domingo, 2 de marzo de 2008

Quienes jugaron ajedrez... Thal.



Thal y su hija Zhanna

Euwe aseguraba que Thal conservaba algo de los campeones anteriores. De Morphy, su brillantes. De Steinitz algo mágico. De Lasker, su enfoque psicológico. De Alekhine, la utilización sin precedentes del ritmo de juego. De Botvinnik, la energía. Se ha dicho de Thal que es un autentico virtuoso y que el placer al jugar ajedrez lo obtenía de su fenomenal visión combinatoria y que en cada partida encontraba soluciones paradójicas. También Botvinnik dijo que “Thal realizaba jugadas de apariencia ilógica. Su lógica tenia en realidad, un estricto valor practico: platearle al rival los mayores problemas posibles, y cuando este se equivocaba, Thal sabia encontrar soluciones elegantes e inesperadas”.

Thal nos cuenta que la vida de un ajedrecista es como correr escaleras arriba. Que el ajedrez es el patíbulo y el jardín del edén. Asegura que el ajedrez lo rejuvenece. El juego ciencia me ha proporcionado muchas cosas: amigos la ilusión de crear, viajar y conocer muchos lugares, pero la mayor alegría ha sido estar acompañado por un enorme auditorio de aficionados al ajedrez el ajedrez representa el cien por cien de mi vida mas diez. Es parte de mi carácter cordial y abierto.

Thal a escrito artículos para revistas de ajedrez y periódicos, ha sido comentarista para televisión y radio en varios torneos. Ha escrito libros de ajedrez, uno de ellos "Al ataque" Tal tiene una gran capacidad combinatoria. así como un espíritu de lucha y una profunda capacidad psicológica. Se mueve como pez en el agua en la posiciones muy complejas, brindanos jugadas espectaculares donde nadie las suponía como si se tratara de un mago.Su juego se caracteriza por la espectacularidad de sus ataques, los sacrificios y las variantes más delirantes, raras veces erróneas. Su imaginación ante el tablero parece no tener límites Se le explica al Maestro, ex Campeón Mundial que al nombrársele una palabra deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente. A continuación la trascripción de las preguntas y de sus respuestas.

Ajedrecista.

-- Un jugador de ajedrez es primordialmente un actor. Se sienta en el escenario preguntándose qué jugada le va a agradar más a la concurrencia. Los aficionados al ajedrez y los lectores sólo son felices cuando un gran maestro se arriesga, más que cuando se limita a mover los trebejos.
-Apertura

-La apertura es un programa obligatorio que debo desarrollar a la fuerza.

¿Te vienen a la mente ideas que no tengan nada que ver con el ajedrez?

Nunca olvidaré, mi encuentro con el maestro Eugenio Vasiukov , durante uno de los campeonatos de la URSS. La posición en el tablero era muy compleja,. No era una variante muy clara, puesto que existían muchas posibilidades. Comencé a calcular no sé por qué, pero recordé la célebre poesía infantil de Chukovski: ¡Oh, qué difícil es el trabajo de sacar a un hipopótamo del pantano!No podría explicar en base a qué asociación este hipopótamo se metió en el tablero, pero la verdad es que, mientras los espectadores creían que estaba analizando la posición, yo pensaba en cómo demonios podría sacarse a un hipopótamo del pantano.
.
Recuerdo que en mi cabeza se amontonaban cabrestantes, palancas, helicópteros e incluso, una escalera de cuerda. Después de numerosos intentos no encontré ningún método aceptable de sacarle del pantano, y pensé con amargura: "¡Pues que se ahogue!".

Caissa

Al igual que todas las diosas mitológicas, ésta también exige sus sacrificios. Sus servidores son generosos: ¡cuántos de ellos le ofrecieron toda su vida!... pero los sacrificios que con más frecuencia se ofrecen a Caissa son sus propios bienes: alfiles, peones, caballos.

¡Cuántos de ellos son sacrificados para mayor gloria de la diosa! ¡Incluso las propias reinas, a veces, son entregadas voluntariamente! Naturalmente, la suerte de estas ofrendas es muy distinta.

Unas cuantas son aceptadas por Caissa y entonces el ajedrecista alcanza la gloria y el reconocimiento de sus contemporáneos. Pero no siempre, ni mucho menos, estos sacrificios complacen a la diosa. Entonces, qué se le va a hacer, hay que esperar a otra ocasión..."

Alekhine Y Lasker.

