histórico de captar la aparición de Carlos Torre, Capablanca. Reti y de otros grandes maestros de la época, durante el torneo de Marienbad en 1925, en Rusia. Sí quiere verla haga clic en el video.
Actores: Actores:Boris BarnetJosé Raúl Capablanca, Zakhar Darevsky, Konstantin Eggert, Vladimir Fogel, Natalya Glan, entre otros.
Sipnosis: Durante un torneo internacional de ajedrez en Moscú, toda la Unión Soviética aparece dominada por la “fiebre del ajedrez”. Eso complica las relaciones entre un joven obsesionado por el juego y su novia, que lo detesta. Se trata de una comedia llena de gags visuales, con algo del estilo de Buster Keaton, y con la divertida participación del legendario campeón cubano Capablanca.

Dialogos

00.19 - Actores: el Campeón Mundial J. R. Capablanca
00.23 - Héroe: V. Fogel; Heroina: A. Zemtsova
00.42 - en el torneo
02.26 - durante los dias de la fiebre de Ajedréz
04.39 - recuerda, querida mía, que lo mas peligroso para la vida familiar es el Ajedréz!
05.00 - en la tabilla dice: "jugador de Ajedréz deténgase aquí".
05.51 - el afiche dice: torneo de ajedréz0
9.38 - la tablilla dice: "una limósna para el ciego"
10.01 - ¡Sólo a ti amo!
10.09 - Y tú sólo amas al Ajedréz
10.17 - entre nosotros ¡todo ha terminado!
10.30 - ¡Me envenenaré!
10.35 - Me rindo, me ahogaré
11.07 - ¡Abuelo, mi vida está rota!
11.20 - ¡Mi niña, consuélate y ten paz!
11.32 - El título del libro es: "El placer de lo antigüo, antología de los problemas de Ajedréz más antigüos".
11.44 - Las últimas deseos.
12.13 - Kolecka ha jugado un magnífico Gambito de Dama, ¡apenas puedo respirar!
12.26 - la vida no tiene nada para mi
13.12 - Farmacia
13.29 - ¡Deme algo que sea bien fuerte contra el dolor y en grandes cantidades!
14.10 - ¡Quizás el amor es mas fuerte que el Ajedréz?
15.15 - ¡Quizás el amor es mas fuerte que el Ajedréz?
15.30 - De regreso a la novia
16.10 - ¡Déjame sola, por el Ajedréz ya odio a todo el mundo!16.19 - Puedo comprender este sentimiento. Cuando conozco mujeres hermosas, yo también odio al Ajedréz
16.36 - ¡Finalmente he conocido un enemigo del Ajedréz!
16.42 - Dígame cómo es que se ha salvado de la fiebre de Ajedréz17.10 - En la pared dice: "Torneo Internacional de Ajedréz!17.15 - Le daré un último vistazo, y luego, ¡todo habrá acabado!17.22 - Mientras en el torneo1
7.34 - ¡Entre, entre!18.05 - Estos son los efectos de los comentarios del Campeón
18.19 - ¡Querido, querido, no sabía que era un juego tan maravilloso!
18.34 - ¡Cariño, juguemos una Siciliana!
18.54 - ¡Inicia la felicidad familiar!

La novela de intriga Zugzwang del escritor norirlandés Ronan Bennett se desenvuelve San Petersburgo. antes de la Revolución de Octubre. El segundo Torneo Internacional de San Petersburgo es parte de la trama.

El Torneo de San Petersburgo de 1914 reunió a los mejores jugadores de la época. Lasker (el 2º campeón del mundo, quien detentaba el título en aquel momento), Capablanca (quien sería el 3er campeón del mundo), Rubinstein (el jugador que mejores resultados había obtenido en los años precedentes), Alekhine (quien se convertiría en el 4º campeón del mundo), Marshall, Tarrasch, Nimzowitch, Bernstein, Gunsberg, Blackburne y Janovsky.
En este torneo, que se celebraba para conmemorar el décimo aniversario del club de San Petersburgo, fue donde se otorgaron los primeros títulos de Gran Maestro Internacional.



Libro escrito por Carlos Torre




 Nabokov trabajo como extra en el cine aparece en la película soviética unos poco minutos en una película llamada "La fiebre del ajedrez",  su delgado rostro, la frente alta, cejas prominentes y oscuras, maquillaje acentuado - aparece brevemente dentro de la multitud, durante el torneo de ajedrez;  en la parte superior izquierda. Él mira indiferente a lo que está pasando.



Sobre Carlos Torre:

Cuando tan tardíamente en mi vida entrevisté a Alfonso Ferriz, uno de los pocos sobrevivientes que conocieron a Torre, no supo decirme nada sustancial de la infancia y adolescencia del maestro yucateco: tiempo en que se estructuró su mente y lo único que podría proporcionarnos la clave sobre su desajuste mental. Pero una de las anécdotas de Ferriz que más me cayeron de variedad fue que Torre “tenía un respeto a la mujer casi místico”. A las mujeres Torre les llamaba “las santitas”. “¿Cómo está la santita?” era su pregunta al referirse a la esposa misma de Ferriz.