Los admiro. Alekhine es un genio en las combinaciones. Su táctica ilumina el Tablero. Lasker es un ajedrecista que alcanzo todos los secretos en el arte introduciendo muchas innovaciones y una forma psicológica de ver el ajedrez.


Steinitz.

Su frase me va muy bien “El ajedrez no es para los pobres de espíritu"

A usted se le ha comparado con Lasker

-Es un honor exagerado. ¡Lasker cometía errores en todas sus partidas y yo solamente en una sí y en otra no!¿Calcula usted las posibilidades de su victoria en una partida?

-Para mí, el tablero de ajedrez es un campo de batalla y no los libros de un contable.

Valentía

-En la partida es importantísima, así como el arrojo.

La victoria.

La única salida posible.

La derrota.

No me entristece, ganare mañana.

Aburrición.

Partidas técnicamente correctas, ó el ajedrez sin espectadores, como un actor en soledad, un monologo en un teatro vació.

Los mirones.

Los aficionados al ajedrez, los aficionados y los lectores sólo son felices cuando un gran maestro se arriesga, más bien que cuando se limita a mover los trebejos.

Placer.

Jugar ajedrez, me siento mas atraído por el triunfo de lo ilógico, lo irracional y lo absurdo La lucha feroz dentro del tablero sometida alguna idea, una lucha por ejecutar los planes respectivos, pero el desenlace se produce por un pequeño peón, que no tiene nada que ver con el motivo principal del drama.

Jugar a mi manera.

Siempre he jugado a mi manera, siempre que me ha dado resultado. Hay que arriesgar es necesario obligar al adversario a posiciones donde las consideraciones generales no ofrecen ayuda alguna, hay que inducirle a cometer errores. Jugar al borde del abismo, así mis figuras, jugada tras jugada o sacrificio se acercan a la fortaleza del rey.Con frecuencia surgen en el ajedrez situaciones en las que el camino hacia la victoria pasa sobre un puente frágil sobre un precipicio. No a todos les gusta utilizar ese puente.

Revisión de partidas.

Es sensato comprender las cosas sentado delante de un tablero de ajedrez. Pero si a uno le va el riesgo ¿Quien se sentirá mejor en una situación de aprieto?

¿La maquina le ganara al hombre?

- El hombre acepta sin problemas que una máquina corra más que él. Pero, difícilmente aceptará, que piense mejor que él.
Fortunato afortunado.

La primera ves lo leí fue en los diarios, debido a mis sacrificios. Mencionaban que tengo suerte en ellos. He asistido a muchas variantes y refutaciones a mis sacrificios, a frases como “aquí no es correcto su sacrificio”. Pero una partida de ajedrez no se parece en nada a un análisis. Pero he tenido otros apodos; de menor a mayor de Pirata, a Mago de Riga.

Ex campeón.

- Yo fui Campeón un día más, el año 1960 fue bisiesto. Pero eso no me preocupa, porque el título de campeón es provisional, mientras que el de ex campeón es eterno.



Las normas.

Las incumplo.

Leonardo da Vinchi.

Mi maestro de ajedrez.

“Los ajedrecistas se hacen solos”

Los animales evolucionan y cito a Darwin.

La musica

La disfruto me gustan: Rachmaninov y Chopin.

Lugares públicos.

No me apetecen, me agobia ser reconocido y molestado en público. Soy bastante tímido en ese aspecto

Contrabandista.

Sonrie y dice: Lo dije alguna vez cuando se me pregunto ¿Que haría si se prohibiera el ajedrez de forma legal? si pensarlo dos veces conteste: Me convertiría en contrabandista.

Sacrificios

"Hay dos clases: los correctos y los míos.

No está nada mal para un difunto.

Tal ríe a carcajadas y cuenta que despues de su mi operación de riñón, la prensa de Yugoslavia público sui esquela. Justo al mes jugué un torneo, la última partida contra Suetin, en la misma sacrifique mi dama, ganando el primer lugar Fue entonces que comente: No está nada mal para un difunto.
Su buen sentido del humor.

Gracias. No ha sido tan fácil conservarlo.


Idea y recopilación

Dr. Gabriel Capó Vidal.

2 comentarios:

  1. Dr. Gabriel, es una hermosa página y un excelente trabajo de investigación, recopilación y edición. Ojalá puede seguir completando la larga lista de grandes personajes de la historia que han jugado al ajedrez.

    Cordialmente, Gerardo Cardona Velasco (Bogotá-Colombia)

    ResponderEliminar
  2. Hola le agradezco sus amables palabras

    Dr. Gabriel Capó

    ResponderEliminar