Quisiera hablar un poco más de mi nostálgico Parque de Las Arboledas. Aunque desde hace muchos años uno de mis viejos amigos del parque, cuyo nombre me refrenaré de mencionar, huyó del hogar debido al maltrato parental y ha sido un indigente, no sé de nadie entre los “hijos del parque” —nadie— que haya responsabilizado al responsable de su indigencia: su abusivo padre. Sin embargo, y muy a pesar de toda esta especulación, no existe información sustancial sobre la infancia de Torre (Ferriz cuenta que Torre jamás habló nada de sus padres o de sus hermanos). Así que, en vez de especular sobre su infancia, me enfocaré en la vida de un ajedrecista que ha vivido en tiempos más recientes y del que se sabe un poco más. 

viernes, 17 de octubre de 2014

Quienes jugaron ajedrez Jaime Sabines




Sabines nació en Cintalapa, Chiapas de Figueroa. Es compositor y cantante y uno de los poetas más leídos y el que más vende libros en México. Ha sido Premio Villaurrutia en 1973 y Premio Nacional de Literatura en 1983.

En su juventud estudio medicina, y rememora: ­Yo, no me sentía bien en la Escuela de Medicina, que se convirtió para mi en un trauma que duró tres años y medio. Ahora siento que me lastimó tanto la medicina. Pero los tres años en medicina me hicieron verdaderamente poeta, porque me sentí obligado a verme a mí mismo, a hablar de mí, de mi gran soledad, de mis angustias,  dolores, esperanzas y sueños, porque sentí el contraste con la ciudad que me apachurraba todos los días en la escuela, y supe del aire de México que no me gustaba, y eso que en esa época era limpio, no esta porquería que ahora respiramos.

Nos dice que cuando abandono sus estudios de medicina, entro a la facultad de filosofía y letras, donde conoció a Julio Torri, José Gaos, Ricardo Guerra, Rosario Castellanos, Fernando Salmerón, Héctor Azar, Emilio Carballido, Sergio Magaña Dolores Castro y Luisa Josefina Hernández y al nicaragüense Ernesto Cardenal, en su paso por México. También fui dependiente de una tienda de ropa, de mi hermano. (Donde escribió varios de sus hoy famosos libros).

También dice: conoci a Pellicer, al poeta tabasqueño y nos cuenta una anécdota que habla del carácter de Sabines. El maestro Carlos Pellicer, leyó unos poemas míos en la revista Metáfora y le interesaron. Un día me llamó y me preguntó si tenía poemas escritos y si pensaba publicarlos. Le contesté que estaba escribiendo, y me dijo: ''Si algún día publicas un libro, acude a mí que yo te voy a hacer el prólogo". Para mi gusto, los mejores en esa época eran José Gorostiza y Pellicer. Hubiese sido un empujón terrible que el poeta me hiciera el prólogo de Horal. 

Terminé mi libro y pensé: 'Con Pellicer nada de nada, o vales tú por ti mismo o ¿qué?, ¿vas a llevar muletas para tu primer libro? No señor. Acabé el poemario, fui con el maestro y le dije que no aceptaba su prólogo, pero le agradecí su apoyo. Lo escribí a los 23 años, en el primer año de filosofía

Sobre su texto " Tarumba" nos cuenta que nació en la tienda de telas y se cuestiona: Me llama la atención que es el libro con el que más se identifican los jóvenes. Me extraña ese fenómeno. Cuando estuve en Cuba, en 1965 —fui jurado del Premio Casa de las Américas—, a todos los jóvenes les llamaba la atención Tarumba. También estuve en las playas de Tonalá, Chiapas, den de asistían muchos jipis, y encontré que a estos muchachos también les gustaba Tarumba. ¿Por qué ocurrirá esto? ¿Cómo es posible que estos muchachos que crecen en la revolución cubana y estos otros que crecen en la libertad del hipismo se identifiquen con Tarumba? Así era y sigue siendo todo. Tarumba es una protesta contra la vida que lleva uno. Es la rebeldía.

Sobre su poesía, Marco Antonio Campos dice: Uno de los poetas mexicanos que más se acerca a la afirmación de que un escritor sólo escribe en su vida un libro, creó un estilo y un tono; ese algo que hace de inmediato relacionar cuando otro escribe como él.

Monsivais asegura: El poder de convocatoria de Sabines radica, según creo, en la capacidad de animar el placer de la metáfora, recurriendo a elementos cotidianos. Ese don formidable de convertir en expresión sabiniana lo que antes de él pudo ser de cualquiera de nosotros. En las ocasiones en que he visto en acción al público de Sabines, esos amorosos que no se avergüenzan de toda conformación, he percibido o creído percibir que para buena parte de ellos Recuento de poemas o Nuevo recuento de poemas le significaron el ingreso a un mundo de estímulos inesperados, ligados a la música de la palabra, a la emoción largamente vivida de una metáfora, a la posibilidad de asomarse a una sensibilidad que desconocían en ellos mismos, y comparten su pasión inaugural con los habituales de la poesía, los enterados. Una gran poesía se construye con espontaneidad arduamente trabajada, sencillez de la complejidad, con desdén ante la tiranía del buen gusto o ante las consecuencias del exceso y la provocación.

José Emilio Pacheco, en un texto, lo pinta de cuerpo entero: ''Jaime Sabines aparece bajo este criterio como uno de los escasos poetas mexicanos que verdaderamente ha hecho obra: un impresionante recuento y, digamos, cinco poemas (no necesariamente los mismos para cada lector) que están entre los grandes de su lengua y de su siglo. No puede pedirse más ni puede aspirarse a más por inmensas que sean las ambiciones. Sabines se equivoca como todos, pero acierta como pocos. Tiene derecho a que lo juzguemos y recordemos por sus mejores, abundantes momentos. Sin esos textos que se disparan en todas direcciones sin llegar nunca a organizarse, Sabines no sería Sabines, no nos hubiera dado aquellas otras páginas que permanecen en nuestra memoria y nos acompañarán mientras estemos vivos".

Elías Nandino opina de Sabines: ''Jaime Sabines no se anda con ambages ni con poses para realizar sus poemas. Al pan lo consagra pan y al vino, vino. Odia lo burgués y lo estacionario y dispone de las palabras que puedan expresar su rabia, su violencia, su mal humor o descubrir su universo de amor o denunciar lo que le choca o le da náusea. Uno se pregunta: ¿cómo hace este poeta para darle dignidad a la palabra de la calle, a la común y corriente, a la que nace en la entrada de las cantinas o en la neblina de humo de cigarro que satura la penumbra de las casas de cita?.

Rosario Castellanos, escribía: ''Los lectores de Jaime hace tiempo que estamos en Yuria, detenidos ante este poderoso monumento en que un hombre graba su protesta, su esperanza y su desesperanza, su sabiduría y sus oscuridades, aguardando a que venga el otro y lo descifre y lo comparta. Porque ante estos signos se puede asentir o disentir apasionadamente pero no alzarse de hombros con indiferencia, no pasar de largo como la virtud de arrastrarnos hasta su órbita, de colocarnos en su terreno y ya allí dejarnos en libertad para estar racionalmente de acuerdo con sus poemas. Porque emotivamente sí hemos sido enajenados".

Cuenta Efraín Huerta una anécdota: de las pocas veces que Sabines se permitió leer en público el poema a su padre. Dice Huerta: ''Una media tarde, en algún anfiteatro de CU, Jaime dio un recital, y la presentación la hizo Chayito Castellanos. Cuando concluyó la lectura, un caballero le pidió al poeta que leyera algo menos amargo que lo que había leído, por ejemplo el poema del mayor Sabines. ¿Ah, sí? Y Jaime leyó como sólo él, Algo sobre la muerte del mayor Sabines, y el caballero que había solicitado el poema se fue haciendo chiquito hasta desaparecer hecho un mar de lágrimas. Total, que cuando terminó, Chayito se adelantó a la salida, nos encontramos y solamente me dijo: 'Es el mero mero'.

Joaquín Díez Canedo el famoso editor menciono sobre el poema del mayor Sabines: que no ha habido otro similar desde poema de Manrique a la muerte de su padre,  nos dice Sabines: yo quería que Canedo hiciera una edición barata y que se conociera por todos lados, y él se encaprichó en que no. Uno escribe para los demás, no para tener el librito guardado.

Sabines nos confiesa: Nunca he vuelto sobre mis pasos en la poesía. Corrijo sólo en el momento de escribir. Si revisan mis libretas las encontrarán casi limpias: con una raya los poemas que rechazaba, y de vez en cuando cambiaba una palabra. Por lo general siempre corrijo en el momento de escribir, siempre he tenido la idea de que la poesía es fruto de un instante, y de que somos como el río de Heráclito: si yo, hoy, corrijo lo que hice ayer, estoy adulterándome, me estoy falseando. El Jaime Sabines de ayer fue muy diferente al Jaime Sabines de este instante, como éste de hoy va a ser diferente al de mañana. Por eso no creo en la corrección, pues la veo como una falsificación. La poesía comunica emociones antes que nada, y esa emoción de hoy no es la misma que la de mañana. Con algún otro sentido, con alguna otra nariz, la vamos a oler diferente.

Sobre su paso breve en la política con ironía nos dice: Estoy metido en política. “Estoy metido en política otra vez. Sé que no sirvo para nada, pero me utilizan y me exhiben “Poeta, de la familia mariposa-circense, atravesado por un alfiler, vitrina 5”. (Voy, con ustedes, a verme)”


Se le explica al poeta Jaime Sabines, el más entrañable de los poetas. al nombrársele una palabra deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente. A continuación la transcripción de las palabras así como de sus respuestas.

Poesía.

Un acto gratuito, un misterio tremendo al que hemos buscado durante años en nuestra juventud, en ese encuentro tremendo de las palabras con el misterio de la vida. La poesía es un suceso, un acontecimiento, una ocurrencia de todos los días.

Poema.

El poema sale como el fruto; el durazno da durazno, el peral da peras, así de esta manera gratuita, de un don, de un milagro fluye la magia del poema.

¿Poeta por vocación?

No. Fue por destino, porque la poesía es como una maldición o como una bendición; que nos salva del diario morir. La poesía se escribe para los demás,y si alguien me dice que gusta de lo que escribo, uno encuentra la satisfacción de descubrir que la poesía se realiza, que hay alguien a quien le sirvió para vencer un momento de soledad, o una angustia o un pesar por los contagios de los pesares del poeta, por sentir alivio de que el sufrimiento no es nada mas de uno,en fin, esa es la alegría de la poesía.

¿Qué es la literatura?

Nada. Puede ser un oficio, pero también una desocupación. La poesía es otra cosa: es un destino. Es algo que se hace fundamentalmente con palabras, con emociones, con sentimientos.

Libro.

Es como el poema es un medio de comunicación, un medio de entendimiento humano, un puente que tendemos entre una personalidad y otra, entre una isla y otra.

Ajedrez.
.
Muchas veces he pensado que es jugar contra el destino. Todos los juegos, incluidos los de azar, son un enfrentamiento con el destino. Pero el ajedrez es enorme, profundamente bello. Ha sido definido como un deporte, como una ciencia y como arte. A mí me atrae el arte que hay en el ajedrez: la sorpresa artística, la belleza interna del juego, las múltiples posiciones bellas que se suceden en una partida. Por supuesto, los que no saben jugar ajedrez piensan que es un entretenimiento más, como una tarea que hay que resolver.

Tablero.

Suelo llevarme uno portátil a la cama por las noches y resolver una partida en lo que concilio el sueño. Como saben los ajedrecistas, la única forma de dormir es matar al rey.

Alekhinne.

Mi favorito es Alekhine. Capablanca era apolíneo: recto, firme, de una sencillez profunda. Alekhine era la guerra, el tigre, jugaba contra el hombre. El ajedrez actual es muy distinto al que jugaron Capablanca o Alekhine. Ahora juegan como las computadoras, son fríos. Nunca me ha emocionado una partida de Karpov. En cambio, en una de Alekhine encuentro tres sacrificios.

Simultaneas.­

Me asombran los que juegan simultáneas a ciegas ­. Treinta y cinco, cuarenta tableros al tiempo. ¡Qué tremenda memoria!.

Fischer.

Fue el último que combinaba el genio del ajedrez romántico con la técnica de los jugadores actuales.

Ajedrez rápido.

No me gusta, no te enseña nada.

Euwe.

Un mediocre, quien derroto Alekhine, por las tremendas borracheras de este.

Las viudas del ajedrez.

El ajedrez es totalmente absorbente. Durante algún tiempo fui un apasionado. Cuando estaba en la tienda, mi hermano Juan me mandaba unos problemitas que sacaba quién sabe de qué revistas y me pasaba días en resolver algunos; me producía una gran felicidad encontrar la solución. ¡Me llevaba el ajedrez a la cama! Hasta que mi mujer protestaba.

Tiempo.

Con el ajedrez he adquirido una nueva noción del tiempo. No me refiero sólo al tiempo del reloj, no sólo al que se pasa jugando. Me refiero al orden de las jugadas en el ajedrez: si uno realiza una brillante jugada pero un momento antes o después, no funciona; las jugadas intermedias, sin las cuales una combinación no puede realizarse, significan saber "perder los tiempos" El ajedrez nos da una noticia del tiempo, pero en la eternidad; una noticia acerca del tiempo y de la perpetuidad.

GMs.

La libertad se adquiere, paradójicamente, con el mayor rigor y la mayor disciplina El poeta tiene que darse totalmente en cuerpo y alma. Hay que tener el oído bien despierto, alerta los ojos y toda la piel al descubierto, Como el nadador que quiere llegar a nadar bien y tiene que meterse al agua todos los días- Sólo a través de muchos años se van obteniendo resultados, únicamente cuando se ha hecho una buena siembra se van cosechando productos consistentes.

Perder.

El ajedrez es un juego noble. No se trata sólo de ganar. Para eso, juega uno con un villamelón, y con esas victorias uno baja de nivel. Es mucho mejor jugar con alguien tanto o mejor que uno mismo para aprender: ésa es la alegría, ése es el gusto del ajedrez. Prefiero perder una partida con alguien que me enseñe.

Apoyos.­

Las condiciones para jugar al ajedrez en México no son propicias. A diferencia de los corredores o los futbolistas, por ejemplo, los jugadores de ajedrez no tienen apoyos.


Drogas.

...Me habló de la mariguana, de la heroína, de los hongos, de la llaguasa. Por medio de las drogas llegaba a Dios, Se hacía perfecto, desaparecía. Pero yo prefiero mis viejos alucinantes: la soledad, el amor, la muerte.

Autores.

Aldoux Huxley y James Joyce, me “golpearon como si voltearan un calcetín fuerono un resplandor de vida, de generosidad de la vida.

Soledad.

Vivimos una gran soledad, y la poesía como un gesto amoroso, es un puente que tendemos entre una isla y otra isla. La isla de Sara, la isla de Jaime; un puente entre nuestras propias vidas. La poesía no es más que un puente que tendemos entre una soledad y otra.
.
El hecho de escribir es ya el hecho de romper esa soledad; ese instante en que usted escribe es un instante de comunión con las personas y con la vida. Hasta con los muebles y las cosas. Escribir es el verdadero sentido de la vida. En lo personal, para los poetas es una especie de catarsis. Recuerdo que cuando la muerte de mi padre, escribí todos esos poemas, noche tras noche a medida que iba transcurriendo la enfermedad y, más tarde, cuando su muerte, el entierro, el luto.
.
Después de escribir en 1961 Algo sobre la Muerte del Mayor Sabines, guardé silencio durante tres años, porque ya estaba harto de hablar de la muerte, pero no podía quitármela de la cabeza. Al fin, el tema de la muerte me vence de nuevo y me doy cuenta de que no podía salir de aquello mientras no lo enfrentara decididamente. Así, resolví escribir la segunda parte del poema de El Mayor Sabines en 1964, más o menos. Escribir me ayudó a salir de mi soledad. Muchas veces, cuando uno se está muriendo o se muere un ser querido, escribir es todo lo que importa.

Papeleta.

Cuando llego a releer, me doy cuenta de que no sé quien lo hizo.

La partida.

El poeta es el escribano a sueldo de la vida, el poema nace, pero además se hace, por eso el poeta tiene que hacerse, conocer el instrumento de su trabajo: el idioma. Y además tiene que aplicarlo.

Felicidad.­

No creo en la felicidad, pienso que es una mala receta de nuestra época. Prefiero recomendar, vivir intensamente, felicidad es una palabra tonta. La vida se compone de veinte mil momentos de felicidad y de veinte mil momentos malos y desastrosos durante el mismo día.
Neruda.Ahora que lo pienso, a la obra de Neruda le sobra 50 por ciento de poesía.

Tarumba.

Es un canto a la supervivencia más que a la vida. Tarumba fue escrito en las condiciones más adversas para un poeta.

Casanova.

Es lo que he sido yo, que he pretendido el amor, por eso digo en los amorosos, que van entregándose, dándose a cada rato'. El amor es lo último, lo eterno, lo permanente. Pero al mismo tiempo, como también expreso en ese poema, 'los amorosos se ríen de los que creen en el amor como una lámpara de inagotable aceite. Casanova pretende de verdad enamorar y ser enamorado.

Horal.

Es mi primer libro, lo escribí en 1949. Fue cuando le conté que sentí, que ya tenía una voz propia, porque ya había escrito cientos de páginas que se fueron a la basura, pues afortunadamente siempre tuve un sentido bastante crítico y muy exigente. Cuando empecé a escribir " Horal" , me di cuenta que por ahí podía venir mi primer libro Cuando me acuerdo de la época en que lo escribí, lo siento como un retrato de la vida cotidiana.

Dialéctica.

Uno es distinto de hoy a mañana; cada día se es una persona distinta. Y porque la poesía toma precisamente un instante de vida, entonces al otro día, ya no tienes derecho a meterte con él.

La muerte.

Yo, yo, yo, yo, el más amado, el elegido de mi corazón, el solitario, el fuerte porque he representado fielmente el papel del hombre y he ascendido la cuenta biológica desde la dulce infancia irrepetible hasta el cañón del eco de la vejez, donde ya empiezo a gritar mi nombre. Tendré que dejar, con dolor, con dolor, dejar el mundo, Dejar el mundo. Ah, dejar, dejar, dejar el mundo.

Padre.­

Mi padre me enseñó el ajedrez cuando yo era muchachito, de siete u ocho años. Él era un aficionado; primero me daba torre de ventaja, después caballo o alfil. Luego ya jugamos al parejo, cuando tenía 11 o 12 años, y le ganaba al viejo, y me hacía trampas Era jalisquito: me mandaba traer cualquier cosa y movía las piezas. Amigo de mi vida todo el tiempo, protector de mi miedo, brazo mío, palabra clara, corazón resuelto.

Aprendiz de brujo.

Me gusta no el teorema rígido del ajedrez, sino la invitación a la aventura, prefiero a los jugadores que buscan la magia. Como Carlos Torre contra Emmanuel Lasker, partida jugada en Moscú, en 1925. Carlos Torre movió 24. C3R, a lo que Lasker contestó DOCK. Y entonces, el gran maestro yucateco hizo una tremenda demostración: 25. A6A!! DxD, 26. TxP+ R1T, 27. TxP+ R1C, 28. T7C+ R1T, 29. TxA+ R1C, 30. T7C+ R1T, 31. T5C+ R2T, 32. TxD R3C, 33. T3T RxA, 34. TxP+ R4C, 35. T3T y Lasker hizo bien en rendirse.

Viejo 

Ríe cuando nos comunica: Me gusta la palabra viejo, entré a la vejez oficialmente; un día antes me sentía bien, lleno de vida, gozoso, prometedor, incauto. Me gusta la palabra viejo, pero odio la palabra senecto.

La Luna.

Sabines recita: A Luna se puede tomar a cucharadas ò como una capsula cada dos horas. Es buena como hipnótico y sedante Y también alivia A los que se han intoxicado de filosofía. Un pedazo de luna en el bolsillo Es mejor amuleto que la pata de conejo: Sirve para encontrar a quien se ama, Para ser rico sin que lo sepa nadie Y para alejar a los médicos y las clínicas. Se puede dar de postre a los niños Cuando no se han dormido, Y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos Ayudan a bien morir. Pon una hoja tierna de la luna Debajo de tu almohada Y miraras lo que quieras ver. Lleva siempre un frasquito del aire de la luna Para cuando te ahogues, Y dale la llave de la luna A los presos y a los desencantados. Para los condenados a muerte Y para los condenados a vida No hay mejor estimulante que la luna. En dosis precisas y controladas.

Idea y recopilación

Dr. Gabriel Capó Vidal.

Video:

http://search.yahoo.com/search?p=sabines+literatura&ei=UTF-8&y=Search&rd=r1&meta=vc%3Dmx&fr=yfp-t-501&fp_ip=MX&xargs=0&pstart=1&b=11



Poemas.

http://www.poesia-inter.net/indexjs.htm

sábado, 6 de septiembre de 2014






Mi profesión es ser libre.



Susana Graf nació en Munich Alemania es hija de José Graf: que por amor a la madre de Susana dejo el sacerdocio, y de Susanna Zimmermann que por amor a Graf, dejo a su familia, la cual se oponía a su unión con José. Ambos dejaron la Rusia y emigraron a Alemania. José Graf se dedico entonces a la pintura y a una vida de bohemia. También fue "hipnotizador y magnetizador" Ambos procrearon catorce hijos, de los cuales solo ocho de ellos sobrevivieron a la infancia.



Su padre José le enseño el ajedrez a Susana a la edad de cinco años, cuando ella creció, su padre él negó a que su hija asistiera a los cafés con el siguiente razonamiento: ¡para mi es inaudito que una muchacha joven, quiera jugar ajedrez con los hombres y concluía, completamente imposible. José era un ser inteligente y brutal.


Susana actualmente vive en a Greenwich Village en Nueva York, y es una de las mejores jugadoras de ajedrez, su elo actual es de 2431, considerada por mucho tiempo la segunda mejor del orbe. En su juventud fue rebelde, huyo del hogar, trabajo de niñera, también frecuento y habito el barrio de los artistas. Vivió con monjas, de las cuales dice: unas eran buenas y otras malas, a los diecisiete años, fue la campeona femenina de Munich y gano el torneo de Semmering. Ha intentado el ser la campeona mundial.


Susana, hoy Sonja, habla un perfecto español. Es una mujer madura; bella, de pelo gris, viste una blusa, pantalones color vino, y unas gafas que ocultan sus ojos. Ha triunfado en el Campeonato Femenino de California y en el Campeonato Femenino de los Estados Unidos: compartiendo el campeonato con Gisela Kahn. La hemos felicitado por su recién título de Campeona de los Estados Unidos. Sonja bebe del vaso y comenta: Gracias, muy amable y enciende un cigarrillo más.

Nos cuenta que su interés por el ajedrez profesional se despertó tarde y nos relata: En una ocasión regresando de hacer unas compras por la ciudad de Munich pase enfrente de un club de ajedrez y ensimismada me quede mirando una de las partidas. La partida entre un hombre y una joven me cautivó tanto que mis facciones instintivamente debían delatar todos mis pensamientos. Cuando la muchacha jugaba, a mi entender de manera catastrófica, dominaba los músculos de mi cara una rabiosa expresión de desencanto, mientras que después de las buenas jugadas del hombre, se podía ver en mis facciones una amigable expresión de asentimiento, así estuve cerca de dos horas y media delante de esa ventana, sin que en el mundo de mis pensamientos existiera otra cosa que el ajedrez.

De repente fui arrancada de mi observación, un ajedrecista se hallaba junto a mi, disculpándose y aclarándome su presencia mi lado. Me dijo que había comprendido, por mi actitud, lo aficionada que era yo al ajedrez y que, por tanto, debía entrar y jugar alguna partida. Magnifico - pensé - mis deseos iban por fin a cumplirse, al principio contesté, titubeando, que no podía jugar porque sólo sabía lo poco que había visto en mi casa, pero el ajedrecista insistió: Ahora debe usted venir, hemos comprendido que le gusta el ajedrez y no la dejaremos ir. Le seguí al interior del café, buscó un contrincante, del cual no tuve ningún interés en saber quién era, y fue cómico, le gané, los aplausos no querían tener fin.

Usted debe venir todos los días - me dijeron -, no puede llegar lejos en el ajedrez con sólo desearlo.¡Que importaba la riña y demás por llegar 4 horas tarde a casa! Mi decisión estaba tomada, tenía suficiente edad y decidí dedicarme a mi querido ajedrez.


Triunfo dos veces ante Rudolf Spielmann durante unas simultáneas. Empato con Keres. No dice: fui campeona de Alemania, viaje por toda Europa para adquirir más experiencia. El ajedrez me procuro una vida libre e independencia, conocí gente, y me aleje de dos aversiones: mi padre y el social nacionalismo de Hitler.

Su cara se ilumina cuando recuerda a su amiga inglesa Vera. Jugué contra Menchik en un encuentro amistoso en Amsterdam y en un match oficial por el Campeonato del Mundo en Semmering. Tambien en Argentina; perdí los encuentros, en este país del sur de América obtuve el segundo lugar con una puntuación de 16-3, detrás de Menchik que tenía una puntuación de 18-1.

Quien ha visto a Sonja jugar en su juventud, sabe de su elegancia en el vestir, de su ser emocional, agitado, como un colibrí y de sus dedos que enroscaban lápices, plumas o cigarrillos.

Fui excluida del equipo alemán durante la olimpiada en argentina por no simpatizar con la ideas del régimen nazi, - no fui precisamente el ideal femenino ario-. Incluso me decían, “Gitana” por mi vida emancipada de prejuicios sociales. Fue entonces que participe en ellas, bajo la bandera internacional de un país ficticio: "Libertad"

¡En Argentina me manufacturaron una bandera con la palabra impresa "Libre" y Libre ha sido mi bandera!. En la justa gane 16 partidas y perdiendo sólo tres una de ellas con Menchik. Al mencionar nuevamente el nombre de la inglesa; su ser, se alerta, sus músculos se tensan, su rostro refleja; vivencias lamentables: ¡ Tuve una partida ganada, pero encontré tres jugadas dudosas o si quiere llamarles estúpidas, que me hicieron perder! pensativa aún, retoma el hilo de la charla ...en fin durante mi estancia en Argentina, Alemania invadió Polonia y esto cambio para bien el curso de mi vida.

Se le explica a la autora de los libros publicados en Argentina "Así juega una mujer" y "Yo soy Susann", discípula de Tarasch que al nombrársele una palabra deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente. A continuación la transcripción de sus respuestas.

El ajedrez.

El juego ciencia para mi se convirtió en un medio de escape mental. El juego fue para mi una forma de valorarme, el confirmarme en una competencia intelectual. Cuando juegas ajedrez todo tu cuerpo funciona.

Viajar.

Ame viajar, amo el viajar

La cafetería de consejo del hotel Peterhof en Marienplatz.


Un bello lugar, espacio del "club de Tarrasch".


Las normas.

En el ajedrez la respeto. En la vida debí luchar contra ellas, jugando ajedrez, batallando en torneos de hombres; venciendo las trabas sociales.


George Sand.


Al igual que ella comencé a preferir el uso de vestimentas masculinas. Este disfraz masculino me permitió sentir más libertad. "Un hombre y una mujer son hasta tal punto la misma cosa que casi no se entiende la cantidad de distinciones y de razonamientos de los cuales se nutre la sociedad sobre este argumento" ¡la frase es de Sand!. En un mundo de hombres, me he comportado a veces como uno más, he sido libre de vivir mi vida.


Jugar en los cafés.

El círculo del Maestro Hermann Geist y del Dr. Eduard.


Señorita Müller.

Johanna la mejor jugadora de Munich en ese entonces. Después de ganarle tres partidas abandono el salón molesta. La segunda partida fue especialmente bonita, conseguí darle un mate con dos caballos muy similar a una famosa partida de Paul Morphy.

Siegbert Tarrasch.


Lo conocí cuando el tenia 70 años. Fue mi preceptor y amigo, de una lucidez asombrosa, pronto tuve un lugar habitual en su mesa, en el círculo, al lado de los maestros: Hermann Geist y Dr. Eduard Dyckhoff.


"La pequeña Morphy".


Sobre nombre que me pusieron mis amigos después de ganarle a la joven Müller. Injustificado yo siempre he jugado pocionalmente e intento ganar por la acumulación de pequeñas ventajas.


Pieza tocada pieza jugada.


Noté en un Maestro que se sentó sobre sus manos y estudió detenidamente una posición complicada. Esto me sorprendió, después le pregunte por qué actuó así. Para evitar los errores, y él se jactó: las manos son los enemigos peores para la realización de combinaciones en el ajedrez.


Sonja Graf-Stevenson.


Me despose con Vernon Stevenson, un marino mercante, a quien lleve al puerto seguro del
matrimonio.

Herman Steiner.

Un buen amigo. Nació Dunaszerdahely. Steiner llegó a la ciudad de Nueva York muy joven. Durante un tiempo, fue boxeador. A los 16 años fue miembro del Club de Ajedrez húngaro y el Club de Ajedrez de Stuyvesant. Con la experiencia adquirida en la activa escena de ajedrez de Nueva York, Steiner rápidamente desarrolló su habilidad en el ajedrez y en 1929 empató por el primer lugar con Jacob Bernstein en el campeonato del estado en Buffalo . El mismo año fue el primero en la Reserva Premier en Hastings , Inglaterra. Steiner salió de Nueva York, estableciéndose en Los Angeles en 1932.

Se convirtió en editor de ajedrez del diario Los Ángeles Times ese año, escribiendo una columna de ajedrez. Formó el Club de Ajedrez Steiner, más tarde llamado el Grupo de Ajedrez de Hollywood, este fue visitado por muchas estrellas de cine como Humphrey Bogart , Lauren Bacall , Charles Boyer y José Ferrer . Steiner .


El Grupo de Ajedrez Hollywood organizó el Torneo Panamericano Internacional en 1945 y el Segundo Panamericano de Ajedrez Congreso en 1954. Steiner jugó tres partidos de desafío contra Fine, como sabe uno de los mejores jugadores del mundo. Fine gan+o los tres partidos: por 5 ½ ½ -4 en Nueva York 1932, por 3 ½ - ½ en Washington, DC 1944, y por 5-1 en Los Ángeles 1947.


Vera Menchik.


Recuerdo haber leído un ejemplar del British Chess Magazine, después su muerte absurda,debajo de los escombros, por las bombas alemanas arrojadas sobre Londres, donde se leía: "La muerte de Miss Vera Menchik elimina no sólo la mujer más grande jugando ajedrez de todos los tiempos, sino una personalidad encantadora". También decía algo como que "el juego de ella se caracterizó por la sólida posición de juego, con la clara finalidad de lograr un final favorable del juego y evitar las complicaciones, pero agregaba, que carecía de imaginación, inventiva y el prejuicio de que la mujer es en el ajedrez aburrida o poco interesante". Que estupidez, son solo comentarios machistas.


Rudolf Spielmann.

Le gane dos simultaneas me dio confianza para jugar en torneos internacionales.


Doctor Max Euwe.

Decidió organizar un match entre Vera y yo, válido para el Campeonato del Mundo En ese entonces ella contaba con cuatro títulos mundiales, Fue un encuentro individual. La primera partida la gane, después fue un caos al enfermarme de una gripa atroz: juegue con fiebre e intensas cefaleas Después de la justa debí guardar cama por 14 días. En nuestro segundo encuentro los resultados fueron 9 victorias para Menchik, dos para mi y cinco tablas.


Goebbels.

Criminal nazi. No me permitió jugar por Alemania. Los argentinos me hicieron una bandera con la palabra Libre, he jugado en virtud de ello.

George Koltanowski, Gideon Stahlberg y Miguel Najdorf.

Todos decidimos quedarnos en Argentina y no volver a una Europa en guerra. Abjurare de Alemania. Aun recuerdo el Hotel Español, en plena Avenida de Mayo. En Argentina aprendí el español. Esta diáspora dio frutos en Argentina.

Sus libros.

En Argentina escribí dos libros: "Así juega una mujer" y "Yo soy Susann".


Gisela Kahn Gresser.

Una excelente ajedrecista americana, bueno también desde hace años lo soy, adquirí la nacionalidad. Compartí con ella el primer puesto del Campeonato Americano.


Los ajedrecistas se hacen solos.

¡Que tontería! fui alumna de Doctor Dyckoff, Tarasch y doy clases en el instituto: Queen’s Pawn Chess Emporium.


Estocolmo.

Ese mismo año se dispute en esta ciudad una justa valedera para el Campeonato del Mundo obtuve el 3er lugar.

Buenos Aires.

Contendí en el Campeonato del Mundo, termine segunda. Cuatro derrotas, sufrió Menchika lo largo de su vida en sus 101 partidas en los diversos campeonatos del mundo y tres de ellas; fueron conmigo.


Moshe Czerniak.

Pude ganarle.


Dr. Dyckhoff.

Cuando lo conocí,  entablamos el siguiente dialogo:

Jovencita, ¿cuándo ha aprendido a jugar al ajedrez? ¡Nunca!, fue mi pronta respuesta. ¿Cuántos libros de ajedrez ha estudiado usted?- a lo que replique: ¿Pero, es que existen libros dedicados al ajedrez? y solté una franca carcajada.- Usted es ya un pequeño genio del ajedrez y yo intentaré que sea una maestra mundial. Por poco me da un sincope. Así se convirtió el Dr. Dyckhoff en mi profesor. Me enseñó los principios fundamentales del Dr. Tarrasch. Un estilo abierto y libre en consonancia con mi temperamento, Fue la base para mi enseñanza.


Torneo de las Naciones de Buenos Aires.

Lo recuerdo bien fue en el mes septiembre, por la noche me enfrente a mi amiga Vera Menchik. Un público numeroso se congregó alrededor de la mesa de juego. me satisfizo estar superior en la mayor parte del juego. Después no conseguí jugar con exactitud. Esa noche realmente llore.


Berna Carrasco.

Jugadora chilena la conocí en en Argentina en este Torneo de Naciones logró el 3er puesto, superando a calificadas exponentes europeas.


¿A quienes recuerda de los Jugadores varones?

Al estoniano Keres, a Tartakower, al sólido y posicional Stahlberg y al agresivo Lundin, ambos de Suecia, la imaginación de Mikenas, de Lituania. Entre los alemanes, al analítico Eliskases, al inquieto Michel, al temerario Engels, al académico Becker y al tormentoso Reinhardt; entre los ingleses, a Alexander y Thomas; entre los de Bohemia y Moravia, Foltys, Pelikan y Skalicka; al letón Petrovs y entre las nuevas revelaciones. al polaco Najdorf y al canadiense Yanofsky.


"Yo Soy Susan".

Mi libro. El recuento de los abusos físicos y psicológicos que sufrí durante mi infancia.


Su padre.

El tiempo no duerme los grandes dolores, pero sí los adormece. Citando a Sand


Lisa Lane.

Excelente ajedrecista, también es aficionada a la pintura, odia la música, en su departamento, en el no existen: ni la radio ni la televisión, dice que la música interrumpe su proceso de pensamiento. Conocí a sus gatos, dos preciosos siameses Nimzovitch y Philidor. Ha sabido manejar la publicidad.


Rock and Roll.

La música de hoy, de los jóvenes, la era del bolígrafo.

La noche.

Disfruto el cabaret, las fiestas, la vida social.

El mundo que le toco vivir.

Una sociedad rematadamente machista.


¡Es usted bella!

Gracias, -sonríe- más bien deseable,

Idea y recopilación.

Dr. Gabriel Capo Vidal.


Iterdatos si usted quieres saber más del tema.




Herman Steiner and Sonja Graf



Con Euwe.


















José Capablanca y Herman Steiner  un juego informal de ajedrez 
en Los Angeles, 1933.